Increíble!

Publicado 2018-08-09
0 Comentario

Personas que nunca piensan dos veces antes de actuar

Mientras seguimos vivos, cometemos una serie de errores que nos avergüenzan en cierto modo. Sin embargo, lo importante es aprender de ellos y extraer lecciones valiosas para no volver a cometer tales imperfecciones. En esta galería hemos recopilado para ti una serie de personas que sin duda alguna aprendieron grandes lecciones y que estamos seguros que más nunca volverían a cometer tales errores. A continuación, te presentamos a los afortunados que fueron víctimas de las malas jugadas del destino… ¡Sus errores en muchos casos fueron catastróficos!

1. Un pequeño error técnico que le costó el trabajo a este señor.

1. Un pequeño error técnico que le costó el trabajo a este señor.

Siempre que tenemos que comenzar un trabajo debemos de planificarlo correctamente para evitar errores como el que vivió este hombre. Igual que cuando tenemos que fregar, a este pintor se le fue cerrando el campo de acción hasta que literalmente tuvo que esperar a que se secara la pintura para poder culminar el espacio en el que se había recluído. Sabedor de que una pisada podría mandar al traste su trabajo, a punto estuvo de costarle el suyo si no hubiese tenido la paciencia de un sabio budista.

1. Un pequeño error técnico que le costó el trabajo a este señor. 1

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! Si te has visto envuelto en un terremoto, posiblemente hayas grabado a fuego algunas normas. Por desgracia no todas ellas son del todo reales.

2. El trabajador que construyó este banco en el parque, no eligió el mejor lugar.

Sin duda cuando el encargado de colocar el mobiliario urbano se decidió a colocar el banco no se habría percatado de que había una salida de agua justo debajo, o simplemente no había caudal que provocara que el chorro de agua pusiese completamente perdido al usuario. Aunque seguro que si el calor aprieta lo suficiente, ese asiento será la mayor salvación de toda la calle. Solo hay que esperar que el líquido no esté sucio o terminaremos maldiciendole.

2. El trabajador que construyó este banco en el parque, no eligió el mejor lugar.

3. Mi novia utilizó este método para no perder sus llaves. ¿Bastante innovador, no crees?

A pesar de que a lo largo de la historia de la humanidad se han dado muchos casos de auténticos genios, la persona a la que se le ocurrió la idea de colocar las llaves de este candado de esta forma no se encontraba entre ellos. Y es que, justo en el momento en el que tuviese que abrirlo se encontraría con que ninguna de las dos alcanza, obligándose a romper alguna de las dos “cabezas” para lograr sacarla y terminar por abrir el cierre. Sin duda durante ese proceso estará pensando que mejor que tenga otras virtudes como persona.

3. Mi novia utilizó este método para no perder sus llaves. ¿Bastante innovador, no crees?

4. "Es la primera vez que mi amiga saca el coche para dar una vuelta. Se ve que no sabe ni echar gasolina".

Si bien es cierto que esto es un riesgo extremo, el no saber cómo echar gasolina en un coche puede terminar por ser el peor de los desastres. Esta usuaria creyó que era suficiente con acercar la manguera y apretar el gatillo para que el fluído se autodirigiese a su vehículo. No queremos ni imaginar a qué precio le costaría llenar de esta forma su depósito completo. Por suerte creemos que la desgracia no fue a mayores, porque con ese nivel de inteligencia con suerte acertó a encontrar las llaves.

4. "Es la primera vez que mi amiga saca el coche para dar una vuelta. Se ve que no sabe ni echar gasolina".

5. "Mi tío hizo algo que dudo mucho que funcione. Más adelante, la moto se destruyó en pedazos".

Cuando vemos esta imagen no podemos sino plantearnos qué se rompería primero, si la moto, la rueda del carro o la propia correa. Seguro que otras personas menos amantes del caos se plantearían realmente en qué pensaba la persona que decidió anclar un vehículo a una rueda, pues podría llegar a provocar una ruptura del propio carro si no se hubieran dado cuenta. Por suerte la estupidez dio rápidamente paso a una lucidez momentánea y lograron entrar en razón. Menos mal.

