0 Comentario

Valientes propietarios que se negaron a vender sus casas...

La mayoría de las personas tiran la toalla cuando se hallan a sí mismo solos contra algún tipo de corporativa. ¿Pero qué se debe hacer si lo que está en juego es el hogar de una familia? Los grandes empresarios saben cómo gestionar estas situaciones y que una gran suma de dinero puede hacer que cualquiera deje su propiedad y comience una nueva vida en otra parte. Por el contrario, aún queda gente con coraje suficiente como para plantar cara a estos arrendatarios y dejar su casa intacta donde siempre ha estado. No importa lo que suceda alrededor siempre que sobre ellos no tenga repercusión alguna. ¿Conoces a alguien que le haya pasado esto?

1. Casa neogótica en Nueva York…

1. Casa neogótica en Nueva York…

La magia que transmite vivir en un hogar que más parezca algo con esencia medieval que una triste vivienda en unos apartamento de ladrillo no tiene precio. Y es que puede que tu hogar no sea más que unos pocos metros cuadrados de independencia, pero lo que siempre te resulta más tierno, más tuyo, es precisamente que lo puedas llamar hogar. Y eso no te lo van a pagar ningún constructor por muy alta que sea la cifra. Así fue como debieron pensar el resto de miembros de la lista.

1. Casa neogótica en Nueva York… 1

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! La Reina Isabel II de Inglaterra y sus nietos el Príncipe William y Harry con sus respectivas esposas Kate Middleton y Meghan Markle tienen una vida de lujos y riqueza. Pero, ¿te has planteado alguna vez de dónde sale todo el dinero de la familia real británica? ¿Cómo se ganan la vida los miembros de las casas reales? Aprovechando que la operación London Bridge está en todo su apogeo, conozcamos todos los secretos de la familia real del Reino Unido.

2. Peculiar parroquia en Nueva York…

Recogidos entre dos gigantes edificios de viviendas, los parroquianos decidieron que su iglesia no podía venirse abajo para continuar la construcción de bloques, ya que para ellos la fe estaba muy por encima del dinero. No sabemos de qué confesión se trata, pero desde luego que el coraje que mostraron estaba muy por encima de creencias, es más una convicción personal que material. También hay que decir que la iglesia es bien hermosa.

2. Peculiar parroquia en Nueva York…

3. Carretera circular en Guangzhou, China…

En algunas situaciones se exige que el desnivel de una carretera no sea superior a una determinada cifra, que evite un accidente natural o artificial o hasta que se hagan locuras en una autovía. Pero lo que tenían claro los dueños del bloque de viviendas era que su casa no se iba a derrumbar por muy poco estética que quedara para el resto de la ciudad. ¿Te gusta ver pasar los carros a cada hora? Podrías estar ante una oportunidad de oro si alguien decide mudarse. Aunque seguro que te quedas con la siguiente vivienda.

3. Carretera circular en Guangzhou, China…

4. Casa bajo un puente…

Hay quien podría pensar que vivir bajo un puente es sinónimo de pobreza, pero en este caso arroja una serie de ventajas añadidas que da un plus a los inquilinos. Nunca les va a llover encima del tejado, Jamás les va a caer ningún tipo de barro y, para colmo, siempre podrán disfrutar de una protección adicional ante algunas catástrofes. Eso sí, como la construcción diga de ceder, tu vivienda va a durar bien poco. ¿Hubieran sido capaces de comprar un departamento así?

4. Casa bajo un puente…

5. Vera Coking se negó a que su casa fuera un casino, sin importar que el dueño de este fuese el mismo Donald Trump…

Uno de los casos más sonados fue el de Vera Coking, quien tras comprar una vivienda por el precio de 20.000 dólares se encontró con que un magnate de los negocios, Bob Guccione, le ofrecía un millón de dólares para construir un enorme casino. Ella rechazó. Más tarde hizo lo propio con el siguiente propietario de los terrenos aledaños, Donald Trump, cuando le ofreció una cuarta parte. Ambos acabaron con sus negocios en la ruina y desistieron. Finalmente fue subastada por su hija por cerca de medio millón. Una pena que la voluntad de la madre no hubiese sido pasada a la siguiente generación.

5. Vera Coking se negó a que su casa fuera un casino, sin importar que el dueño de este fuese el mismo Donald Trump…

6. Edith Macefield rechazó un millón de dólares…

Tanto igual sucedió con el caso de la anciana Edith Macefield, quién rechazó otro millón de dólares por la venta de su hogar cuando unos grandes almacenes se dispusieron a construir en su mismo terreno. La mujer terminó por salirse con la suya y su casa, una granja de 108 años de antigüedad, siguió en pie. Por desgracia y a pesar de que se convirtió en todo un emblema de resistencia, tras su fallecimiento el hogar fue abandonado y hoy sigue manteniéndose, se encuentra en un estado lamentable.

6. Edith Macefield rechazó un millón de dólares…

7. Salah Oudjani se negó a dejar su casa…

Como los anteriores, Salah Oudjani no quiso que su casa y negocio, una cafetería en la que había invertido 46 años de su vida, cayesen en el olvido por mucho que unos constructores le ofrecieran un auténtico dineral. De hecho tampoco pareció importarle demasiado cuando comenzaron a destruir, derribar y retirar ladrillo a ladrillo todas las casas que le rodeaban. Él siguió firme a sus ideales y se mantuvo en pie ante el atropello de los que ven sus planes por encima de los de los demás. No sabemos cómo le terminó de salir la jugada, pero no podemos negar que el local tiene su encanto.

