Increíble!

Publicado 2018-08-08
0 Comentario

Por qué deberíamos dejar de seguir a todos nuestros amigos en las redes sociales

Más de tres mil millones de personas, alrededor del 40 por ciento de la población mundial, utilizan las redes sociales a menudo, pasando un promedio de dos horas diarias compartiendo, dando me gusta, tuiteando y actualizando sus muros en tales plataformas, según varios informes. Con los medios sociales desempeñando un papel tan importante en nuestras vidas, ¿podríamos estar sacrificando la salud mental y el bienestar, así como nuestro tiempo? ¿Qué sugieren todas las evidencias al respecto?

Un estudio llevado a cabo por el medio Insider analizó las extrañas prácticas que adoptan las personas en las redes sociales y la tendencia de las nuevas generaciones a buscar vacaciones para desconectar de la red… y luego publicar una y otra vez fotos en busca de cierta “validación” por parte de los demás…

Una publicación compartida de CRC (@r.c.con) el

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! Aunque cada vez que el ser humano trata de predecir el destino suele equivocarse, nunca antes estuvimos tan cerca de nuestro futuro.

La cuestión que generaba era: “si hay muchas personas interesantes, inteligentes y divertidas en la vida real. ¿Por qué sus publicaciones de Instagram resultan tan poco auténticas y molestas, además de extremadamente frecuentes?

Es probable que tú mismo te hayas sentido de la misma manera con las publicaciones de tus amigos, familiares y conocidos…

Y mientras que algunos “millennials” se quejan de que la cultura de los influencers es falsa, no es raro que resulten mucho más irritantes los post que pertenecen a las personas que conocemos y amamos en la vida real…

Instagram se ha relacionado con el empeoramiento de la salud mental entre jóvenes y adultos por igual…

Esto, generalmente, se atribuye a ciertos sentimientos o el miedo a ser ignorado; la teoría es que cuando revisamos Instagram, vemos la mejor versión de la vida de otra persona, y eso nos hace sentir inadecuados…

Claro que, esa no es siempre la causa de la frustración de las redes sociales; para algunos, Instagram es algo malo porque las personas que conocen y aman de verdad no parecen hacer uso de la plataforma…

Uno de los participantes del estudio de Insider se dio cuenta de que las personas que más apreciaba en la vida real, era las más molestas en las redes sociales, así que se preocupó…

No obstante, no sabía si sus amigos pensaban lo mismo de él; desconocía si su persona online coincidía con la que realmente es. Esa es la cuestión de por qué trataba de no mirar las publicaciones de Instagram de las personas que conocía…

De cualquier modo, en un momento dado, decidió pedirle a su madre que cambiara todas las contraseñas de Facebook, Twitter e Instagram, e instó en que no se las diera hasta que hubiera transcurrido una semana…

Aunque pensaba que se volvería loco, resultó ser una de las mejores semanas de su vida adulta; sintió que su cerebro pertenecía completamente a él, en lugar de funcionar como si estuviera enganchado a la colmena de Internet por primera vez en años…

Después, decidió crearse una cuenta en Instagram separada en la que no seguiría a ninguna de las personas que conoce en la vida real. Del mismo modo, trató de alejarse de Facebook completamente: “Los hitos de otras personas me son indiferentes, son aburridos. Si alguien que me importa se casa, generalmente iré a la boda”, dijo...

Por qué deberíamos dejar de seguir a todos nuestros amigos en las redes sociales 1

Cuando regresó a las redes sociales tras una semana de “limpieza”, comenzó a seguir cuentas de su estilo de vida: comida, viajes, moda y lugares remotos. “Mi Instagram era ahora un mundo que no tenía nada que ver con mi vida real, y ahora es lo primero que compruebo cuando me despierto por la mañana…”

Al final llegó a la siguiente conclusión: “mi experiencia actual de Instagram carece de las emociones complejas que surgen cuando veo las identidades falsas de Internet de mis conocidos, amigos y familiares. Cuando miro las historias de personas que conozco de vez en cuando, encuentro que actúan más como ellos mismos en sus historias, algo que se refleja en muchos memes…”

“Pero me di cuenta de que las emociones negativas surgen cuando veo, por ejemplo, a una chica con la que fui a la universidad fingiendo que es una madre bloguera sana, en lugar del humano defectuoso y gracioso que sé que es en la vida real. Ella podría mostrar su verdadera personalidad en las historias de Instagram, pero por lo general, nunca lo hace…”

“Cuando usaba solo una cuenta de Instagram, las publicaciones que seguía por motivos de fantasía (moda, comida, fitness, etc) se mezclaron con las personas que conozco en la vida real, y eso creó una extraña disonancia…”

“Cada pocas páginas, encontraba una foto al azar de uno de mis amigos que pretende ser algo que no es. Las primeras veces, era algo emocionante, pero después de un tiempo, podemos confundirnos acerca de quiénes son realmente nuestros amigos…”

“Así que, definitivamente, decidí limitarme a mirar las historias subidas a Instagram de mis amigos, en lugar de sus muros; no es nada personal, me gusta más de esa manera…”, concluyó…

Aunque sus declaraciones puedan ser una tontería para muchos, lo expresado en dicho estudio es algo que pensamos la mayoría; las redes sociales no son más que un hervidero de gente pretendiendo lo que no es, sumida en una realidad en la que parece que la felicidad y aceptación solo se consigue mediante “me gustas” y seguidores… ¿Crees que también deberíamos dejar de seguir a nuestros amigos en Instagram? ¿Qué opinas al respecto? ¡Comparte el artículo con tus allegados y dale a Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Twitter/Instagram/Insider

8
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
¿Cuál es el signo del zodiaco con la mente más picante de todas?
Síguenos