Increíble!Controversial

Publicado 2018-09-11
0 Comentario

Ni tan santa: La Madre Teresa de Calcuta también tenía un lado oscuro

Absolutamente todos los seres humanos tenemos un lado oscuro, incluso esas personas a las que consideramos universalmente buenas por naturaleza. El caso de la Madre Teresa de Calcuta no fue la excepción, de acuerdo a un grupo de detractores que sostienen que también poseía sus prácticas habituales no tan santas como cabría esperar, a parte de amistades muy reprobables. ¿Crees verdaderamente que la realidad es tal cual te la pintan? Aquí puedes ver otras facetas de esa realidad respecto a la Madre Teresa de Calcuta experimentó en su paso por la Tierra que bien podrían hacerte verla con ojos muy diferentes.

Ver esta publicación en Instagram

NÄO IMPORTA AQUILO QUE SOU ... MAS AQUILO EM QUE ME TRANSFORMO ! *As 23 Respostas de Madre Tereza de Calcutá* 1- Qual é o dia mais belo? R- Hoje. 2- Qual é a coisa mais fácil? R- Equivocar-se. 3- Qual é o maior obstáculo? R- O medo. 4- Qual é a raiz de todos os males? R- O egoísmo. 5- Qual é a distração mais bela? R- O trabalho. 6- Qual é a pior derrota? R- O desânimo. 7- Quais são os melhores professores? R- As crianças. 8- Qual é a primeira necessidade? R- Comunicar-se. 9- O que nos faz mais feliz? R- Ser útil aos demais. 10-Qual é o maior mistério? R- A morte. 11-Qual é o pior defeito? R- O mau humor. 12-Qual é a pessoa mais perigosa? R- A mentirosa. 13-Qual é o maior erro? R- Abandonar-se. 14-Qual é o pior sentimento? R- O rancor. 15-Qual é o presente mais belo? R- O perdão. 16-O que é imprescindível? R- O lar. 17-Qual é a rota mais rápida? R- O caminho reto. 18-Qual é a melhor sensação? R- A paz interior. 19-Qual é o abrigo mais eficaz? R- O otimismo. 20-Qual é a maior satisfação? R- O dever cumprido. 21-Qual é a força mais potente do mundo? R- A fé. 22-Quais são as pessoas mais necessárias? R- Os pais. 23-Qual é a coisa mais bela de todas as coisas? R- O amor. Vou passar pela vida só uma vez: Por isso qualquer coisa boa que eu possa fazer, ou alguma amabilidade que possa fazer a algum ser humano, devo fazer agora, porque não passarei de novo por aqui. (Teresa de Calcutá) #gratidão #amor #serhumano #trabalho #crianças #medo #comunicacao #paz #paixao #lar #teresadecalcuta By #vandapinheiro

Una publicación compartida de Vanda Pinheiro (@vandapinheiro.oficial) el

1. ¿Era real el altruismo?

De acuerdo a un estudio e la Universidad de Ottawa el supuesto altruismo de la Madre Teresa de Calcuta era solo un producto mediático, potenciado especialmente por la comunidad cristiana para generar una imagen muy acorde con el ideal de lo que debería ser una misionera. Siempre amiga de pobre y salvadora de los desvalidos y los huérfanos, lo cierto es que la ilusión que trataron de vender sobre esta mujer ahora beatificada se aleja sobremanera de la realidad cuando investigas sobre los protocolos empleados en sus congregaciones y las normas que la propia Teresa administraba para sus fervorosas seguidoras.

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! La vida de las mujeres que se entregan al voto de clausura es un auténtico misterio para el resto del mundo. A pesar de ello hemos sacado a la luz sus increíbles condiciones.

2. La atención médica

Al parecer la atención médica daba mucho que desear en los centros de asistencia por las condiciones insalubres. Algunos detractores de la figura de Teresa aludían a que la mujer reutilizaba agujas hipodérmicas, provocando contagios, no administraba los medicamentos correctos y no hacía diferencia entre los enfermos que podían y no podían ser curados. Esto, por supuesto, supuso el empeoramiento de algunas personas que podrían haber salido sin más complicación en caso de acudir a cualquier otro centro médico, pero que se encontraron en su lugar con uno de los horrores propios de las películas de terror.

Estas condiciones estaban relacionadas con que ella prefería emular el modelo de sufrimiento de Cristo, haciendo que sus pacientes encontraran la salvación de sus almas mediante el mismo martirio que padeció Jesús en la cruz y no preocupándose tanto por el propio aspecto corporal de las personas que ingresaban. Los casos de pacientes que no aguantaban el dolor que producía una herida infectada sin recibir ni anestésicos ni medicamentos para recuperarse fue algo bastante habitual en sus centros. No obstante los defensores de la ahora santa simplemente omitían este aspecto.

