Increíble!Animales

Publicado 2018-09-07
0 Comentario

Enfermedades más peligrosas que pueden transmitir los gatos

A pesar de que los gatos nos dan compañía y a menudo parecen unos dechados de ternura; lo cierto es que pueden ser portadores de enfermedades que nos pueden complicar la vida mucho. Por eso es bueno estar siempre al tanto de qué implicaciones de salud tienen estos animalitos tan hermosos y amigables. A continuación te hablamos más al respecto de algunas enfermedades que trasmiten los gatos.

Ver esta publicación en Instagram

Вот этё коска! ??⠀ #кощька

Una publicación compartida de кощька (@sladkaya_koschka) el

1. Enfermedad por arañazo de gato

Esta enfermedad es algo común y la misma ocurre justamente en el sitio donde se produce un arañazo de un gato. El agente que la produce es la bacteria conocida como "Bartonella henselae", por dicha razón al padecimiento se le conoce también como "Bartonellosis". Aunque muchas veces los amantes de estos felinos se niegan a aceptar algunas de estas consecuencias por compartir su vida con estos animalitos, lo cierto es que estas afecciones existen y hay que tener mucho cuidado con ellas.

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! Cuando vemos a un tiburón en el agua siempre nos entra el pánico, pero en realidad tenemos más posibilidades de sobrevivir de lo que pensamos.

No se necesita que el rasguño sea grande ni profundo para que se produzca el contagio. Con uno pequeño la bacteria infectará los vasos sanguíneos humanos, aun cuando los gatos no manifiesten síntoma alguno. Es justamente por este motivo que quienes gustan de la compañía felina consideran que este es más bien un invento de los detractores de los gatos para justificar su aversión por ellos. Pero, no, esto en realidad existe y puede ser de bastante gravedad.

Ver esta publicación en Instagram

Meet Reyna, my beautiful Bombay sweetheart.

Una publicación compartida de Fascinating Felines (@fascinating.felines) el

Se producirá entonces una ampolla de unos 5 centímetros alrededor del arañazo. Asimismo, se desarrollará fiebre, dolor de cabeza, al igual que inflamación de los ganglios linfáticos. Esta enfermedad se previene simplemente evitando los arañazos de los gatos. Cabe mencionar que hay que ser bastante cuidadosos al momento de convivir con cualquier animal que nos pueda hacer alguna herida, por más mínima que sea. La recomendación es siempre mantener buenos hábitos de higiene al momento de convivir con ellos.

2. Gusanos redondos

También conocida como Lombriz intestinal, esta enfermedad produce síntomas del estilo de neumonía fiebre, tos, y agrandamiento del hígado. También se puede presentar una erupción cutánea. Llega a ser confundida con algunas enfermedades gastrointestinales y hasta con ciertos padecimientos transmitidos por algunos mosquitos. Pero, una vez que se analizan a fondo, se llega a la conclusión de que se debe a la convivencia diaria con los mininos.

Este mal tiene sus ciclos desde el momento que se entra en contacto con el animal y las larvas en cuestión. Para prevenirla es imprescindible desparasitar a los gatos con relativa frecuencia. Eso sin mencionar las ya mencionadas medidas de higiene pertinentes para mantener alejados a los parásitos. Los dolores producidos por esta enfermedad son altos, bastante similares a los que provoca una diarrea infecciosa. Por ello que a menudo sea confundida con otro tipo de padecimientos.

3. Giardia

Esta enfermedad se produce por parásitos del estilo de los protozoarios que afectan a la zona intestinal. Asimismo, algo que caracteriza a esta enfermedad es lo terriblemente dolorosa que es debidos a calambres intestinales. La intensidad con la que se manifiesta ha sido descrita casi como dolores premenstruales en el caso de las féminas, y en el caso de los varones, como cuando se ingiere algo echado a perder o en muy mal estado.

De igual modo se produce una diarrea muy severa con un muy mal olor asociado. En líneas generales los síntomas desaparecen de modo natural en la mayoría de las personas luego de 2 o 3 días. Sin embargo, en ciertas condiciones de un sistema inmunológico débil podría ser fatal. Sobre todo si no es atendida de manera oportuna. Esto ocurre frecuentemente debido a que el afectado considera que únicamente es una infección común e incluso llega a automedicarse, ignorando la intensidad del dolor.

4. Salmonelosis

La bacteria salmonella se encuentra tanto en los intestinos como en las heces de los animales y los humanos. También se encuentra en las carnes crudas. El tipo de intoxicación que produce esta bacteria se caracteriza por vómitos y diarrea. Cabe señalar que estas bacterias pueden ser transmitidas casi por cualquier animal. No obstante, la frecuencia en el caso de los gatos es muy elevada por el tipo de cercanía que los amantes de estos felinos tienen con sus mascotas.

Es sumamente importante, a modo de evitar el contagio con la salmonella, tener extremo cuidado con la manipulación de las heces de los gatos. Asimismo pueden presentarse los síntomas acompañados de fuerte dolor abdominal, aun cuando estos tienden a desaparecer solos luego de 2 o 3 días. Es la diarrea, de no ser controlada, lo que puede provocar severos daños al organismo debido a la deshidratación que generalmente acompaña a estas deposiciones constantes.

