Increíble!

Publicado 2018-08-13
0 Comentario

El jardinero que padece una enfermedad terminal gana una demanda de 289 millones de dólares contra una industria alimenticia

Un jurado ha ordenado que la multinacional dedicada a los productos agrícolas Monsanto pague 289,2 millones de dólares debido a una demanda judicial que afirma que dos de sus pesticidas llegaron a causar cáncer. El veredicto del jurado en el tribunal supremo de San Francisco es el último golpe a esta empresa que ahora forma parte de Bayer. Y es que en 2015 la Organización Mundial de la Salud determinó que los glifosato presentes en diversos herbicidas, podían ser cancerígenos.

La semana pasada, en la primera de miles de denuncias que han llegado a los tribunales, el jurado tomó la decisión unánime en contra de dos productos…

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! Si te has visto envuelto en un terremoto, posiblemente hayas grabado a fuego algunas normas. Por desgracia no todas ellas son del todo reales.

Según el jurado, los herbicidas Ranger Pro y Roundup presentan un daño substancial a los consumidores.

Entonces, Monsanto debería haber conocido estos riesgos potenciales y falló al no advertir a los clientes como el protagonista de hoy, Dewayne “Lee” Johnson.

Johnson había trabajado como jardinero en el Distrito Escolar Benicia Unified en San Francisco, y fue diagnosticado con El linfoma no hodgkiniano.

El jurado le indemnizó con casi 40 millones por daños y perjuicios y 250 en daños punitivos…

Johnson tiene 46 años, tiene 3 hijos y comenzó a trabajar en 2012. Testificó que durante varias horas al día en su empleo usaba estos herbicida para controlar las hierbas de las escuelas.

“He pasado por mucho dolor. Verdaderamente te lo quita todo. No estoy mejorando,” comentó el afectado.

“Nunca hubiera usado este producto en forma de spray en los patios de los colegios o en los alrededores si supiera de los daños que entrañan…”

A Johnson no le quedan muchos meses más de vida, según sus doctores. Su mujer comunicó que tenía que asistir a dos trabajos, a veces durante jornadas de 14 horas para pagar las facturas médicas…

Monsanto comunicó que podría apelar. Los daños punitivos, que normalmente son mayores que la propia indemnización, pueden ser reducidos en una posterior revisión.

“Simpatizamos con el señor Johnson y su familia”, comentó el vicepresidente de la compañía Scott Partridge.

No obstante, Partridge expresó que numerosos estudios científicos y autoridades sanitarias de USA y otros países hallaron que los glifosatos no causaban cáncer.

La Agencia de Protección del Entorno de USA clasificó a los glifosatos como posiblemente cancerígenos a humanos en 1985, pero se modificó en 1991.

Scott Partridge dijo que Monsanto iba a “Defender con vigor este producto, el cual presenta una historia de 40 años de seguridad y continúa siendo una herramienta vital y efectiva para agricultores…”

Los abogados de Johnson argumentaron que Monsanto sabía que los análisis con el glifosato eran insuficientes…

Y que los empleados escribieron artículos científicos favorables a los herbicidas pagando a científicos para que se publicaran con otro nombre…

Brent Wisner, uno de los magistrados de Johnson expresó: “Finalmente somos capaces de mostrar al jurado los documentos secretos de Monsanto probando que conocían que estos productos podían generar cáncer.”

El próximo juicio contra esta multinacional involucrando al pesticida Roundup está programado para comenzar en octubre.

Existen más de 4.000 demandas judiciales de este tipo que la empresa tendrá que enfrentar en el futuro…
Fuente: Twitter

56
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Hay maneras de saber quién es inteligente por sus hábitos
Síguenos