Increíble!

Publicado 2018-08-30
0 Comentario

Los trágicos eventos de la princesa de Gales con los que no pudo tener paz ni de niña

Como bien sabrás, se ha hablado mucho de la princesa Diana de Gales, quien llegó a ser un personaje muy querido por el pueblo británico y el mundo en general, y que debido a su muerte temprana, acabó dejando muchas preguntas sin contestar en torno a la vida que tu tuvo como miembro de la monarquía. Claro quedó que su matrimonio con el príncipe Charles no fue precisamente algo idílico, sobre todo cuando descubrió ciertas pistas que indicaban un posible engaño, un asunto que al final acabó siendo, para desgracia de Diana, totalmente cierto. Pero, ¿qué hay de su infancia? Quédate con nosotros para saber más…

Una publicación compartida de x (@camaalot) el

Antes de convertirse en princesa, Diana fue una niña tímida pero afectuosa, respetuosa pero traviesa. Cuando pasó alrededor de una década tras su muerte, las dos mujeres que ayudaron a criar a Lady Di decidieron ofrecer un retrato nuevo e íntimo de la niña que acabaría convirtiéndose en la “Princesa del Pueblo”...

Los trágicos eventos de la princesa de Gales con los que no pudo tener paz ni de niña 1

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! Kate Middleton se ha convertido gracias a sus buenas formas en una digna aspirante a continuar con la carrera de Lady Di, la eterna princesa del pueblo. ¿Está a la altura?

Diana Frances Spencer nació en el seno de una familia con privilegios; creció en Park House, una casa de campo arrendada del estado de la familia real en Sandringham, Norfolk, Inglaterra. Sus padres, Johnnie y Frances Spencer, eran unos miembros muy conocidos de la aristocracia inglesa…

Los trágicos eventos de la princesa de Gales con los que no pudo tener paz ni de niña 2

Inge Crane llegó a la vivienda de Park House acogida de forma temporal cuando Diana apenas tenía 3 años. “Siempre hubo algo especial en Park House; es difícil saber qué, pero algo era”, dijo en su primera entrevista, ofrecida de forma exclusiva al medio CNN. Sin embargo, la vida en al casa no era del todo normal…

La propiedad de la Reina estaba a más de 1 km de distancia, y los jóvenes príncipes Andrew y Edward (futuros suegros de Diana) la visitaban con frecuencia para nadar en la piscina. Cuando el mayordomo tocaba el timbre para la cena, los niños corrían hacia las escaleras, deslizándose por la barandilla para acabar en el comedor...

A pesar de crecer en las sombras de la riqueza, Crane y Mary Clarke, quien fue niñera de Diana desde los 9 años, describieron una infancia “ordinaria” para ella, una “marimacho” a la que le encantaba salir al aire libre, trepar los árboles y jugar con animales. “Era una niña adorable. Muy, muy tierna”, dijo Crane…

Sin embargo, dentro de Park House, el matrimonio de los padres de Diana se estaba desmoronando cada vez con más intensidad. El divorcio finalizó en el año 1969, y Clarke dijo que esa turbia etapa acabó teniendo un efecto inmenso en la pobre Diana, que solo era una niña…

“Cuando yo iba a recoger a Diana a la escuela y venía caminando hacia mí, tenía los ojos abatidos”, dijo Clarke sobre su primera reunión, cuando Diana tenía 9 años. Como consecuencia, el hogar roto la hizo sentir tremendamente diferente con respecto a sus compañeros de clase…

Además, otro factor importante es que el divorcio era, relativamente, poco común en ese momento en Inglaterra. Y lo que fue aún más inusual: el padre de Diana obtuvo la custodia de sus cuatro hijos. En ese entonces, habían pasado casi 40 años y Clarke aún recordaba la primera conversación que tuvo…

Diana dijo: “Nunca me casaré a menos que me sienta realmente enamorada, porque si no estás enamorado, te vas a divorciar, y yo nunca tendría la intención de hacerlo”, recordó Clarke. “Esta fue una declaración bastante profunda para una niña pequeña en ese momento. Los sueños de la infancia de Diana era estar felizmente casa y tener una gran familia…”

