Increíble!

Publicado 2018-09-06
0 Comentario

La carta revela cómo sufrió de la reina Isabel II tras la muerte de la princesa Diana

En agosto de 2017, una carta que había sido escrita por la Reina 6 días después de la muerte de Diana, salió a la luz. Vestida de negro en el Palacio de Buckingham la noche anterior al funeral de la Princesa del Pueblo, la reina Isabel II se dirigó a la nación en directo, declarando: "Nadie que haya conocido a Diana podrá olvidarla". Ella estaba hablando, según dijo, como monarca y como abuela. "Era un ser humano excepcional y dotado. En los buenos y en los malos momentos, nunca perdió su capacidad de sonreír y reír, ni de inspirar a los demás con su calidez y amabilidad". Quédate con nosotros para conocer todos los detalles...

Pero, ¿cuáles fueron los pensamientos privados de Su Majestad esa semana, en los que fueron los días más dramáticos y conmovedores de su reinado? Resulta que una carta escrita por ella de su puño y letra a una de sus agentes de más confianza, Lady Henriette Abel Smith, fue descubierta el año pasado...

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! Kim Kardashian sigue revelando sus facetas ocultas, en este caso la maternidad, siendo un ejemplo para muchos y una aberración para otros.

Fue escrita seis días después del funeral de Diana y, por primera vez, arroja detalles fascinantes sobre lo que la Reina llama las "emociones" de la Familia Real. Ella, el príncipe Carlos, Willian y Harry se quedaron en Balmoral, donde habían estado la semana anterior cuando recibieron la terrible noticia...

El contenido de la carta, en respuesta a una de las condolencias de Lady Abel Smith, está impresa en su mayoría. "Mucha gracias por su carta sobre la trágica muerte de Diana", dice. "De hecho, fue terriblemente triste, y ella es una gran pérdida para el país..."

"Pero la reacción pública ante su muerte y el servicio en la Abadía parecen haber unido a la gente alrededor del mundo de una manera bastante inspiradora. William y Harry han sido muy valientes y estoy muy orgullosa de ellos". Sorprententemente, la Reina también agregó una posdata personal con su propia letra...

"Creo que tu carta fue una de las primeras que abrí, ¡las emociones todavía están agitadas, pero todos hemos pasado por una experiencia muy mala!", dijo. Las cartas privadas de la Reina rara vez salen a la superficie en público, y este caso es bastante curioso...

Lady Abel Smith fue una dama de honor desde 1949 hasta 1987, y su carta, una copia de la cual fue enviada a The Mail, ahora está en manos privadas y fue subastada después de su muerte, a la edad de 90 años, en el pasado año 2005. Se considera una pieza muy preciada...

Los comentaristas de la realeza creen que refleja el dolor de las mujeres por la muerte de Diana y el efecto en William y Harry, así como el desconcierto de la Reina ante la confusión pública por la respuesta aparentemente distante de la familia real...

El doctor David Starkey, un eminente historiador que ha escrito muchos libros sobre la monarquía, insiste en que esos comentarios deben verse desde su contexto. "Es importante recordar que, como la mayoría de su generación, la Reina es muy reservada emocionalmente", dice...

También explica que, en ese momento, ella fue acusada, erróneamente, en su opinión, de "no mostrar suficiente compasión y empatía". Poco después de la muerte de Diana, la Reina y los príncipes Philip, Charles, Willian y Harry fueron a la iglesia como de costumbre en la finca de Balmoral...

El vicario recibió instrucciones de no mencionar a Diana en el servicio, lo que provocó la acusación de que, probablemente, era la única iglesia del país que no la puso en sus oraciones. Era como si la Princesa hubiera sido borrada de la historia; incluso hay evidencias de que Harry, en ese entonces de 12 años, le preguntó a Charles en la iglesia: "¿Estás seguro de que mamá está muerta?"...

La intensidad de la respuesta pública a la muerte de Diana, a la edad de 36 años, sorprendió al Palacio de Buckingham. Al igual que la furia entre los diputados y el público, que sentían que la realeza se mostraba distante e indifente. Las hostilidades seguía en contra de la familia real...

El público también se cabreó por el hecho de que el asta de la bandera del Palacio de Buckingham había quedado al descubierto, en marcado contraste con la forma en que se habían bajado las banaderas de todos los demás edificios oficiales, con las miles de flores en las puertas del mismo...

Pero cuando, finalmente, la Reina llegó a Londres y realizó su transmisión televisiva, la multitud rompió en aplausos espontáneos; ella rompió el libro de reglas para apoyar a la nación en su dolor. Esa reacción público le llegó al corazón, de acuerdo al comentarista Michael Thornton...

"Al hablar de una muy mala experiencia, la Reina no solo mencionar el impacto de la muerte de Diana, sino que los acontecimientos de la semana posterior no tuvieron precedentes para algiuen que tenía una vida tan estricta y ordenada. Sospecho que todavía se esfuerza por comprender lo que sucedió cuando salió a hablar en público...", dijo...

Penny Junior, cuya biografía semi autorizada de Camilla Parkes Bowles encabezó la lista de éxitos de ventas, sugiere que la Reina estaba tratando de ser una buena abuela al ser injustamente criticada por hacerlo. "Estaba pensando en William y Harry", dijo. "Por primera vez, puso a la familia primero al quedarse en Balmoral con los niños..."

"El hecho de que esos muchachos fueran tan valientes y capaces de hacer ese horrible paseo detrás del ataúd, tiene mucho que ver con el apoyo que recibieron durante esa semana por parte de sus abuelos. Si su abuela los hubiera dejado ir a Londres, habría sido terrible para ellos..."

Ian Shapiro, un destacado coleccionista londinense de recuerdos de la realeza, dijo que era casi inaudito leer una carta de la Reina en la que expresa unas opiniones tan privadas. "Creo que esos comentarios reflejan la confusión total de la Reina", dijo...

"Ella estaba siguiendo su instinto al quedarse con sus nietos. Al mismo tiempo, el Gobierno la intimidaba sobre la necesidad de hacer un discurso público a la nación, de abandonar Balmoral y de bajar la bandera sobre el Palacio. La mala experiencia resume todo eso..."

Agregó: "El uso del signo de admiración al final de la carta es significativo. He visto muchas cartas escritas por la Reina y rara vez, si es que alguna vez, la usa. Cuando se usa apropiadamente, la exclamación representa un alto nivel de emoción, y eso es claramente lo que la Reina estaba sintiendo".¿Qué piensas al respecto? ¡Comparte el artículo con tus allegados y dale a Me Gusta en nuestra página de Faceboook!
Fuente: Twitter/Instagram

25
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Fotos de Kate Middleton en traje de baño que alborotan a la realeza
Síguenos