Increíble!

Publicado 2018-06-22
0 Comentario

Gente más perezosa que hemos encontrado en la vida

Podemos definir a la flojera como un tipo de vicio en la negligencia o descuido para llevar a cabo diversas actividades. De todos es sabido que éste vicio se va haciendo más fuerte y popular en la mayoría de la gente, por lo que hay que estar muy atentos a la hora de dejar de hacer algo por el mero hecho de no querer. Sin embargo, la flojera fue muy importante hace millones de años para los primeros humanos, ya que los hacía mantener y guardar energías para situaciones realmente peligrosas donde el gasto de recursos era mayor. A continuación, te presentamos a los perezosos del siglo XXI, que incluso al no estar enfrentándose a grandes peligros, tratan lo mayor posible de no realizar ni el más mínimo esfuerzo...

1. Ingenioso modo de comer sandía sin ensuciarte...

1. Ingenioso modo de comer sandía sin ensuciarte...

Es cierto que la sandía es una fruta algo engorrosa a la hora comerla, sobre todo porque al ser 90 por cierto agua, es casi seguro que se va a derramar algo de líquido al abrirla y prepararla para su posterior ingesta. No obstante, cabe destacar que la sandía se ha comido, de toda la vida, en gajos o porciones, por lo que ver a esta asiática (probablemente japonesa, a juzgar por los palillos) con una bolsa colgada del cuello para las pepitas y comiéndose su fruta favorita de esa manera, dice mucho de sus hábitos de vida ordenados.

1. Ingenioso modo de comer sandía sin ensuciarte... 1

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! El mundial de Rusia se ha convertido en el evento deportivo del año, pero aunque muchas personas disfrutan del grandioso espectáculo, la verdad del país anfitrión sigue levantando ampollas entre sus habitantes...

2. ¿No es mejor tomarte unos segundos para poner los huevos en su lugar?

Hay que reconocer que no a todo el mundo le gusta ir de compras, sobre todo cuando es un fin de semana en el que no tienes ganas de hacer nada. Sin embargo, en la mayoría de ocasiones no tenemos más remedio que ir, y cuando llegamos a casa con miles de bolsas llenas de artículos, lo último que queremos hacer es meter todo en el refrigerador, por lo que hay personas que lo llevan a cabo de cualquier manera, dando como resultado cosas como esta...
NOTA: ayuda a tus padres siempre que te lo pidan.

2. ¿No es mejor tomarte unos segundos para poner los huevos en su lugar?

3. Las cajas sirven de gran ayuda... ¡No en este caso!

Otro claro ejemplo de la pareza que invade a los millenials del siglo XXI, quienes solo quieren estar mirando el celular sin tener que hacer nada más. Lo más curioso de la fotografía es que el chico está sentado sobre una caja que contiene una silla para sentarse, probablemente la que irá en ese lugar. ¡Claro, el joven ha preferido esperar al momento idóneo para hacerlo, y qué mejor manera que usar la misma caja a modo de silla!

3. Las cajas sirven de gran ayuda... ¡No en este caso!

4. "Es el día de mi cumpleaños, y mi novio es muy flojo como para hornearme la torta"...

Es cierto que hay parejas a las que no les importa necesariamente celebrar su cumpleaños en ese día tan especial, pero esto ya se "pasa de castaño a oscuro". No solo no le ha preparado la tarta a su novia, sino que además ni siquiera ha sacado los ingrediente del paquete, y para colmo, le ha pegado una cutre vela con cinta aislante alrededor de la misma. ¿La ley del mínimo esfuerzo? Es probable, pero no cabe duda de que no a todas le sentaría bien este detalle...

4. "Es el día de mi cumpleaños, y mi novio es muy flojo como para hornearme la torta"...

5. Sin comentarios... ¡Algunas personas se pasan de perezosas!

Una estampa que puede observar en muchos hogares a día de hoy, y que siempre viene acompaña de una bronca de tu madre. Si has sido el último en utilizar el baño y su correspondiente papel, no puedes tener la cara tan dura como para dejar el rollo vacío ahí metido y ni siquiera tirarlo. Por si fuera poco, agarras un rollo nuevo y lo dejas en el suelo para que lo use la siguiente persona... ¡Así no se hace, chaval! Hace falta más respeto...

5. Sin comentarios... ¡Algunas personas se pasan de perezosas!

6. Este sujeto de verdad que usa muy bien su creatividad...

A decir verdad, a todos nos gusta disponer de una buena sombra cuando vamos a la piscina, porque mucho rato bajo el sol acaba cansando y además, nos quema la espalda. Sin embargo, si lo que quieres es mantener tus bebidas frías, solo tienes que seguir el ejemplo de este muchacho; se ve que derrocha mucho ingenio, por que se las ha apañado divinamente para atravesar el popote por la hamaca y poder disfrutar de su refrigerio sin que se caliente...

6. Este sujeto de verdad que usa muy bien su creatividad...

7. No vendría nada mal quitarle un poco de nieve a este coche...

En caso de que hayas pasado un duro invierno en una ciudad fría, habrás experimentado el incordio que se siente al ver que está nevando todo el tiempo. Hay casos en los que la temperatura es tan fría, que cuando la nieve se acumula en el techo de un coche, se vuelve tan dura que ni siquiera puedes quitarla sin las herramientas adecuadas. Pues bien, el dueño de este coche apenas quiso esforzarse para eliminarla, así que decidió ir a trabajar con el auto en este estado. La cuestión es si podía ver al manejar...

