Increíble!Controversial

Publicado 2018-09-10
0 Comentario

¿Qué dijo el Rey Felipe VI mientras Letizia y Sofía discutían?

Las familias reales independientemente del país que sean, siempre se hallan envueltas en controversias por lo que se pueden encontrar fuertes discusiones y discusiones de estas en Internet. Ejemplo de esto es la realeza española que de por sí, desde hace un tiempo está atravesando por momentos críticos en donde aparentemente la única salida es el divorcio de los reyes españoles. A continuación, hemos recopilado para ti una serie de palabras que fueron dichas entre los reales mientras se encontraban saliendo de la misa del Domingo de Resurrección... ¡La reina Letizia sigue aumentando su rechazo en la nación española!

1. La reina Letizia ya desde hace un tiempo es reconocida por sus peleas en público.

Motivadas en gran medida por los desplantes que ha ido recibiendo por parte de su familia política, los reyes eméritos, Letizia siempre ha querido alejar lo máximo posible su participación e intenta controlar incluso las interacciones con sus hijas cuando aparece en público. No obstante tiene que comprender que estas son, aunque suene raro y doloroso, las herederas al trono y que sus destinos están ligados a los intereses de la corona y no a la voluntad ni de su madre ni de su padre. Por ello los enfrentamientos deberían quedar apartados por el bien del puesto que ella misma desempeña.

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! Kate Middleton se ha convertido gracias a sus buenas formas en una digna aspirante a continuar con la carrera de Lady Di, la eterna princesa del pueblo. ¿Está a la altura?

2. La historia viene de largo

A comienzos de este año, salió a la luz los malentendidos entre Letizia y la reina Sofía mientras ambas se encontraban en la Catedral de Palma. Al parecer la emérita se encontró con un fotógrafo conocido por ser el encargado de realizar las instantáneas de palacio, motivo por el cual ella misma decidió que quería acercarse a tomarse una imagen de recuerdo con sus queridas nietas, a las que pocas veces puede ver tranquilamente y con las que casi ni tiene contacto. Ambas pequeñas lucieron espléndidas sonrisas mientras posaban ante las cámaras cuando la propia Letizia comenzó a interferir.

3. Mientras las damas reales se encontraban saliendo de la misa del Domingo de Resurrección, sucedió lo más esperado.

La intención, muy bien avenida, es bastante habitual en la imagen de la propia reina, que siempre ha gozado de una increíble aceptación por parte de todo el pueblo español. Por contraste, la figura del monarca sí que ha gozado de mejores momentos, siendo su honor mancillado por las constantes malas decisiones, como la de tener varias amantes públicas, aparecer con ellas en situaciones conflictivas o hasta comportarse como una persona senil. Toda la reputación que había conseguido con su actitud durante el golpe de estado ha ido quemándose con el paso del tiempo.

4. Como no es raro, la reina Letizia siempre dando de qué hablar mientras esta vez impedía que Sofía se tomara fotos con sus hijas.

Al descubrir la situación, la reina Letizia simplemente se interpuso entre los fotógrafos y sus hijas, tratando de obstaculizar la realización de las imágenes. En ese momento, las propias infantas demostraron su malestar por la actitud tan agresiva y poco educada de su madre, llegando a apartar una mano de la reina emérita para tratar de aliviar lo que para ellas fue un momento muy incómodo. Esto, por supuesto, fue visto de una manera muy negativa tanto por la prensa como por los propios españoles, que solo veían en ella una persona huraña y muy poco educada. Hay incluso quienes han dicho que la propia reina está tirando la imagen de la corona por los suelos.

5. Los videos inmediatamente le dieron la vuelta al mundo, por lo que causó gran desagrado en España principalmente.

Debido a las burlas de su marido, la reina emérita se ha ganado una fama de persona muy sufrida, que ha tenido que vivir un auténtico infierno por culpa de alguien a quien siempre consideró un compañero de vida ideal. No obstante, cuando parecía que había hecho las paces y había perdonado a su pareja por las constantes infidelidades de las que era objeto, ahora resurgen los problemas a través de la figura de su nuera. Por desgracia para esta última, esta postura no le pasó buena factura, ya que la gente es más de Sofía que de Letizia, amén de que además la propia reina goza de una reputación muy negativa debido a diferentes actuaciones muy poco adecuadas.