5. "Mi tío hizo algo que dudo mucho que funcione. Más adelante, la moto se destruyó en pedazos".

6. "Cuando compras un cargador nuevo y te sientes tan emocionado que lo cortas sin querer porque estabas desesperado por abrirlo".

Ya te avisan en la mayoría de los envoltorios que no se deben utilizar herramientas cortantes como unas tijeras, pues corremos el riesgo de rajar el propio material. Pero en este caso la persona superó las expectativas, pues no solo se quedó en romper el plástico de la cobertura, sino que también escindió el propio cable. A partir de ese momento, o eres un ingeniero con una enorme cantidad de herramientas a mano o directamente te tocará irte a la tienda otra vez para comprar otro. Menudo desastre.

6. "Cuando compras un cargador nuevo y te sientes tan emocionado que lo cortas sin querer porque estabas desesperado por abrirlo".

7. "Un pequeño error técnico. Onions en inglés significan: Cebollas. ¿Serán otro tipo?".

Puede que muchas personas pensaran que al colocar una palabra inglesa su producto se iba a vender solo. No obstante cuando tienes unos conocimientos mínimos del idioma sabes que las cebollas (onion) no tienen nada que ver con las mazorcas de maíz. Esperemos que el problema estuviese relacionado con una falta que sacos del nuevo producto más que con un error en el proceso de embalaje. Sea como fuere parece que no pasó a más. Otras personas sí que sufrieron las consecuencias de su necedad.

7. "Un pequeño error técnico. Onions en inglés significan: Cebollas. ¿Serán otro tipo?".

8. "Mi madre compró una nevera y no calculó su longitud para llevarla a casa. Se llevó una multa de tránsito muy costosa".

Parece que cuando nos vamos de compras en muchas ocasiones no pensamos en las dimensiones de lo que terminamos comprando. Tanto fue así que esta persona no creyó importante tomar las dimensiones de el electrodomésticos que adquirió o de pensar en cómo llevárselo antes de sacarlo de la propia tienda. No sabemos cómo llegó a finalizar la situación, pero desde luego no creemos posible que usara su propio carro para el transporte.

8. "Mi madre compró una nevera y no calculó su longitud para llevarla a casa. Se llevó una multa de tránsito muy costosa".

9. "El carpintero que vino a nuestra casa de seguro tuvo un día fatal para cometer tal error".

Todos nos hemos creído en alguna ocasión suficientemente inteligentes como para tratar de hacer de manitas, pero casi siempre terminamos pagando el pato con una experiencia nula. Por desgracia también solemos darnos cuenta demasiado tarde. En este caso fue cuando una persona terminó de colocar las bisagras de la misma y anclarla al marco cuando se percató de que el pomo de la misma estaba en el lado opuesto al que debería estar. Dicho de otro modo, había montado la puerta del revés, y ahora siempre tendría los agujeros que demostraron su incompetencia.

9. "El carpintero que vino a nuestra casa de seguro tuvo un día fatal para cometer tal error".

10. "Mi hermano ama hacer combinaciones químicas con lo que ingiere. Es peligroso pero a él no le importa".

De todos es conocido el efecto que algunas mezclas tiene, pero de entre todas las reacciones la más popular posiblemente sea la de mezclar mentos con una bebida carbonatada como un refresco. Es por ello que cuando esta persona se encontró en lo que parece ser un medio de transporte público con un vaso y un envase individual se le ocurrió la broma. No obstante no creemos que fuese a producirse una deflagración con esas cantidades.

10. "Mi hermano ama hacer combinaciones químicas con lo que ingiere. Es peligroso pero a él no le importa".

