Increíble!Cotilleos

Publicado 2018-07-17
0 Comentario

Luka Modric: De refugiado de guerra y pastor que cuidaba cabras, al mejor jugador de la Copa del Mundo 2018

Parece mentira que un gran número de futbolistas reconocidos, y a veces denominados como: “los mejores del mundo”, provienen de familias muy humildes, con escasos recursos económicos, y muchas veces son víctimas de conflictos bélicos muy agresivos. Éste es el caso del mediocentro croata, Luka Modric, que vivió una infancia llena de serios problemas pero que no fueron impedimento alguno para alcanzar su sueño. A continuación, hemos recopilado para ti parte de la vida del excelente deportista anteriormente mencionado que a pesar de haber sido refugiado de guerra y haber vivido un pasado horroroso, se ha convertido en la actualidad en una de las figuras más emblemáticas del mundo del fútbol.

1. Luka nació el 9 de septiembre de 1985 en Zadar, Croacia.

1. Luka nació el 9 de septiembre de 1985 en Zadar, Croacia.

A pesar de que cuando Modric nació, la república de Yugoslavia aún estaba viva, fue precisamente este hecho el que le impulsó a criarse en un ambiente fuertemente marcado por la guerra. Y eso, viniendo de un habitante de la azotada región de Zadar es algo que ya de por sí suena a redundante. Y es que los pobladores originales de esta ciudad sufrieron una política activa de bombardeos por el que luego se convertiría en su presidente, el mariscal Tito. El caso de Luka no fue diferente a los demás vecinos de su localidad.

1. Luka nació el 9 de septiembre de 1985 en Zadar, Croacia. 1

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! Rusia se vistió con las mejores galas para su mundial, pero a pesar de que se esforazaran, dejaron ver sus verdaderas intenciones para con los extranjeros.

2. Creció entre una familia humilde de pastores en la zona de Velebit.

Luka se crió en una familia que se dedicaba especialmente al pastoreo en la cordillera de Velebit, donde él mismo tuvo que encargarse de cuidar de varias piezas de ganado. A pesar de ello no dejaba de soñar con la que era su mayor pasión, el fútbol. No obstante, en el momento en el que la guerra estalló su vida se truncó de inmediato, pues lo que antes era un sustento para él se transformó casi en su peor pesadilla. Su familia estaba a punto de entrar en el episodio más oscuro de sus vidas.

3. Su casa fue destruida completamente por agresores serbios.

Durante la guerra que precedió a la disolución de la antigua República de Yugoslavia, la familia Modric sufrió un duro golpe cuando la que era su casa fue completamente destruída por los invasores serbios. Desplazado y sin hogar Luka y su familia se convirtieron en refugiados, teniendo que marchar de la zona que habían llamado hogar y vagaron por el mundo en busca de ayuda. Solo fue el comienzo de su odisea, un periplo que incluso les llevó a perder a alguno de sus miembros. El conflicto yugoslavo fue una guerra fratricida que no respetó nada.

2. Creció entre una familia humilde de pastores en la zona de Velebit.

4. Toda su familia fue víctima de la Guerra de Bosnia.

Con la explosión del conflicto, la familia de Luka se vio completamente desplazada. No pudieron rescatar ninguna de sus pertenencias, teniendo que verse en la situación de no poder comer o hasta de no poder vestirse por falta de ropa. Esto pasó factura al joven, motivando que no desarrollara completamente su altura, que se quedó en solo 1’72 metros, ni que tuviese una musculatura suficientemente desarrollada. De hecho su apariencia se vio bastante demacrada.

5. Con tan sólo 5 años, Luka estaba encargado de cuidar un rebaño de cabras.

A pesar de lo que tuvo que pasar, siguió encargado de cuidar de un rebaño de cabras. Poco a poco se acostumbró a no tener nada que llevarse a la boca, a no disfrutar de una infancia de excesos, a no poder esperar de esta vida más que lo completamente imprescindible. A pesar de ello supo sacar las energías suficientes como para seguir disfrutando de su tiempo libre y seguir soñando con alcanzar la meta de su vida: el fútbol era más que una afición, era una pasión que le movía a seguir adelante.

6. Luka Modric se vio totalmente devastado por la muerte de su abuelo. Éste fue un soldado que fue asesinado en líneas enemigas.

No obstante, y a pesar de las buenas intenciones, el destino le tenía reservado un oscuro futuro. Apresado por las fuerzas enemigas y con el motivo de pertenecer al ejército, el referente que había servido de apoyo para su vida, su abuelo, fue ajusticiado tras las líneas enemigas. Este hecho marcó un antes y un después en su vida. Ahora estaba señalado y debía tratar de huir de una muerte que parecía perseguirlo. Así comenzó su exilio de nuevo, abandonando su nueva residencia y teniendo que ir cambiando cada poco tiempo.

3. Su casa fue destruida completamente por agresores serbios.

7. Después de esa muerte, tanto Luka como su familia tuvieron que moverse de hogar.

En el siguiente lugar al que acudieron tuvieron que optar por instalarse en una pensión muy barata, ya que no disponían de ninguna casa en la que poder residir. Sus pertenencias habían desaparecido y prácticamente tenían solo lo indispensable para continuar cada día. A veces no llegaban ni a eso. No obstante poco a poco iban logrando reponerse hasta que el propio Luka logró comenzar su recuperación gracias a su pasión más admirada. Su oportunidad le iba a llegar en forma de balón.

