0 Comentario

Las veces que las creaciones de la naturaleza asustaron a los humanos

La madre naturaleza nunca deja de sorprender y este artículo es la prueba de ello. Caminar por el campo permite admirar algunas de las barbaridades que jamás nadie imaginaría y que verdaderamente existen. Esta galería fotográfica representa lo que parece una realidad paralela a la que el resto de los humanos viven. Jamás se había visto especies de tal índole hasta que llega alguien y sorprende con una de estas imágenes. Mientras que algunos no parecen más que la versión digievolucionada de algunos insectos, otros dan auténtico miedo con tan solo echar una ojeada. ¿Estás preparado para descubrir algunas de las desconocidas maravillas del mundo?

Lo que parecía una patata en un huerto, resultó ser otro tipo de ser vivo. No obstante, si nos ponemos a analizar este caso de cerca, podremos ver que esa planta simplemente decidió dejar sus raíces sobre un cráneo de un animal no muy grande. Solo podemos imaginar la reacción de la persona que se encontró con ese fenómeno tan poco común. ¡A cualquiera le podría asustar! Encontrar una cosa de estas en un jardín no es algo que ocurre todos los días.

Las veces que las creaciones de la naturaleza asustaron a los humanos 2

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! Si te has visto envuelto en un terremoto, posiblemente hayas grabado a fuego algunas normas. Por desgracia no todas ellas son del todo reales.

La lagartija que se alimentaba de su propia cola para ¿no morir de hambre? El mundo de los animales probablemente nunca nos dejará de sorprender con todos sus fenómenos. Aquí tenemos un ejemplo de una hermosa lagartija que tenía tanta hambre que perdió su cola y decidió comérsela para sobrevivir. El instinto animal es algo que no deja de funcionar incluso en las situaciones extremas. Los reptiles de nuevo demostraron que son unos seres realmente impresionantes.

Las veces que las creaciones de la naturaleza asustaron a los humanos 3

Se llama murciélago cabeza de martillo y nadie quería encontrárselo de noche en medio de la calle. El animal puede medir de 170 a 290 centímetros. Tiene la cabeza muy gruesa y los labios arrugados y colgantes. Lo podemos ver en algunas de las regiones africanas. Aunque es seguro que con tan solo verlo, se nos quitarían las ganas de investigar sobre qué más esconden la salvaje África.

Las veces que las creaciones de la naturaleza asustaron a los humanos 4

A muchas personas, las ranas les parecen unos de los animales más asquerosos del mundo debido a su gordura y el cuerpo cubierto de una sustancia pegajosa. En realidad es algo que ayuda a proteger su delicada piel de los factores atmosféricos. Quizá cambiemos nuestra opinión sobre las ranas cuando veamos que también hacen mucho bueno para el medio ambiente y pueden proteger nuestros hogares de insectos como tarántulas.

Las veces que las creaciones de la naturaleza asustaron a los humanos 5

Aunque parezcan brazos, es una planta que crece en el agua. Puede que se vea muy tétrica, pero en algunas regiones del mundo hay muchos tipos de la vegetación parecida. Algunas plantas, cuando las temperaturas bajan bastante, de esta manera se protegen del frío. De algún modo se esconden y parece como si quisieran encerrarse en su interior y olvidarse del mundo entero. Se ven como muchos brazos chiquitos, pero, en realidad no tienen nada que ver con el cuerpo humano.

Las veces que las creaciones de la naturaleza asustaron a los humanos 6

Tras varios años en proceso de erosión por el agua, así quedó este cráneo de ciervo. Probablemente haya muerto por culpa de un ser humano o de otro animal. Hay que reconocer que el cráneo se ve impresionante y hasta puede causarnos un poco de miedo. Analizando el tamaño de los restos, podemos estar seguros que el ciervo fue enorme y fuerte. Es uno de los animales más grandes que podemos ver hoy en día en los bosques de todo el mundo.

Las veces que las creaciones de la naturaleza asustaron a los humanos 7

Es una foca leopardo y mejor no encontrarse esto mientras uno se baña por la noche en el océano. También la conocemos como leopardo marino. A diferencia de las focas comunes, ese tipo es muy agresivo y solitario. Su alimento principal es la carne, sobre todo, les encanta cazar los pingüinos emperadores. hay que tener mucho cuidado para no confundir las focas leopardo con las normales. Si nos encontramos a una, seguramente no será nada agradable.