3. Las donaciones

En algunos casos las donaciones que recibía despertaban ciertas sospechas debido a los personajes que las hacían. Sabedora de la gran importancia que despertaba su imagen, ya que era conocida como un ejemplo de bondad absoluta, Teresa aprovechó cada una de sus apariciones para poder justificar una demanda de dinero para poder atender a sus múltiples clínicas, que en realidad nunca llegaban a recibir dichas donaciones. Por contra, sus centros se llenaban de voluntarios sin conocimientos médicos que en la mayoría de los casos tenían que atender situaciones que realmente supondrían un verdadero dilema hasta para un experto en salud.

Muchas de estas ayudas, proporcionadas por personas que confiaban ciegamente en la figura de la que veían como salvadora de los pobres, simplemente se perdieron en un complejo entramado que absorbía el dinero sin que en la mayoría de los casos estas supusieran un cambio significativo en ninguno de sus pacientes. La mala gestión fue siempre uno de los estigmas de la propia Teresa aunque, casualidades de la vida, contribuían a perpetuar la imagen de pobreza que fomentaba todavía más ayudas. Todos parecían estar contentos, aunque en realidad se trataba de una trampa mortal para los más afectados.

4. Las ambulancias únicamente para las monjas

Otro detalle se refería al uso de las ambulancias, que en esencia deberían haber servido exclusivamente para el traslado de personal herido o en condiciones de dificultad para que fuese atendido durante el camino por personal especializado. Esto propiciaba el deterioro de los propios usuarios, ya que al tener que acercarse por sus propios medios debían de recurrir o a mecanismos que empeoraban su situación o directamente tenía que obviar el asistir a uno de los centros de tratamiento. En algunos casos casi que esto era lo mejor que podía haberles pasado.

Pero si aún se preguntan entonces para qué eran utilizados estos medios de transporte de personal herido, lo cierto es que las propias monjas creían que lo mejor era reservarlo para ellas mismas, pudiendo hacer uso de ellas para ir a los lugares de culto y poder rezar cómodamente. Una suerte de transporte con chófer que solo estaba reservado para personas que perfectamente podrían haber utilizado los muchos transportes públicos que había en cada región. Por desgracia esto solo ayudaba a empeorar una imagen de mala gestión que hizo que los propios mártires, los pacientes, renegaran de la imagen de santa de Agnes.

5. Figura mediática

Más allá de la supuesta santidad, Teresa de Calcuta era sobre todo una figura mediática. El eje de todo era la promoción de su imagen, ya que siempre fue importante tratar de crear personas que sirvieran de ejemplo sobre la labor de los misioneros en todos los rincones del mundo. La Iglesia, muy castigada por diferentes escándalos e inmersa en una profunda crisis a nivel mundial, utilizó las figuras de algunos de sus máximas “estrellas mediáticas” para promover la imagen de bondad, desinterés y cercanía al más necesitado. Por desgracia la verdad que había bajo el telón era bien diferente.

Asimismo, este hecho se vio incrementado a raíz de que ganó el Premio Nobel, al igual que luego de que se estrechó su vínculo con Diana de Gales. Aunque para muchos este premio supuso un antes y un después, para los detractores solo simbolizó el movimiento definitivo para dar a la figura de Agnes un grado mucho más implicado en la ayuda de los más necesitados. No obstante, hay quien dice que en realidad ella fue solo una marioneta en manos de otras personas y que sus ideales fueron siempre mal interpretados. Todo ello le llevó a tener una profunda crisis personal de fe que duró varios años.

6. Sobre niños y mujeres embarazadas

La ayuda para los niños en los refugios tenía un enfoque condicional. Esto se refería a que los padres debían ceder la patria potestad. La posición de la religión en cuanto a los anticonceptivos y los casos de fecundación artificial también fueron un caballo de batalla para la propia Teresa, quién se amparaba en la idea de que aquellas personas que los usaban no comprendían el verdadero significado del amor. Esta idea nacía del concepto de que es Dios quien debe decidir cuando debe o no nacer una criatura y no depender de la propia organización de cada uno con respecto a sus vidas.

Otro aspecto a destacar es que Teresa aseveraba que sus clínicas atendían embarazos no deseados, pero hay fuentes que desmienten esto. La mala praxis de sus centros, algo que escapa a toda posibilidad de refutación, solo ayudó a empeorar los casos de enfermedad debido a la casi total carencia de medios. Por supuesto la postura ante el aborto y el divorcio también fueron tela de juicio para sus detractores, pues la Iglesia también ha sido muy explícita en estos términos. Ella, como fiel defensora de los valores y los ideales cristianos, siempre impuso que ninguna persona que defendiera dichas prácticas pudiera adoptar a uno de sus huérfanos.

