Increíble!Conmovedor

Publicado 2018-09-27
0 Comentario

La milagrosa supervivencia de un adolescente durante 49 días a la deriva en el mar

Hay historias impresionantes de supervivencia. Este es el caso de un adolescente que fue rescatado en el Océano Pacífico luego de permanecer 49 días a la deriva en una barca choza de madera, alimentándose y sobreviviendo de modo precario. ¿Te preguntas cómo ocurrió todo? A continuación te lo contamos.

Esta es la historia de un joven adolescente llamado Aldi Novel Adilang y cuya nacionalidad es Indonesia.

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! Al viajar al espacio nuestro cuerpo sufre unas transformaciones bastante considerables que no todo el mundo conoce.

El joven tiene 19 años y su extravío a la deriva tuvo lugar en el Océano Pacífico, lugar en extremo peligroso.

Toda la situación se generó debido a la naturaleza del trabajo del chico, quien laboraba en una trampa para peces.

Estas trampas son comunes en Indonesias y son llamadas rompong, las cuales permanecen flotando en el Pacífico.

En el caso de esta cabaña en particular, la misma se hallaba ubicada a 125 kilómetros océano adentro.

En esencia, la labor a la que se dedicaba el joven de Indonesia se basaba en encender las lámparas del rompong para atraer a los peces.

De acuerdo a informaciones recabadas de los familiares del joven, éste llevaba varios años en dicha actividad.

La faena consistía en que cada semana alguien viniera a recoger los peces que habían caído en la trampa.

Asimismo, la cabaña estaba sujetada del fondo del mar mediante un ancla, al igual que suspendida por boyas.

El accidente ocurrió durante el mes de julio debido a los fuertes vientos que soltaron las amarras de la cabaña.

A partir de ese momento el joven indonesio estuvo a la deriva en pleno océano con los peligros inherentes a ello.

Varias estrategias de supervivencia puso en práctica el joven durante los 49 días que duró su deriva.

Una de éstas se basó en la preparación de pescados que cocinaba con algo de leña de la propia cabaña.

Asimismo, tomaba agua de mar que previamente había filtrado mediante sus ropas para así minimizar el impacto de la sal.

Durante la hazaña de este joven hasta 10 barcos pasaron a la vista de la cabaña flotante sin notarlo.

Finalmente, el día 31 de agosto un buque de bandera panameña dio con el joven y se concretó el rescate.

Posteriormente, el joven contó que no creyó que se salvaría y refirió que incluso llegó a contemplar el suicidio.

No obstante, el joven se aferró a la oración y a una biblia que llevaba consigo durante la épica travesía.

Todo concluyó cuando finalmente el adolescente pudo volar a casa de sus padres desde Japón, donde atracó el barco. La salud del joven era buena.
Fuente: Facebook/ Instagram

12
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

¡Vuelve Sabrina, la bruja adolescente!
Síguenos