Increíble!

Publicado 2018-06-30
0 Comentario

Personas que deben pensar acerca de cambiar su profesión...

En la actualidad, muchas personas confunden su hobby con su profesión, por lo que más adelante es casi imposible no pagar un precio alto por ello. ¿Te apasiona lo que haces? Pues, déjanos decirte que es un buen indicador, pero según los últimos estudios relacionados con el tema, tu pasión no tiene que ser tu profesión, sino aquello que te ayuda a incrementar tu motivación para tener una jornada laboral más amena. En el caso de que te encante lo que haces, todos hemos tenido momentos en que nos sentimos muy cansados y no rendimos tan adecuadamente como quisiéramos, por lo que el día laboral se hace difícil y algo extraño. A continuación, te presentamos a una serie de individuos que probablemente no les guste lo que hacen, o sencillamente se encontraban muy cansados a la hora de rendir en el trabajo…

1. Cuando el repartidor trata de esconder tu paquete... ¡Al menos lo intentó!

1. Cuando el repartidor trata de esconder tu paquete... ¡Al menos lo intentó!

El repartidor de esta popular compañía de subastas y ventas de internet consideró que tenía que disimular de alguna manera el paquete que había llegado a casa de su cliente. No tuvo mejor idea que poner la alfombra del recibidor sobre la caja. Por supuesto nadie en todo el universo salvo él hubiera considerado un buen escondite, pues pasó todo el tiempo hasta que lo encontraran sus dueños al alcance de cualquier persona. No obstante, precisamente por ser imprevisible terminó por pasar desapercibido. No siempre este tipo de trucos terminan bien.

1. Cuando el repartidor trata de esconder tu paquete... ¡Al menos lo intentó! 1

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! A pesar de que creamos que la comida basura es deliciosa, en realidad tiene ese nombre por un motivo: están más cerca de la basura que de la propia comida.

2. ¿Esto era necesario? Tal vez el trabajador no se dio cuenta…

Muy posiblemente sobre la superficie que iba a ser pintada anduvo durante un tiempo prudencial un cartel que anunciaba que iba a pintar el bordillo pero que, por lo visto, este conductor ignoró. Ni corto ni perezoso comenzó a realizar su tarea pasando por encima del vehículo, pintando el capó del carro, las ruedas y las llantas del mismo. Posiblemente ese día no andaba con demasiado humor como para no dejar claro que el despistado debía aprender a leer las notas que dejan.

2. ¿Esto era necesario? Tal vez el trabajador no se dio cuenta…

3. Un pequeño error de cálculo... ¡Solamente se trataba de atornillar dos tornillos de la forma correcta!

Posiblemente todo responda a un error humano, pero no por ello esté carente de sentido del humor. Este botón de Stop fue montado al revés en el autobús. No sabemos si el responsable dirá que realmente es todo el vehículo el que fue construído mal o si aceptará su culpabilidad, especialmente si tenemos en cuenta que arreglar el estropicio ahora no parece tan sencillo como haberse fijado justo cuando se colocaba el interruptor. O puede que sí que lo fuese y se haya quedado como ejemplo de despiste laboral.

3. Un pequeño error de cálculo... ¡Solamente se trataba de atornillar dos tornillos de la forma correcta!

4. Todos llevamos el espíritu de niño en nuestro interior…

No parece que a esta pareja de trabajadores les importara demasiado perder el tiempo jugando con los columpios de un parque. Como si tener un espíritu infantil estuviese enfrentado a la idea de que estás en tu jornada laboral. Que espere el mundo que ellos tenían que probar el sube y baja por si no era del todo acorde a sus ideales personales. Todos tenemos derecho a divertirnos pero no en todo momento. No obstante no sabemos si a ellos les costó una sanción.

4. Todos llevamos el espíritu de niño en nuestro interior…

5. Cuando eres tan perezoso que no quieres poner el jabón líquido en la dispensa…

Gracias a los diferentes programas de televisión hemos visto auténticos destrozos en locales de hostelería, pero casi nunca nos hemos encontrado con alguien tan vago como para no entender que en un dispensador de jabón líquido hay que introducir precisamente eso, y no una barra de sólido. ¿Cómo esperaba que nadie pudiera utilizar ese invento sin tener que abrir el propio envase? Esperemos que este genio no quedara solo en eso. No obstante su trabajo no fue tan descarado como el del siguiente.

5. Cuando eres tan perezoso que no quieres poner el jabón líquido en la dispensa…

6. Los tiempos de descanso pueden ser peligrosos para algunos... ¿Muchas cervezas?

Aunque para muchos les resulte complejo trazar una línea recta sin desviarse, pero hoy en día existen toda una amplia variedad de productos que simplifican y mucho la tarea de marcar el campo. No obstante parece que la persona a la que le encargaron esta tarea le bastaba y le sobraba con una brocha lo suficientemente gruesa. El resultado, como se puede apreciar, es una auténtica obra esperpéntica, que en otros lugares se podría traducir como motivo de despido inmediato.

6. Los tiempos de descanso pueden ser peligrosos para algunos... ¿Muchas cervezas?

7. Alguien pasó la noche en este lugar…

No sabemos si fue debido al sistema de regadío nocturno o por el propio rocío de la mañana, pero este hombre comenzó a dormir relajadamente sin importarle un ápice que recibiese toda el agua sobre su cuerpo. A la mañana siguiente amaneció con la figura exacta de su cuerpo serigrafiada sobre el suelo a modo de delator. Y no cabe duda de que ni se movió durante toda la noche. Eso sí, no podemos decir que no fuese peligroso, pues según la temperatura bien podría haber agarrado un resfriado de cuidado. A veces no sabemos si es por desgana o simple incompetencia.