Su sueño, específicamente, era casarse con el príncipe Carlos, que era 12 años mayor que ella. Mientras que otros niños de 13 años solo querían escuchar a sus estrellas del pop favoritas, la habitación del internado de Diana estaba decorada con imágenes del Príncipe, lo cual era bastante extraño teniendo en cuenta su edad…

Al describir la volátil relación de sus padres, Diana reflexionó sobre el impacto que tuvo, especialmente en su hermano Charles. “Para mi hermano y para mí, fue una experiencia muy triste y dolorosa. Charles me dijo el otro que se había dado cuenta de cuánto le había afectado el divorcio hasta que se casó y comenzó a tener una vida propia…”

Diana describió su propia infancia como “muy infeliz”, y agregó que de niños, ella y su hermano veían llorar a su madre casi todo el tiempo, lo que les frustraba mucho. Además, añadió que se les impedía hacer preguntas sobre el estado de su madre, describiendo la atmósfera como “muy inestable”...

Hablando sobre el momento en que vio a su padre abofetear a su madre en la cara, Diana recordó haberse escondido detrás de la puerta mientras su madre lloraba. La madre de la princesa Diana, Frances, dejó a su padre en 1967 por el magnate Peter Shand Kydd, al mudarse de la casa familiar ubicada en Norfolk a Londres…

Después del divorcio, Diana sintió todo el peso del chantaje emocional que su madre le brindó, y agregó que “para una niña de nueve años, fue algo devastador”. En sus cintas póstumas, Diana recordó cómo su madre había deseado desesperadamente que sus hijos vivieran con ella, pero acabó perdiendo la batalla por la custodia con su padre…

Resultó en unos jóvenes Charles y Diana Spencer pasando los fines de semana con su madre en su nuevo hogar. “Las vacaciones siempre fueron muy sombrías porque, por ejemplo, eran cuatro semanas: dos con mamá y dos con papá, y el trauma de ir de una casa a otra, con cada padre tratando de inventar un hogar con cosas materiales en lugar de cosas táctiles reales, es lo que más ansiamos, pero nunca lo obtuvimos…”

“No podían sentir el brazo del otro sobre sus hombros, ni tampoco se abrazaban…” Diana era muy consciente de que su nacimiento, como otra hija, trajo una gran decepción a sus padres. Dolorosamente a sabiendas de que sus padres querían un varón, dijo de sus años de juventud que: “no podía entender por qué estar cerca de mí era como una molestia”...

Luego, se supo que sus padres habían tenido un hijo que había muerto, justo antes del nacimiento de Diana. La princesa dijo: “Era un niño, John, que murió a las 10 horas de nacer en 1960, y mis padres estaban locos por tener un hijo y un heredero: Qué aburrimiento, vamos a tener que volver a intentarlo, y luego vino una tercera hija. Lo he reconocido y está bien. Lo acepto…”

Clarke, una de las niñeras, había oído rumores acerca de una Diana traviesa: muchas trabajadoras como ella habían ido y venido, e incluso una fue encerrada en el baño por la Princesa. Pero, según Clarke, la Diana que ella conoció nunca le dio “ningún dolor de cabeza”. De hecho, ella misma se hizo niñera cuando creció, interesándose especialmente por su hermano Charles y ayudando en la casa…

Como princesa de Gales, Diana cautivó al mundo entero con las mismas cualidades que destacó ante sus niñeras: su afecto, su vulnerabilidad y sus miserias privadas. Todo esto acabó cambiando el rostro de la monarquía, manteniendo a la niña tímida de un hogar destruido en el centro de atención, incluso décadas después de su muerte. ¿Qué piensas al respecto? ¡Comparte el artículo con tus allegados y dale a Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Instagram

19
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

El supuesto desconocido amante de Lady Di era amigo del príncipe Carlos
Síguenos