6. En el incidente, todos se dieron cuenta, incluso el rey emérito Juan Carlos que miraba con repudio a la reina por su comportamiento.

Sabido por todos el desprecio que siente el rey emérito hacia su nuera, a la que siempre le echó la cruz encima, este comportamiento no hizo sino corroborar que por muchos esfuerzos que realizaran nunca podría estar a la altura de alguien como su predecesora. De hecho fue precisamente un comentario suyo en el que dijo, literalmente, “No me gustas pero haré de ti una reina”. Él, por su parte, cumplió con su parte del trato en cuanto a la afirmación, ya que gracias a su abdicación la actual ocupante del cargo se convirtió en la nueva monarca consorte, pero no quita que haya cambiado el agrado que siente el propio Juan Carlos por la que ahora es la sucesora de su esposa Sofía.

7. Hace algunas semanas, un experto en lectura de labios pudo adivinar lo que los miembros de la realeza se decían en ese momento.

A pesar de que todos vimos las imágenes, no fue sino hasta que un experto pudo analizar lo que hablaban que salió a la luz la verdadera enemistad que vivían. La conversación que mantuvieron por un lado el rey Felipe VI con su mujer, la reina Letizia, para luego añadir lo que dijeron las figuras de los padres de este entre ellos fue algo que no dejó a nadie indiferente, pero que inició una espiral de preocupación sobre si realmente debería aprender a dominar su carácter. El amor que pudiera sentir el monarca se vio de pronto cortado cuando la figura de su pareja se enfrentaba contra la que representan sus padres, quienes le dieron todo lo que tiene en la actualidad. Sin duda por respeto debía defenderlos.

8. Lo primero que dijo doña Sofía a su nuera fue: "Déjalo por favor", mientras la reina Letizia se trataba de atravesar en la fotografía.

Lo primero que dijo doña Sofía a su nuera fue: "Déjalo por favor", mientras la reina Letizia se trataba de atravesar en la fotografía. Sabedora de que existe una prohibición no pública por parte de la propia monarca de aparecer juntos, la emérita simplemente quería tener un recuerdo del momento sin pretender hacer daño a nadie. Lo que pudo haber quedado ahí, simplemente fue una motivación para dar rienda suelta a la ira y manía controladora por parte de Letizia. Los maridos respectivos también se vieron involucrados cuando la cosa fue a mayores. Al fin y al cabo la imagen es algo sumamente importante para las monarquías de la actualidad, que dependen del calor y el cariño del pueblo para poder existir de manera pacífica.

9. Por otro lado, cuando el rey Felipe se dio cuenta de la situación, no tardó en dirigirse a su consorte.

Una vez el conflicto llegó a mayores, con una reina que trataba de enfrentarse delante de las cámaras a su suegra, el rey tuvo que tomar cartas en el asunto. El problema vino cuando el talante del monarca, de espíritu conciliador y pacífico, se enfrentó con la propia Letizia, quien siempre ha tenido fama de poseer un carácter más agresivo y dominante. El rey, de fondo, simplemente observaba como su hijo, al que conoce a la perfección, desempeñaba un papel muy poco tajante. Su firmeza, algo que debería ser un arma suficiente como para dominar situaciones conflictivas en las que se amenace al propio país, se vio trágicamente dañada. El mensaje de Felipe no pudo ser menos contundente.

10. Este también dijo: "Por favor, déjalo" primero a Letizia y después a su madre.

De una forma muy elegante y calmada, un simple “por favor, déjalo” no iba a calmar los malos humos de ambas mujeres que pugnaban por el derecho sobre la infanta y la princesa. Independientemente de lo que hubieran pactado entre los miembros de la familia, la figura del rey se puso en entredicho cuando comenzaron a aparecer ciertos comentarios en los medios. ¿Si un rey no es capaz ni de gobernar a su propia familia y evitar conflictos de este tipo, cómo podemos esperar que sea capaz de dirigir un país en caso de extrema necesidad? Sin duda el daño que había hecho Letizia había ido mucho más allá de una simple disputa familiar, estaba destruyendo una institución.

