Increíble!

Publicado 2018-09-19
0 Comentario

Objetos que pueden interferir en la conexión WiFi disminuyendo la velocidad

A veces resulta muy molesto cuando nos apetece ver algún vídeo en Internet, y no solo no se reproduce, sino que el búfer se detiene una y otra vez. Por si fuera poco, vemos que la conexión WiFi va y viene. ¿Cuál es el problema? Antes de llamar al proveedor de servicio, y otros problemas más obvios que deberían ser examinados. Puede que te sorprendas al saber que hay muchos objetos cotidianos que pueden interferir con la potencia de la señal, la mayoría típicos de los hogares. Sabes cuáles son y cómo minimizar su impacto en Internet, significa en una conexión sólida y abundante para todos. Sigan con nosotros para saber más…

Paredes gruesas: estas pueden suponer un problema para las redes inalámbricas. Por desgracia, no puedes hacer mucho por la construcción de tu casa actual, pero sí puedes plenar con anticipación y ubicar el router en un lugar óptimo...

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! Al viajar al espacio nuestro cuerpo sufre unas transformaciones bastante considerables que no todo el mundo conoce.

La paredes más problemáticas son aquellas que contienen material aislante, tuberías de agua y conductos de aire. Además del material en sí, crean obstáculos adicionales para bloquear la señal WiFi...

Los materiales incluyen concreto, metal, ladrillo, piedra, cerámica y espejos. La ubicación del router es esencial para aprovechar al máximo la situación, pero si aún así tienes problemas, puedes probar con un amplificador WiFi para aumentar la señal y la potencia...

Si después de haber probado dichas opciones, ves que la conexión sigue teniendo problemas, la mejor opción será usar conexión por cable...

Microondas y televisores: cuando el espacio es limitad, es normal colocar el router al lado de la televisión o incluso el microondas. Pero, definitivamente, no es la mejor ubicación desde el punto de vista de la señal...

Los microondas, como otros electrodomésticos, funcionan con una frecuencia similar a las redes WiFI, lo que significa que una pequeña fuga de radiación del artefacto puede interferir con la señal...

Colocar el enrutador algo más lejos del microondas podría marcar la diferencia en caso de que sea ese el problema...

Otros dispositivos que pueden crear interferencias incluyen televisores, monitores para bebés, refrigeradores, controladores de consolas de videojuegos y parlantes inalámbricos...

Objetos metálicos o superficies: un hermoso espejo de pared parece una adición excelente para el hogar, pero, ¿y si afecta a la potencia del Wifi? Es cierto que no todos causan problemas, pero algunos sí...

El culpable es el soporte de metal del espejo, que refleja o desvía la señal del WiFi, debilitándola y limitándola. Cuanto más grande sea el espejo, y cuanto más cerca esté del router, mayor será la probabilidad de crear una interferencia...

Por lo tanto, si estás experimentando "zonas muertas" en tu hogar donde no alcanza la potencia del WiFi, podría ser culpa de uno o todos los espejos que tienes repartidos a lo largo de su camino...

Ventanas energéticamente eficientes: las ventanas que ahorran energía son un movimiento inteligente para minimizar su uso y mantener constante el clima del hogar, pero también son un enemigo para el WiFi, ya que incluyen revestimientos de baja emisividad, un metal transparente muy fino...

Como sabemos, el metal es contraproducente para la transmisión WiFI, por lo que estas ventanas de bajo consumo también pueden ser un problema...

En esta situación, alejar el enrutador de las ventanas es una solución más que apropiada, pero ten en cuenta que las persianas metálicas pueden crear un problema similar...

Dispositivos analógicos de vídeo: estos incluyen elementos como cámaras de seguridad inalámbricas o cámaras de bebé o niñeras, objetos que transmiten imágenes vía satélite o por cable a otro punto de la casa, como un televisor...

Usando diferentes perfiles de espectro para WiFi, estos objetos matan la señal WiFi por completo; también tienen un amplio alcance, lo que significa que pueden causar problemas incluso en los hogares de los vecinos...

¿Qué ocurre con las luces de Navidad? Hace unos años, se difundió el rumor de que este tipo de iluminación pueden dañar la señal del WiFi. Bueno, lo cierto es que solo hay algo de verdad en ello...

La luz visible de las luces de Navidad no afectan directamente al WiFi, ya que los dos objetos no operan en la misma frecuencia. Sin embargo, podría haber algo de bloqueo de la radiación electromagnética de los cables o electrónica LED...

Si bien es posible que no quieras esconder el router justo detrás de un árbol de Navidad el próximo año, es probable que, aún así, tengas muy poco que temer de estas luces tradicionales.¿Qué piensas al respecto? ¡Comparte el artículo con tus allegados y dale a Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Twitter

39
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
El milagroso rescate de la Corona de Cristo en el incendio de Notre Dame
Síguenos