Increíble!Salud y Belleza

Publicado 2018-09-17
0 Comentario

Las formas naturales de curar la caspa

La caspa es sin duda alguna una problemática que aqueja a muchísima gente en el mundo entero. Sobre todo en el caso de las mujeres esto se torna particularmente álgido por las implicaciones estéticas que tiene ¿Alguna vez te ha ocurrido la vergüenza de darte cuenta que tienes caspa? Si es así, no hay mucho de que preocuparse, sino más bien ocuparse de solucionarlo con alguno de estos remedios naturales.

1. Aspirina

Un buen remedio contra la caspa consiste en disolver tres grageas de Aspirina en agua hirviendo y una vez fría se aplica luego del lavado. Cabe recordar que el ácido acetil salicílico, mejor conocido bajo el nombre de la célebre píldora, Aspirina, posee propiedades únicas que ayudan a combatir varios padecimientos. Entre los más conocidos, desde luego se encuentra el dolor de cabeza. No obstante, hay también quienes le atribuyen propiedades contra los dientes manchados.

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! A veces los hábitos más desagradables no dejan de ser por ello los más sanos. Que no te engañen las buenas costumbres, hoy explicamos las ventajas de ser un poco cochino.

2. Bicarbonato de sodio

Un remedio muy utilizado contra este padecimiento es el bicarbonato de sodio que es una sustancia muy fácil de conseguir. La forma de preparar el remedio consiste en mezclar dos cucharadas del polvo con un poco de agua hasta formar una pasta que se aplica por 10 minutos. Desde luego, una vez que finalicemos su aplicación y lo dejemos reposar sobre el cabello, hay que removerlo con abundante agua. Esto le dará, además de un aspecto limpio, vitalidad y fuerza.

A su vez, este componente también ayuda a la limpieza y blanqueado de los dientes. Pero, no solo se puede usar en cuestiones estéticas, sino que se cree que combinado con el jugo del limón también puede ayudar a eliminar las agruras y la acidez estomacal. Por otro lado, es una excelente opción en la eliminación del sarro en varios de nuestros utensilios de uso diario. Entre estos objetos se encuentran tazas, cubiertos e incluso las llaves del grifo y de nuestra ducha, o hasta el escusado.

3. Aloe vera

El aloe vera, también conocido vulgarmente como sábila, es otro remedio muy adecuado para la cura de este mal. La manera apropiada de utilizar este producto con el fin de curar la caspa consiste en aplicar la pulpa sobre el cabello. Hay que ser muy cuidadosos al valernos de este tratamiento casero, pues hay que recordar que el aroma de esta planta es bastante fuerte y llega a ser muy desagradable. Por ello, la recomendación es utilizar un aromatizante natural después de su aplicación.

Pero, a pesar de su fuerte olor, el aloe vera será una excelente opción en el combate oportuno y exitoso de esos residuos blancos tan desagradables. Además, la facilidad con la que se puede conseguir este agente curativo es impresionante. Estamos seguros de que, si bien quizá no tú, tu vecino de al lado seguramente tendrá una maceta con una de estas plantitas milagrosas. Así que, no hay excusa para deshacerte de la caspa. Sal ahora mismo por un poco de aloe vera y aplícatelo.

4. Té de romero

Esta planta está muy indicada para su tratamiento y desde luego tiene la gran ventaja de que es un producto natural. La idea con este remedio es preparar una abundante cantidad de dicha infusión y aplicarla las veces que se requiera en el pelo. Obviamente hay que retirarla después de un rato de dejarla actuar. La manera más sencilla es usar agua abundante. Además del combate de la caspa, el romero también le dará un aspecto mucho más joven a nuestro cabello.

Del mismo modo en que es muy fácil adquirir el bicarbonato de sodio y el aloe vera, el romero no es precisamente algo que nos vaya a causar muchos dolores de cabeza mientras lo encontramos. Y, aunque así fuera, estamos seguros que el hecho de eliminar por completo los desagradables y bochornosos residuos blancos de nuestro pelo, bien vale la pena el esfuerzo. Quienes tengan este problema no nos dejarán mentir cuando nos referimos a este padecimiento de esta manera.

5. Jugo de limón

Un truco muy usado a lo largo del tiempo consiste en el uso del jugo de limón, y es tan sencillo como se lee. El zumo de este cítrico tiene propiedades tales que combaten la caspa y basta enjuagar el cabello con él y secar con normalidad. Al aroma de este amiguito redondo es bastante fuerte y peculiar a su vez, por lo que este remedio no es recomendable cuando nos disponemos a salir a alguna cita o a nuestro lugar de trabajo. Lo mejor es aplicarlo durante la noche, antes de dormir.

A su vez, los cítricos también pueden manchar el cuero cabelludo y otros materiales como gorras, sombreros, etc. Por ello, una recomendación para evitar estos inconvenientes es proteger nuestro pelo cubriéndolo con una gorra plástica de las que venden en los salones de belleza o incluso en el área de cosméticos de muchos supermercados. De este modo no correremos el riesgo de dejar marcas amarillentas o verdosas en nuestra ropa de cama o nuestras prendas de dormir.