4. Toda su familia fue víctima de la Guerra de Bosnia.

8. Fue en Zadar, su localidad natal, que Luka comenzó en realidad a jugar fútbol y a mostrar su encanto por el deporte.

Gracias a su perseverancia Luka comenzó en Zadar a jugar al fútbol, destacando rápidamente por su enorme calidad y su efectividad en el juego. Sin duda tanto tiempo soñando con esta oportunidad le sirvió de acicate para darlo todo y aprender rápidamente de sus entrenadores lo necesario para lograr ascender de categoría cuanto antes. Necesitaba por llegar a lo más alto, lograr alcanzar su meta de convertirse en un futbolista profesional y hacerlo lo más rápido que pudiera.

9. Para este tiempo, Modric se encontraba muy demacrado por la dura etapa que le tocó vivir huyendo de los serbios.

A pesar de la buena voluntad, el físico de Modric distaba mucho de estar en su mejor momento. Demacrado por la vida en la guerra y por la falta de todos los nutrientes necesarios durante esa importante fase de su vida, al comenzar su carrera deportiva se encontró con el rechazo frontal de muchos ojeadores solo por el aspecto. No obstante, la calidad, la estrategia y la mente brillante eran atributos que lo hacían destacar por encima de los demás. Su brillante futuro llamaba a la puerta con fuerza y él quería abrirlo.

5. Con tan sólo 5 años, Luka estaba encargado de cuidar un rebaño de cabras.

10. Además de encontrarse con un peso muy por debajo del normal para su edad, su altura tampoco lo ayudaba.

Su aspecto demasiado delgado jugaba en su contra de manera alarmante, pero a pesar de ello recibió algunas oportunidades que le sirvieron para ir aspirando cada vez a más. A pesar de seguir encontrándose con impedimentos, nunca llegó a tirar la toalla: había sufrido muchas adversidades y ahora podía disfrutar de su sueño de alcanzar un sueño. No lo iba a tirar por la borda tan rápidamente. Fue así como se dispuso a entrar en las pruebas de selección de algunos equipos profesionales.

Jumping day in LA... ??⬆️?? Día de los saltos en LA... #RMTour#HalaMadrid

Una publicación compartida de Luka Modric (@lukamodric10) el

11. Participó en un ensayo de jóvenes en Hajduk Split para probar su talento, pero no salió seleccionado por falta de atributos físicos.

Lejos de hundirse, a pesar de encontrarse con una negativa por parte del equipo debido a su condición física, Luka decidió que era el momento de tomar las riendas de su vida. Él sabía lo que valía, conocía sus aptitudes y era consciente de su propia calidad. Es por ello que pasó a entrenarse concienzudamente para lograr aumentar su musculatura y sus capacidades. Pronto tuvo una respuesta a su esfuerzo de manos de uno de los mejores equipos de su país.

6. Luka Modric se vio totalmente devastado por la muerte de su abuelo. Éste fue un soldado que fue asesinado en líneas enemigas.

12. Tiempo más tarde, Modric entró al club Dinamo Zagreb.

No podía haber recibido mejores noticias cuando tras su enorme esfuerzo se le materializó una oferta por parte del Dinamo Zagreb, considerado por muchos como el mejor equipo de Croacia. Su carrera profesional había despegado de la mejor manera posible y Luka no iba a dejar pasar la oportunidad. Lo dio todo desde primera hora y tanto el equipo técnico como el resto de jugadores supieron ver la calidad con la que el croata se dejaba la piel cada partido.

A post shared by Luka Modric (@lukamodric10) on

13. Por ser un joven talentoso detrás del balón, el club le extendió el contrato por 10 años.

Ya instalado con un contrato a 10 años, Luka vio cómo podía darles a sus padres la oportunidad de asentarse en una zona y dejar de huir de su pasado. El jugador solo había comenzado un nuevo periplo, solo que en esta ocasión los destinos le iban a granjear varios momentos de felicidad y siempre nadando en una abundancia que se le había negado durante su infancia. Sin duda un ejemplo de superación que pronto encontró una enorme recompensa. Especialmente cuando se puso rumbo a equipos cada vez más grandes.

7. Después de esa muerte, tanto Luka como su familia tuvieron que moverse de hogar.

14. Ganó una serie de ligas consecutivamente, y luego se cambió al Real Madrid por un total de 33 millones de euros.

A pesar de desarrollar su carrera profesional de manera notable y a tener una proyección en su país meteórica, el Real Madrid le ofreció un mundo de sueño en la capital española. Así fue como el medio campo saltó a la fama mundial y se convirtió en uno de los mejores mediocampos del panorama actual. Su familia, muy unida a él, decidió acompañarle a esta nueva aventura que se le presentaba por delante. Por fín habían comenzado a tener una suerte merecida.

8. Fue en Zadar, su localidad natal, que Luka comenzó en realidad a jugar fútbol y a mostrar su encanto por el deporte.

15. Lo demás es historia. Hoy en día, Luka Modric es uno de los mejores futbolistas del mundo entero.

Gracias a llegar al equipo blanco, el futuro de Modric se volvió completamente de rosa. Con su mujer, Vanja Bosnic, tuvo sus tres hijos y ahora, gracias al mundial, se ha coronado como el mejor futbolista del campeonato. Alcanzando el mejor resultado de su historia, ha firmado un año que sin duda pasará a convertirse como una leyenda de su país. Por suerte aún le quedan muchos más para lograr superarse. ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuentes: Instagram/ Twitter/ Pixabay

158
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

De ser una niña que trabajaba en la granja, hasta llegar a presidenta de Croacia
Síguenos