Increíble!

Publicado 2018-07-03
0 Comentario

Los beneficios de poner las piernas en alto unos minutos cada día

Es probable que lo que vamos a explicar a lo largo de este artículo suene algo extraño, pero aunque no lo creas, poner las piernas en alto posee muchos beneficios. ¿Por qué? Básicamente, muchos de nosotros no estamos completamente en contacto con nuestros propios cuerpos y sus funciones esenciales, pero si piensas en el gran esfuerzo que debe hacer nuestro corazón cada segundo para asegurarse de que la sangre llegue a las extremidades, comprenderás la importancia de esta práctica. Además, descubrirás cómo puedes mejorar tu calidad de vida con la rutina más simple de todas…

¿En qué consiste?

¿En qué consiste?

Más que un ejercicio físico, se trata de una técnica terapéutica. De hecho, es un movimiento de yoga que se practica con más frecuencia con el objetivo de establecer una conexión profunda mente-cuerpo. Sin embargo, por fortuna para nosotros, también se sabe que genera grandes beneficios a nivel circulatorio. Ten en cuenta, sin embargo, que si sufres de algún tipo de lesión en la espalda o dolencia similar, no es buena idea seguir adelante con este tipo de técnica. Si quieres saber más, continúa leyendo con nosotros…

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! A pesar de que muchas personas han decidido viajar a Rusia para disfrutar de uno de los mundiales más locos y sorprendentes de los últimos tiempos, no todo son buenas aventuras, pues también lo trágico ha salpicado al evento.

La mejor manera de comenzar es colocando un pequeño cojín bajo la parte inferior de la espalda para ayudarte a lograr una postura más armoniosa. La idea es terminar con las piernas contra la pared en una posición totalmente vertical, con los brazos extendidos y relajados. ¡Eso es todo! Lo único que necesitas saber es que debes mantener dicha posición durante al menos 15 o 20 minutos sin hacer nada más; solo concéntrate en el equilibrio de tu cuerpo, la tranquilidad y la sensación de calma que invadirá tu mente.

Reduce el edema en piernas y pies

Una acumulación no natural de sangre debajo de la piel, también llamado edema, en las piernas y los pies es un claro signo de problemas de circulación, y es importante averiguar qué lo causa (sobrepeso, riñones, problemas del corazón o una dieta inadecuada). Colocar las piernas en alto promueve el movimiento de los fluidos que a veces dificultan la correcta circulación de la sangre; a veces, estar de pie todo el día hace que tus pies se hinchen. Por lo tanto, esta técnica puede ser de gran ayuda, ya que, gracias a la fuerza de la gravedad, esas zonas problemáticas lograrán un alivio rápido.

Alivia las piernas cansadas

Elevar las piernas es una de las formas más simples y mejores para ayudar a aliviar la tensión de las piernas, los pies e incluso las caderas. Estas tres áreas son las que tienden a sufrir más al final del día. Por lo tanto, este ejercicio, que cambia completamente tu postura durante 20 minutos y libera toda la tensión acumulada en dichas zonas, puede proporcionar una alivio notable que no tardarás en notar en caso de ser constante con tu rutina.

Reduce el edema en piernas y pies

Mejora la digestión

Poner las piernas en alto también es un ejercicio de algo conocido como “inversión activa”. Alterar tu posición a una en la que de repente tus pies están en lo alto y la cabeza en el suelo, te ayuda a liberar los fluidos atrapados que se acumulan en el organismo y, en segundo lugar, a mejorar la digestión. La técnica hace maravillas para impulsar la movilidad intestinal; esto nos ayuda a absorber mejor los nutrientes a largo plazo, combatiendo el estreñimiento. Además, nos ayuda a lograr un nivel general de bienestar que se notará tanto en el exterior como en el interior.

Alivia las piernas cansadas

Relaja el sistema nervioso

Adoptar esta posición también te ayudará a mejorar el patrón de respiración. Mientras te encuentras de esta guisa, retienes más aire. Poco a poco, el cuerpo tiende a adquirir un ritmo más lento y más medido de inhalaciones y exhalaciones. Esto, a su vez, conlleva un efecto fabuloso en tu sistema nervioso al ayudarte a aliviar la tensión muscular, particularmente las que tienden a acumularse alrededor del estómago, el cuello y la sienes.

Mejora la digestión

Consigue una sensación de calma

Al poner esto en práctica, lo primero que notarás es un gran alivio físico. Pero además, también hará maravillas para relajar tu mente después de un día estresante. Dado que esta posición fomenta el flujo de oxígeno al cerebro, comenzamos, casi sin darnos cuenta, a meditar, así como a descansar nuestras mentes y a sentirnos más presentes en nosotros mismos. Una mayor conciencia de nuestros cuerpos nos ayuda a envolvernos en un sentimiento de quietud, calma y armonía perfecta. Además, a medida que continúes con esta simple terapia, notarás más y más beneficios. ¡Comparte el artículo con tus allegados y dale a Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: StarStock/Twitter

Relaja el sistema nervioso
154
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
¿Halle Bailey es la mejor opción de DISNEY para interpretar a la Sirenita?
Síguenos