5. Toxoplasmosis

Esta infección la produce un parásito monocelular conocido como toxoplasma gondii. Dicho parásito se reproduce únicamente en las células que recubren el intestino de los gatos. La infección ocurre por contacto con la heces de los felinos. Al ser las personas quienes manipulan de algún modo los residuos de sus mascotas, el riesgo es bastante latente. La recomendación es siempre usar guantes y un cubrebocas para evitar cualquiera de estas horribles enfermedades.

El mayor peligro de esta infección es para las mujeres embarazadas. En estos casos se pueden producir abortos espontáneos. No existe vacuna para prevenir la toxoplasmosis. En cambio deben extremarse las medidas de higiene como lavarse las manos luego de manipular gatos o sus residuos. Cabe señalar que esta recomendación se extiende también a la manipulación de cualquier otro animal, pues estos maravillosos seres puede contagiar muchas enfermedades a los seres humanos.

6. Tiña

Esta enfermedad es esencialmente causada por un hongo, el cual coloniza la capa muerta de la piel y se producen lesiones de tipo circular. Es muy fácil la transmisión entre mascotas y personas. Los integrantes del reino fungi se expanden y afectan otras zonas cercanas si no se les cierra el paso de manera oportuna y puntual. Por tal motivo, este es quizá uno de los padecimientos transmitidos por estos felinos que es más complicado de erradicar.

Un sarpullido bastante doloroso es el signo más evidente de que se posee la infección. Adicionalmente se pueden producir escamas. En la mayoría de los casos el uso de cremas antimicóticas puede curar esta enfermedad. No obstante, al tratarse de un padecimiento visualmente evidente, muchas personas tienden a alarmarse de más cuando se dan cuenta de que algo en su piel no está bien. Por fortuna, si se le hace frente a tiempo no causa mayores problemas en el paciente.

7. Infección por Campylobacter

Esta bacteria centra su ataque en el área intestinal. Adicionalmente es bastante fácil que se produzca el contagio de los gatos a los humanos. El no lavarse las manos adecuadamente puede redundar en el contagio. La recomendación es la de no únicamente usar agua y jabón abundante, sino también, de ser posible, aplicar algún tipo de gel antibacterial para evitar cualquier contagio o contagiar a alguien más después de haber estado en contacto con nuestra mascota felina.

Asimismo, los síntomas incluyen fuertes dolores abdominales, al igual que diarrea que muchas veces es sanguinolenta. Lo indicado es acudir al médico y a menudo el tratamiento implica el uso de antibióticos. Jamás promoveremos la automedicación bajo ninguna circunstancia. Nadie como nuestro médico especialista puede determinar, en base a los síntomas, el tratamiento y la dosis pertinente para combatir la enfermedad. ¡No se automedique y consulte a su médico!

8. Infección por Cryptosporidium

Esta infección es análoga a la que se produce por giardia. El agente patógeno es el Cryptosporidium. Usualmente se producen fuertes diarreas con presencia de moco y mal olor. En general son síntomas bastante desagradables. Pero, al igual que la mayoría de los padecimientos que ya hemos venido enlistando, tiene síntomas demasiado similares con las del resto de enfermedades gastrointestinales; por ello la negación de los pacientes a tratarse de manera correcta e inmediata.

La mejor manera de prevenir esta enfermedad consiste en acentuar las medidas de higiene y tener mucho cuidado en lo relativo a la manipulación de los gatos o de sus heces. En todo caso siempre es bueno extremar las medidas. Puede que muchos de nuestros lectores tengan gatos ahora y estén incluso pensando que exageramos, pero, en verdad no es así. Siempre es mucho mejor extremar las medidas precautorias para evitar incidentes demasiado desagradables y dolorosos.

Ver esta publicación en Instagram

Selfish #cat #cats #gatos #funnycats #catslovers #catlover

Una publicación compartida de Cat Karin Titino (@adryfield) el

9. Rabia

Los principales órganos afectados por la rabia son el cerebro y la médula espinal. La infección se produce desde una mascota infectada a un humano a través de la saliva de aquélla. Es una enfermedad sumamente grave. No obstante, a diferencia del resto de padecimientos enlistados, la rabia es mucho más fácil de detectar, tanto en los animales como en las personas que la padecen, pues sus síntomas son bastante evidentes; por ello que se puede reaccionar casi siempre a tiempo.

Asimismo, el modo típico mediante el cual se transmite es a través de las mordeduras de perros o gatos. Hay que tomar en cuenta que una vez que se declaran los síntomas de la enfermedad, ésta puede ser fatal. Por fortuna en la actualidad se tiene ya bastante conocimiento de este mal, por lo que los avances de la medicina en ese sentido son enormes. En conclusión, la recomendación es extremar las medidas de higiene al manipular a nuestra mascota y, en caso de presentar alguno de estos síntomas, acudir a ver a nuestro médico.
Fuente: Instagram

8952
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Alimentos que podemos consumir prácticamente sin límite
Síguenos