11. "Cuando piensas que la cámara no mostrará ninguna imagen de la cintura para abajo, pero te equivocas y sales al aire".

Otro de los mitos que más popularmente se han esparcido por toda la red desde tiempos inmemoriales es el de que los presentadores de televisión, más concretamente los de los noticieros, no utilizan nada para cubrirse de cintura para abajo. Tanto es así que en algunos programas se aventuraron a ofrecer las imágenes y, para sorpresa de muchos, en varios casos el mito era un hecho. No conocemos si en su caso respondía a una broma o si en realidad era así como aparecía en los medios.

11. "Cuando piensas que la cámara no mostrará ninguna imagen de la cintura para abajo, pero te equivocas y sales al aire".

12. "Mi primo siempre tiene miedo porque piensa que le van a robar la bicicleta en algún lugar público. Nosotros creemos que nadie la mirará"

Otro ejemplo de gran genio de la seguridad fue esta persona que decidió que para evitar que nadie le robase la bicicleta la ancló a este firme pivote. Lo que no pensó es que en realidad lo único que tendrían que hacer es elevar ligeramente la bicicleta y sacar el candado. Además, por la zona en la que fue colocado ni siquiera entorpecería la conducción hasta un lugar más privado en el que abrirlo. Menos mal que las condiciones de la misma no eran precisamente demasiado interesantes.

12. "Mi primo siempre tiene miedo porque piensa que le van a robar la bicicleta en algún lugar público. Nosotros creemos que nadie la mirará"

13. La hermana de mi madre no tiene mucho conocimiento acerca de autos. ¡Alguien que la ayude, por favor!

Se le había pinchado una rueda y no pensó mejor manera para inflarla que utilizar un extintor. Por desgracia no conocemos las consecuencias que podrían tener a largo plazo, aunque nos queda completamente claro que los residuos que se provocarían podrían ser un motivo para tener que cambiarla en un futuro no muy próximo. Lo único de lo que sí estaríamos seguros es que la boca del extintor no encaja en la del coche, por lo que finalmente todo quedaría reducido a que se perdería la presión y se llenaría de residuo. Eso sí, como idea parecía buena.

13. La hermana de mi madre no tiene mucho conocimiento acerca de autos. ¡Alguien que la ayude, por favor!

14. "La compañía para la que trabajo me mandó a cambiar el color del agua a rosa por el día del cáncer de mamas. Pienso que por poco lo logro".

A veces por cuestiones de estética otras por puro espectáculo, esta empresa añadió un colorante al agua para tratar de cambiar el color de la misma a un tono rojizo. Al parecer no pensaron en las consecuencias, porque al final bien parecía una película de vampiros, algo tan chocante que tuvieron que dejar de utilizarla. Eso sí, seguro que nadie se atrevió a probarla por si acaso sí que se trataba del líquido vital humano. ¿O puede que se tratara simplemente de un accidente?

14. "La compañía para la que trabajo me mandó a cambiar el color del agua a rosa por el día del cáncer de mamas. Pienso que por poco lo logro".

15. Esto es lo que pasa cuando entras por primera vez en la cocina para preparar algo.

Bien sea cuando compramos un costoso robot de cocina, una cocedera de arroz o una máquina para hacer helados, uno de los problemas a los que solemos enfrentarnos en una cocina es que no tengamos la más mínima idea de dónde colocar la máquina. Si por desgracia creemos seguro uno de los hornillos, el siguiente paso es encenderlo por accidente y mandar al traste todas nuestras aspiraciones culinarias. En este caso por lo menos se dieron cuenta cuando el daño posiblemente no fuese tan grave como para tener que arrojar la máquina a la basura. ¿O sí? ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Twitter/ Facebook

15. Esto es lo que pasa cuando entras por primera vez en la cocina para preparar algo.
1
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

La supuesta pareja samaritana que recaudó 400.000 dólares para un indigente que resultaron unos estafadores de la buena voluntad
Síguenos