7. Salah Oudjani se negó a dejar su casa…

8. Hogares indestructibles en Washington DC…

Cuando lo antiguo quiere dar paso a lo moderno, el pasado parece no tener mucho que hacer. No obstante, los dueños de este par de bloques de tres plantas no quisieron incorporarse a la embajada de México, por mucho que se les hubiese insistido. No sabemos si de ahí surge esa inquina que nos muestran muchos de los estadounidenses, pero desde luego que por su orgullo se tuvo que adaptar el edificio para que no chocara con las propias construcción. ¿Creen que quedó bien?

8. Hogares indestructibles en Washington DC…

9. Esta mujer mantuvo tu casa entre sendos edificios…

A pesar de que los edificios parecen haber compactado al máximo la casa de esta mujer, lo cierto es que se trata más bien de todo lo contrario, pues fue ella quien no quiso ceder un centímetro ante las exigencias de los constructores. Hoy podemos encontrarla situada en medio de sendos bloques de viviendas, que no sabemos bien si son hoteles o edificios de lujo, pero que nada han podido hacer ante la determinación de quien no se quiere ir de su hogar. A pesar de ello no es ni de lejos tan sonado como el siguiente caso.

9. Esta mujer mantuvo tu casa entre sendos edificios…

10. Casa en medio de una autopista china…

A determinación no le gana nadie a este chino, quien se mantuvo firme ante la propuesta de construcción de una autopista que transcurría exactamente por donde él tenía su hogar. Ni corto ni perezoso decidió que no quería que le tiraran el fruto de su trabajo, negándose en redondo y obligando a todos los que optaban por elegir ese camino a encontrarse de frente con su vivienda. Poco le importó que el resto de vecinos se hubieran marchado y que los constructores ni siquiera remataran dicha obra. El edificio se quedaba allí.

10. Casa en medio de una autopista china…

11. Austin Spriggs se negó a vender su casa a unos constructores para más tarde comprarla unos dueños de un restaurante…

A veces la paciencia tiene una recompensa bastante sustanciosa. Así fue como el propietario de una vivienda, Austin Spriggs, se negó a que fuese derribada por la cuantiosa cantidad de 2 millones de dólares. Poco tiempo después brotaron edificios que lo situaron en medio de un mar de altura. En ese momento comenzaron a llegarle ofertas que de verdad le interesaron, como la que le permitió conseguir casi el doble de la cifra anterior para edificar un lujoso restaurante. ¿Habrías hecho lo mismo?

11. Austin Spriggs se negó a vender su casa a unos constructores para más tarde comprarla unos dueños de un restaurante…

12. La tienda de regalos fue inamovible…

No importa cuanto poder tengas, si un negocio montado con los sueños de un propietario de voluntad férrea se interpone en tu camino, o te adaptas a sus ideas o directamente te hundes. Así fue como tuvieron que incluir en la edificación del hotel Victoria un pequeño comercio de venta de regalos. No había manera de hacerles ver que no cuadraba con la propia estética, por lo que finalmente lo rodearon como si de una madre a su hija se tratara.

12. La tienda de regalos fue inamovible…

13. Uno de los dos propietarios se negaba a vender por lo que partieron el edificio en dos...

Los famosos dúplex, viviendas que comparten dos familias diferentes, a veces también se convierten en una increíble noticia. El diseño original de ambas viviendas era complementario, formando una especie de triángulo. Cuando uno de los dos propietarios accedió a la venta y el otro no, la solución fue completamente salomónica: se parte en dos y cada uno se queda con el suyo. Eso sí, ahora parece una especie de “antes y después”, que seguro resta valor al otro inquilino. Los últimos casos también fueron dignos de mención.

13. Uno de los dos propietarios se negaba a vender por lo que partieron el edificio en dos...

14. Propietario que no quería vender su casa en Melbourne, Australia…

El arquitecto tuvo que hacer horas extra cuando se encontró con que el inquilino de la casa que se situaba en el terreno donde tenía que levantar un enorme bloque de pisos mostró su negativa a vender. A pesar de ello, no podemos negar que la solución le dio un plus interesante a las viviendas, pues sin duda muchas de ellas disfrutaron de más luz y más ventanas exteriores. Todo un extra que nunca viene mal. Eso sí, el diseño contrasta mucho con el de la casa de debajo, todo sea dicho.

14. Propietario que no quería vender su casa en Melbourne, Australia…

15. La casa de Randal Acker rodeada de altos edificios…

El último de nuestros obstinados dueños de casas, Randal Acker, se dedicó durante muchos años a trabajar en la oficina de justicia antes de planear comprar este hogar. Una vez lo hizo, poco le importó que un hotel se presentara para comprarle sus sueños, él conocía las normas, las leyes y cómo resistir ante la presión de los más grandes. Muestra de que lo consiguió es que su residencia sigue estando en pie y hoy ya dice que le encanta recibir más luz de la que llegaba antes de la edificación. ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Twitter

15. La casa de Randal Acker rodeada de altos edificios…
154
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Del lujo a la ruina; mansiones abandonadas por los famosos
Síguenos