Las veces que las creaciones de la naturaleza asustaron a los humanos 8

El camaleón trató de sacar agua del grifo, jamás pudo abrirlo. Los animales son seres muy inteligentes y aunque les falle su cerebro, se van a guiar por su instinto natural. Esa foto fue tomada durante una de las sequías más terribles de la historia de India. El camaleón sabía que en el grifo debería de haber agua, pero nunca pudo sacar ni una gota que salvaría su vida; pobrecito murió sufriendo mucho.

Las veces que las creaciones de la naturaleza asustaron a los humanos 9

Al fin un pez globo volador. No se sabe si esa foto es al 100% verdadera, pero es una imagen muy curiosa. La autora de la fotografía es una estadounidense y dice que se encontró con ese fenómeno un día cuando salía de su casa. A los internautas les causó mucha curiosidad ya que no vemos algo parecido todos los días. Quizá están llegando los tiempos en los que incluso los peces empezarán a volar y habitar en los árboles.

Las veces que las creaciones de la naturaleza asustaron a los humanos 10

Al vivir en las aguas profundas de los océanos, las ballenas están expuestas a todo tipo de peligros tanto por parte de los humanos como por culpa de otros animales marinos. Esa ballena seguramente haya pasado por la batalla de su vida, pero al parecer todo salió bien y solamente le quedó una cicatriz. Aunque las ballenas no son peligrosas, muchas veces son víctimas de los tiburones que solamente buscan un poco de la carne fresca.

Las veces que las creaciones de la naturaleza asustaron a los humanos 11

Es un Isópodo enorme que padece gigantismo, o ¿tan solo habitan en las profundidades? Ese animal podría asustar a cualquiera y a primera vista parece muy peligroso. A nadie le gustaría encontrar algo parecido en su piscina o estanque. Pero podemos dormir tranquilos. El Isópodo solamente vive en ciertas regiones del planeta, pero, por lo general, no es peligroso.

Las veces que las creaciones de la naturaleza asustaron a los humanos 12

Aunque parezca un zombie saliendo de bajo tierra, es un hongo llamado Xylaria polymorpha. Es una imagen muy poco agradable y seguramente nos nos gustaría encontrarse con algo parecido mientras caminamos tranquilamente por el bosque. parece como si un muerto estuviera sacando sus manos para que alguien lo salve de las profundidades de la tierra. ¡La naturaleza es realmente impresionante y muchas veces nos asusta!

Las veces que las creaciones de la naturaleza asustaron a los humanos 13

Si esta noche no te pican los mosquitos, agradéceselo a la tela de araña de tu dormitorio. Aunque muchas personas, sobre todo las mujeres, odian las arañas y les tienen mucho asco, también tenemos que reconocer que esos insectos pueden hacer mucho bueno para la humanidad. Es verdad que no se ven muy agradables, pero ¿alguna vez has pensado que al atrapar a las moscas y los mosquitos te pueden proteger de muchas enfermedades peligrosas? ¡Piensa en ello antes de matar a una araña que veas en tu cuarto!

Las veces que las creaciones de la naturaleza asustaron a los humanos 14

Cuando una rana se deshidrata, tan solo vale con volver a darle agua. Como es un anfibio, por la mayor parte de tiempo necesita acceso al agua para que su cuerpo funcione bien. El animal que vemos en la foto ya estaba a punto de morirse por la falta del agua, pero, afortunadamente alguien apareció en su camino y le salvó la vida. A veces se necesita tan poco para salvar la vida de una criatura inocente.

15. La araña australiana se camufla en los troncos de los árboles.

15. La araña australiana se camufla en los troncos de los árboles.

La araña australiana se camufla en los troncos de los árboles. Algunos animales, y no estamos hablando solamente de los camaleones, tienen las capacidades extraordinarias de esconderse y adaptarse a las condiciones en las que viven. En la fotografía tenemos un ejemplo excelente de cómo un insecto puede camuflarse perfectamente. Es muy difícil distinguirlo ya que su color es idéntico al del tronco. ¡Se merece un premio por el mejor camuflaje del año!
Fuente: Twitter

15. La araña australiana se camufla en los troncos de los árboles. 1
55
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Fotografías que no vemos todos los días
Síguenos