6. Vinagre

Otro elemento bastante usado en el tratamiento es el vinagre, que también es de muy fácil acceso. La idea consiste en la aplicación de un poco del producto sobre el cabello luego del lavado, y dejarlo puesto durante toda la noche antes de enjuagar. Lo mejor es usar vinagre blanco, pues así evitamos también teñir otros elementos que entren en contacto con nuestro pelo. De igual manera, podemos aislarlo mediante una gorra plástica.

La idea con todos estos remedios es siempre deshacernos de los molestos síntomas de la caspa. Por ello, aunque algunas de las recomendaciones parezcan absurdas y locas, vale bastante la pena probarlas para ver cuál nos funciona mejor. No obstante, como todo en la vida, los resultados se verán reflejados con el tiempo, pero hay que ser constantes en su aplicación para poder ver sus efectos. Si después de un par de meses no hay ningún cambio, quizá sería bueno acudir a un tricólogo.

7. Remolacha o betabel

La remolacha, también conocida como betabel en algunas partes del mundo, es otro producto natural de muy fácil acceso que de igual forma se usa con mucha frecuencia contra la caspa. La manera correcta de aplicar el producto consiste en hervir las raíces del betabel en agua y con el líquido resultante masajear suavemente el cuero cabelludo. Entre más repeticiones al día podamos realizar, mejores serán los resultados. Lo importante, como siempre decimos, es la constancia.

Quienes acostumbran consumir el betabel estarán de acuerdo con nosotros en que su pigmentación es bastante fuerte y es muy fácil mancharnos y manchar otros objetos que entran en contacto con él. Por ello es importante aislar nuestro cabello para no dañar otras cosas. Asimismo, el uso de guantes de látex es imperativo mientras manipulamos la raíz y damos masaje a nuestro cabello y a nuestro cuero cabelludo. Siguiendo estos pasos y estas indicaciones, estamos seguros de que verás los resultados.

8. Miel y huevo

Estos dos ingredientes que son absolutamente caseros tienen gran efectividad en el combate contra la caspa. En este caso se mezcla una cucharada de miel con un huevo y se masajea en el cuero cabelludo para después lavar. Es muy importante usar un jabón, de preferencia amigable con nuestro pelo y con nuestro cuero cabelludo para eliminar el desagradable mal olor que pueda dejar esta mezcla, pues todos sabemos que el huevo no es precisamente el perfume más fino.

A su vez, también cabe recalcar que no debemos usar un tipo de miel demasiado espesa, sino que debe de ser más bien líquida para que no sea tan complicado realizar la mezcla ni removerla una vez que la hemos aplicado. Pretendemos eliminar la caspa, pero a su vez queremos evitar dañar nuestro pelo más de lo que ya está; si dejamos un compuesto demasiado grueso corremos el riesgo de enmarañar nuestro cabello y tendremos que dar tirones para desenredarlo, lo que lo dañará más.

9. Aceite de oliva

El aceite de oliva es uno de los súper alimentos que posee propiedades milagrosas para muchas cosas, incluyendo la cura de este mal tan desagradable que padecen muchas personas. La aplicación es tan sencilla como colocarlo en el pelo y masajear durante un rato para luego dejarlo durante la noche. Lo mejor es usar, aunque su precio se eleve considerablemente, uno que sea extra virgen; así evitaremos aplicar todavía más químicos usados para procesar el ungüento regular.

Este producto es usado para muchos otros remedios caseros. No obstante, en el caso del cuidado y tratamiento de la caspa, es célebre por dar resultados casi inmediatos. Recordemos que este padecimiento se caracteriza por la resequedad del cuero cabelludo y la descamación que es lo que hace que visiblemente sea tan desagradable e incómodo para quienes la padecen. Por ello, al aplicarnos el aceite de oliva le damos a nuestro pelo mucha de la humectación natural que necesita.

10. Aguacate maduro

Sin duda este fruto es una de las maravillas de la naturaleza. Aunque en muchos países que lo importan a su territorio suele ser bastante caro, quienes vivimos en países en donde se da de manera abundante somos muy afortunados de ello. Además, se trata de otro elemento natural que es usado tradicionalmente para el combate de la caspa. El uso del aguacate maduro se basa en extraer la pulpa del fruto y, luego de cortarla, aplicarla con masajes en el cuerpo cabelludo.

Las propiedades del aguacate, por ser un producto altamente rico en grasas naturales, son bastante útiles en el combate de la caspa. No obstante, al tratarse de un producto tan delicioso y a su vez que puede llegar a ser tan caro en ciertos lugares, su uso para estos fines sería considerado casi un lujo. Como lo mencionamos, estos son únicamente algunos consejos nuestros, pero, a su vez también recomendamos acudir a ver a un tricólogo, quien es el experto en esta materia.
Fuente: Instagram

413
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Hay formas de leer la mente de las personas
Síguenos