11. Por su parte, el rey emérito Juan Carlos al darse cuenta del pobre comportamiento de Letizia se dirigió a su hijo.

A pesar de que el rey sí que posee un carácter mucho más dominante que su hijo, evitó enfrentarse a la persona que estaba atacando a su esposa para no convertir la situación en un auténtico polvorín. No obstante sí que intentó por todos los medios dirigirse a su hijo para tratar de solucionar la situación de la forma más diplomática posible. Sabedor de lo que implica la figura del rey para España y de la delicada situación que atraviesa por culpa tanto de él como ahora de Letizia. No obstante parece que, de nuevo, el talante de Felipe dejó las cosas en una situación un poco complicada e inesperada.

12. Las palabras hacia Felipe fueron: "Felipe, Felipe. Ven un momento. Eso hay que hablarlo".

Aunque don Juan Carlos siempre ha sido conocido por ser una persona capaz de atacar sin reparo, como demostró con su actuación contra el difunto Hugo Chávez, cuando entonó el famoso “¿Por qué no te callas?” que pudo suponer un conflicto diplomático de proporciones preocupantes contra Venezuela. No obstante por suerte, a pesar de que tanto la noticia como la imagen fue vendida por todo el planeta, no pasó a mayores gracias a los movimientos de los funcionarios de ambos países. No obstante, ya con la edad más avanzada y con una posición de segunda línea, prefirió hablar sobre esa situación no de cara a la galería sino más orientada a no dañar la imagen de su hijo en un entorno más privado y sin ojos indiscretos. No obstante la respuesta de Felipe fue tan tajante como firme.

13. Por lo que don Felipe se negó a discutir del tema en el lugar y le respondió: "¿Qué?, ¿Cómo?, Ahora no, ahora no, sabes que no es el momento, ¿entiendes?".

Para Felipe, sabedor de que dejar a su madre y su hija a solas solo iba a suponer una pérdida de poder y prestigio para alguna de las dos, la mera idea de abandonar la situación le pareció desestimada desde primera hora. Él simplemente se limitó a querer afrontar la situación in situ y sin los consejos de nadie. Siempre ha confiado en su propia capacidad para resolver situaciones de esta índole, por lo que se lanzó a mediar para que todo se resolviera de una manera pacífica. No obstante, estamos seguros de que luego hubo una auténtica batalla campal una vez finalizó el encuentro ante las cámaras.

14. Al final, doña Sofía se dio cuenta que la reina no iba permitir por nada del mundo dejarse fotografiar con sus nietas.

Fue la propia Sofía quien, una vez más, demostró ser una persona mucho más dialogante, más calmada y mucho más digna del título que ahora solo ostenta de manera emérita. Por desgracia Letizia solo se ganó aún más la fama de dominadora y de impertinente, algo que no le va a servir para nada como figura política. A pesar de que cuando se dieron el sí quiero muchos depositaron en ella una alegría por ver cómo el pueblo llegaba a un puesto de poder, ahora otros muchos han dejado claro que no cualquier persona vale para ocupar un cargo como el suyo, especialmente teniendo en cuenta la cantidad de recursos que se destinan para ello.

15. Y evitando un escándalo mayor, se acercó a su esposo y le comentó: "Bueno, no hay nada que hacer".

Sin duda alguna, el comportamiento de Letizia deja mucho que desear. La brecha que abrieron ambas de manera pública parece que luego se fue suavizando, puede que debido a que el propio Felipe lograse mediar con la reina para que ambas mantuvieran una actitud de cordialidad, si bien no de cariño, ante las cámaras. No podemos obligar que su relación no es la que pudieran tener dos personas normales, sino que su vida debe ser un ejemplo para todos los súbditos de la nación. No sabemos si este proceso será largo o si realmente las habilidades diplomáticas del monarca han terminado por evitar futuros conflictos entre ambas, pero parece que por ahora la imagen de las dos reinas de España ha mejorado bastante. ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Instagram

160
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

El enfrentamiento entre el rey Juan Carlos y la reina Letizia
Síguenos