7. No vendría nada mal quitarle un poco de nieve a este coche...

8. Flojera nivel leyenda... ¡Es más fácil bajar y limpiar!

Una de las fotos que mejor definen en qué se convierte el cuerpo humano cuando es invadido por la pereza extrema. Sí, es cierto que todos hemos atravesado esa situación en la que estamos tan relajados que apenas queremos movernos para alcanzar algo de la estantería, pero este chaval quiso llevarlo a otro nivel. Básicamente, era más complicado agarrar, enchufar y utilizar la aspiradora que saltar por la ventana o bajar a tomar directamente la camisa.

8. Flojera nivel leyenda... ¡Es más fácil bajar y limpiar!

9. Cuando eres tan perezoso que ni siquiera quieres mover tus manos...

A juzgar por la foto, parece algún tipo de dispositivo implantado en algunas cadenas de comida rápida, como Burger King... aunque no sabríamos decir si se trata de algo verídico al 100 por ciento. Si lo mostrado es real, no cabe duda de que la seriedad de este asunto es más grave de lo que pensábamos; además de la alta ingesta de comida chatarra que se realiza en estos lugares, solo falta que ni siquiera tengas que mover los brazos para llevarte la comida a la boca...

9. Cuando eres tan perezoso que ni siquiera quieres mover tus manos...

10. No sabemos como guindó en el techo para jugar en la computadora...

Si hay alguna época en la que los juegos de computadora entre amigos se llevaban al extremo de la emoción, fue la de a partir de los años 90. En ese momento, apenas había consolas, ni juegos con gráficos en alta resolución, ni siquiera existía el juego cooperativo como hoy lo conocemos; todos debían reunirse en una habitación con sus propios ordenadores para jugar en red, y si no había sitio suficiente para todos, debías recurrir a ideas extremas, como el chaval de la foto...

10. No sabemos como guindó en el techo para jugar en la computadora...

11. Estas personas seguramente estaban muy apresuradas...

Otra fotografía que muestra el poco respeto y el mal comportamiento de algunas personas que van a comprar al supermercado. Una cosa es dejar el carrito al lado de los demás en caso de que no haya sitio, pero otra cosa es dejarlo donde te dé la gana... Aparte de demostrar lo vagos que pueden llegar a ser algunos, también se ve lo poco que les importa el cuidado de las instalaciones... ¡No lo hagas, déjalo en su sitio correspondiente!

11. Estas personas seguramente estaban muy apresuradas...

12. ¡Es más fácil colocar un aviso de resbaladizo que limpiar el agua!

No sabemos muy bien si esta situación ha sido preparada para la foto, o si realmente alguien ha sido tan vago como para no limpiar el charco y colocar directamente el cartel de "cuidado, resbala". En ese caso, el trabajador responsable de tal acto debería ser despedido, porque se ve que no tiene muchas ganas de trabajar... o quizás lo dejó ahí porque era su turno de descanso y lo iba a limpiar luego... ¡Quién sabe!

12. ¡Es más fácil colocar un aviso de resbaladizo que limpiar el agua!

13. Cuando te cuesta mucho trabajo romper la fina capa de plástico...

Es cierto que a veces, hay productos que vienen con una capa de plástico muy fastidiosa, y que incluso es incapaz de romperse con un popote normal y corriente. Sin embargo, si lo que quería esta persona era ingerir el contenido del recipiente, déjanos decirte que no le iba a ser muy fácil... Básicamente, se le iba a derramar por el camino, formando un buen estropicio. Esperemos que al menos llegara a abrirlo del todo, porque de lo contrario, se trata de alguien muy vago...

13. Cuando te cuesta mucho trabajo romper la fina capa de plástico...

14. Algunos ni se toman unos segundos en pensar para hacer algo...

No podemos creer que una personas se deje un gran trozo de manzana solo por no querer despegar la etiqueta de la misma... ¡Es increíble hasta dónde pueden llegar los límites de la pereza humana! ¿Acaso creía el sujeto que el papel viene impreso en la fruta y que no se puede quitar? Si es así en este caso, no queremos imaginarnos cuando tenga que remover si propia leche con una cuchara... ¡Qué esfuerzo!

14. Algunos ni se toman unos segundos en pensar para hacer algo...

15. El vigilante más inteligente de todos...

¡Una buena manera de distraer al ladrón! Ahora en serio... es una lástima que haya tantas personas sin trabajo y que, luego, haya otras que se queden dormidas en su trabajo y que estén todo el día quejándose del mismo. De cualquier modo, se ve que es un guardia de gran edad, por lo que es un despiste y una siesta de vez en cuando no es tan extraño. Además, si el trabajo es aburrido y no viene nadie... ¿Por qué no hacerlo? ¡Comparte el artículo con tus allegados y dale a Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Twitter/ Facebook

15. El vigilante más inteligente de todos...
10
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Memes que consiguen hacer reír hasta a los amargados
Síguenos