Increíble!

Publicado 2018-09-06
0 Comentario

La extraña nube que le quitó la vida a más de un millar de personas de una pequeña población

En el mundo ocurren fenómenos inexplicables. Algunos de éstos son de carácter trágico como el ocurrido en Camerún en el año 1986. Esta tragedia acabó con la vida de 1700 personas y con más de 3000 cabezas de ganado. A continuación te contamos todo lo que se sabe al respecto de este extraño suceso que hasta el día de hoy es considerado un misterio de la ciencia.

Esta tragedia ocurrió un día 21 de agosto del año 1986 durante la noche con un saldo muy trágico y devastador. La experiencia fue aterradora y quienes aún la recuerdan lo hacen con la impronta del trauma.

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! A pesar de que tras la tragedia de la central de Chernobil todos pensamos que nadie se había quedado a vivir en esa región, algunos fueron los que se negaron a abanondar su hogar en unas condiciones infrahumanas.

El lugar de la catástrofe abarcó varias aldeas del noroeste de Camerún. Los pobladores que sobrevivieron simplemente se despertaron atónitos. Esa vivencia les dividió la vida en un antes y un después.

El motivo de tales muertes fue por inhalación de gases tóxicos que emanaron de un lago de naturaleza volcánica. Esos gases son en extremo letales y han cobrado la vida de mucha gente.

Las víctimas se concentraban en los alrededores del lago Nyos, que se encuentra ubicado en la frontera de Camerún con Nigeria. Las escenas de muerte por esta tragedia fueron dantescas.

Dicha tragedia tuvo un carácter de catástrofe internacional puesto que el presidente para la época apeló a la comunidad internacional por ayuda. En Ese instante múltiples organismos se movilizaron.

A raíz de la catástrofe se iniciaron investigaciones para terminar exactamente qué había ocurrido. Los equipos de investigación estaban conformados por lo mas elitesco del mundo científico.

Acudieron entonces al área investigadores y expertos de todo el planeta para determinar las causas. El tipo de abordaje investigativo se realizó desde distintas aristas. Entre los investigadores se encontraba Peter Baxter.

Peter Baxter llegó dos semanas luego de la tragedia y aún en ese instante había todavía muchos cuerpos esparcidos. La escena no podía ser peor al punto que aún se le recuerda con horror.

Cuando el equipo de investigación llegó al lago Nyos las aguas estaban quietas y había peces y animales muertos en toda el área. El ambiente en general era de una inmensa desolación. Era simplemente pos apocalíptico.

Solamente habían sobrevividos ranas en el área del lago y ello es debido a la gran resistencia de dichos animales. Era simplemente una escena propia de la ficción más espeluznante.

Otro de los investigadores que estuvo en el lago recuerda que el agua se encontraba quieta y tenía un color marrón rojizo. Inclusive los colores habían cambiado para estar a tono de lo infernal.

Una vez hechas las investigaciones se pudo determinar que se había producido una ola de unos 40 metros debido a una alteración en las profundidades del lago. Cada vez las evidencias se tornaban más surreales.

Sin embargo, para ese momento seguía siendo un misterio la causa de esa alteración en lo profundo el lago. El misterio tomó algún tiempo en ser revelado. Requirió de mucha investigación poder resolverlo.

También había evidencia de que se había producido una explosión de naturaleza volcánica y que ella era la causa de la perturbación. A partir de este punto se pudieron ir determinando todas las causas.

Los reportes de un olor a huevos podridos les dio pistas a los científicos de que se trataba de una acumulación de dióxido de carbono que había sido liberada desde las profundidades del lago.

En primer término los científicos fueron al lago tras pistas y ahí no hallaron nada que tuviese que ver con azufre. Sin embargo quedaría por corroborar la veracidad de estos indicios.

Cuando se analizaron documentos sobre los efectos del dióxido de carbono se encontró que produce alucinaciones que hacen pesar en olor a huevos podridos. Ya aquí todo hacía sentido en cuanto a lo ocurrido.

Entonces se pudo ir determinando que la concentración de dióxido de carbono se estuvo acumulando en el lago durante años. En otras palabras el lago se había convertido en una inmensa bomba de tiempo.

La mayor parte de los sobrevivientes eran niños, puesto que se hallaban a resguardo en sus hogares mientras que los adultos estaban al aire libre. Esta tragedia fue de las perores del siglo XX.
Fuente: Twitter / Instagram

35
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

La policía de Texas está buscando a una mujer misteriosa que llama a los timbres de las puertas por la noche
Síguenos