7. El dinero

Entre otras cosas, Teresa de Calcuta recibió millones de dólares del dictador haitiano, Duvalier. No obstante, su ayuda monetaria nunca llegó a las propias casas, como tantas otras que hemos mencionado, sino que se quedaron engrosando las millonarias cuentas de los más cercanos a la propia Teresa, incluyendo sus propios beneficios que iban implícitos. La imagen de Agnes se vendía muy bien para purificar la imagen pública, por lo que todo el mundo pugnaba por aparecer como uno de los salvadores más desafortunados de unas regiones tan castigadas como las que supuestamente asistían.

En cambio, llegaban muchas oraciones o deseos intangibles. Lo que se supone es que el dinero fue a parar a las cuentas de su orden religiosa, que sí que proveía diferentes beneficios para sus dirigentes. Por contra, los que verdaderamente estaban al pie del cañón, los voluntarios, seguían creyendo firmemente que sus ayudas eran solo un eslabón más del sacrificio comunal que hacían todos los miembros de las misioneras de la caridad. Por desgracia eran solo la punta amable y visible de un iceberg mucho mayor. Detrás, intereses y actores económicos que estaba más que interesados en que la pobreza fuese endémica.

8. La monja potentada

Una de las grandes revelaciones que se dieron a raíz de la muerte de esta monja era el hecho de que era millonaria. Los muchos años al servicio de los ricos, que le facilitaban todo tipo de ingresos y necesidades, le alejó cada vez más del ideal de pobreza. Aunque muchos pensaban que ella nunca tocó un miserable dólar de ese dinero, lo cierto es que lo iba acumulando en sus cuentas personales, haciendo uso y disfrute de su monto para fines particulares. A pesar de que salió a la luz, no traspasó su imagen de bondadosa y pobre sirviente de Cristo, ya que la figura de una mujer anciana que seguía trabajando con la muerte y la pobreza era algo mucho más vendible.

Ella, por ejemplo, argumentaba siempre a favor del sufrimiento de los más pobres, pero al momento de enfermarse fue atendida en un hospital norteamericano. Lejos de querer recurrir a las medidas aplicadas en sus centros de salud, prefirió recurrir a los servicios de centro médico mucho mejor equipado en California, ya que se había acumulado una serie de dolencias entre las que se incluían problemas cardíacos, pulmonares, varios fracturas de huesos y una situación delicada y agravada por la edad. Fue entonces cuando vivió uno de los episodios más controversiales, ya que el arzobispo de Calcuta ordenó que se le realizara un exorcismo por temer que el propio diablo hubiese corrompido su alma.

9. Realmente no alimentaba a miles

La imagen de la salvadora de la fe de nuevo fue exagerada por sus defensores, alegando que daba de comer a más de 9000 personas diariamente. En realidad solo se servían en sus centros comida para 300 personas, teniendo el resto que buscar sus vías para lograr alimentarse. Algunas personas llegaron a decir que solo eran las personas que profesaban la religión cristiana quienes recibían la dieta, que en muchos casos consistía en un simple platillo de muy pocas calorías y de baja calidad y elaboración. A pesar de ello era un auténtico privilegio al que el resto de afectados no tenían ni acceso.

La situación de hambre, por supuesto, sirvió para agravar la situación de muchos de los enfermos, que veían como una situación perfectamente tratable iba degradando sus cuerpos hasta el punto de que muchos de ellos vieron su fin por causas muy leves. Sin duda no era el sitio de paz y amor que trataban de vender al resto del mundo y por el que pedían tantas cantidades de dinero, sino que en realidad era solo una parte de una máquina para fabricar dinero a partir de la más absoluta de las miserias. Por supuesto, para Agnes, todo formaba parte de una herramienta para redimir y conseguir que las almas fuesen al cielo. No obstante todo era un plan muy macabro a ojos de sus detractores.

10. La supuesta ayuda a los pobres

El mito decía que la Madre Teresa de Calcuta andaba por las calles recogiendo a la gente para ayudarlas, pero esto no era así. Ella simplemente no se preocupaba demasiado por nadie, según se podría apreciar ya llegaban a sus centros los supuestos necesitados sin tener que ir a buscarlos. Este mito, que solo servía para engrandecer una figura muy apoyada por sus defensores, fue desmentido por los historiadores cuando descubrieron al mundo cuáles eran en realidad las recomendaciones que daba la propia santa con respecto a sus propios y amados pobres de la ciudad.

Lo que nadie esperaba es que en realidad Agnes solo se limitaba a decirles que llamaran al servicio de emergencias local para que los recogieran. En varios casos incluso se quejaba de la insistencia de los que la veían como su salvadora. Esta práctica motivó que varias de las miembros de la hermandad llegaran a declarar que no podían atender a sus pacientes por problemas de agenda. Parece que al final no lo era todo el ayudar al prójimo necesitado. ¿Opinas igual de santa Teresa una vez has leído esta faceta que tantas veces se ha tratado de ocultar? ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Instagram

671
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Una universidad ofrece catédra acerca de “Leyes de Harry Potter” a sus estudiantes
Síguenos