7. Alguien pasó la noche en este lugar…

8. El arte se puede apreciar desde cualquier perspectiva…

Al colocar los carteles que portaban estas fotografías, el encargado del montaje poco pareció importarle la orientación horizontal de las mismas. Simplemente se amparó en que tendría prisa por concluir y las fue ordenando bajo su propio criterio. Tanto fue así que absolutamente ninguna estaba en su posición correcta y hasta alguna de ellas iba a contradirección. Dislóquese cada uno el cuello para poder disfrutar del espectáculo, que el operario tendría que marcharse pronto.

8. El arte se puede apreciar desde cualquier perspectiva…

9. Nunca es buena idea pintar las aceras de la calle cuando el tiempo está lluvioso...

Si en el plan del día estaba marcado el comenzar a pintar las calles, no parece que ni un diluvio pudiera detener al encargado de pintar las aceras para evitar el aparcamiento. El resultado, además de poético quedó completamente inutilizado. La próxima vez más le valdría planificar la posibilidad de empezar su trabajo unas horas más tarde y garantizar así que no tenga que comenzar de nuevo. No obstante se podría considerar un simple error humano. Otros no tienen ni siquiera esa excusa.

9. Nunca es buena idea pintar las aceras de la calle cuando el tiempo está lluvioso...

10. Este cuadro causa una inocente ilusión óptica…

A la hora de diseñar el suelo todo parecía estar milimétricamente calculado de modo que nada escapara al caos. No obstante no contaron con que la persona que pusiera el cuadro que cubría la ventana al subterráneo iba a ser tan escasamente delicado como para situarla del revés. No obstante a todo el mundo nos quedaba claro dónde se emplazaba dicha puerta sin necesidad de ningún mapa. Eso sí, para los maniáticos del orden esto sería una completa tortura.

10. Este cuadro causa una inocente ilusión óptica…

11. Por poco logra colocar el nombre de la tienda de manera correcta…

Vale, aceptamos que en este caso se trata más de un accidente, pues parece que el luminoso sufrió un desprendimiento una vez estaba ya el negocio funcionando. No obstante la instalación distaba mucho de estar completa cuando se desprendió con tanta facilidad, pudiendo llevarse a alguien por delante. Sin duda los técnicos de montaje deberían haber dedicado algo más de tiempo a afianzar la estructura. ¿Cómo puede haber gente que trabaje así en el mundo? Pero lo que más nos preocupa: ¿Cómo pueden no ser los peores?

11. Por poco logra colocar el nombre de la tienda de manera correcta…

12. Una buena estrategia de mercadeo, ya que tienes que tomar el libro para saber su nombre…

Sin duda una buena forma de presentar los libros de misterio el esconder hasta los títulos. Esta persona sí que supo elegir cuál debía de ser su propio empleo, pues a más de uno le daría por retener cada uno de los libros por igual con tal de encontrar el que buscaba y, ya sea de paso, ojear cada uno de los ejemplares que tiene en sus manos. Gracias a este sencillo truco ya garantiza que la persona se haya interesado mínimamente, que ya es más de lo que hacen muchas otras tiendas. Simplemente brillante.

12. Una buena estrategia de mercadeo, ya que tienes que tomar el libro para saber su nombre…

13. Cuando mandas a pintar el techo de la cocina de tu casa, y el trabajador se olvida de tapar la alarma contra incendios…

Cuando te dedicas a trabajar en decoración de interiores, todo el mundo suele tratar siempre de presentarte la misma idea: si algo no lo puedes disimular, destácalo. En este caso el extremo opuesto nos permitió ver qué poco estético queda pintar un detector de humos, amén de que muy posiblemente dejara de funcionar debido a que las entradas de los receptores estuviesen taponadas. ¿Tanto trabajo costaba poner una simple tira que tapara el dispositivo? Cuando alguien no tiene ganas de trabajar…

13. Cuando mandas a pintar el techo de la cocina de tu casa, y el trabajador se olvida de tapar la alarma contra incendios…

14. Cuando tu trabajo es tan aburrido que es imposible no quedarse dormido…

Tanto es así que hasta los cuadros que tienes que proteger te señalan indignados comentando entre ellos la falta de profesionalidad. De hecho, que haya una prueba gráfica demuestra que se quedó dormida en medio de su trabajo nos hace ver que, vigilante como tal, no era. Seguramente estaría cansada de tanto dar vueltas por un museo de cuadros y prefirió echar una pequeña siesta. Increíble, ¿verdad? Parece que no fue la primera vez que pasaba algo así.

14. Cuando tu trabajo es tan aburrido que es imposible no quedarse dormido…

15. ¡Esto sí que es un ejemplo a NO seguir!

No sabemos exactamente cuál era la función o el encargo que tenía este trabajador, pues solo podemos verlo tratando de recoger agua con una pala mientras mira atentamente a la gente pasar por delante de un paso de peatones. Por el brío que tiene, desde luego, esperamos que nunca jamás ascienda a un puesto de más responsabilidad, porque no parece darlo precisamente todo por la empresa. ¿Qué trabajador te parece más denigrante? ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuentes: Twitter/ Facebook

10
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Individuos que tienen exceso de autoestima
Síguenos