Increíble!

Publicado 2018-10-01
0 Comentario

Cosas que tocamos a diario y son muchísimo más sucias que el retrete de casa

Por increíble que parezca, los gérmenes, bacterias, polvo y suciedad en general se suelen adherir a todo tipo de objetos, y a veces, cuesta creer que haya objetos bastante más sucios que el retrete común de una casa, objeto que, por lo general, se suele considerar como el rey de las bacterias... ¿o no? El baño es uno de los primeros lugares que se nos vienen a la cabeza cuando se trata de manchas desagradables, pero en relidad no es así. ¡Sigan con nosotros para saber qué cosas son más sucias que un inodoro!

Hielo: un estudio de restaurantes de comida rápida de Estados Unidos descubrió que el 70% del hielo servido tenía más bacterias que el agua del inodoro; debido a que las máquinas no se limpian casi nunca, se crea un caldo de cultivo para la E. Coli...

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! A veces los hábitos más desagradables no dejan de ser por ello los más sanos. Que no te engañen las buenas costumbres, hoy explicamos las ventajas de ser un poco cochino.

El suelo de un baño: esto no es ninguna sorpresa; los baños públicos tienen unos 2 millones de bacterias por pulgada cuadrada, y solamente el asiento, alberga 50 según la misma medida...

Escritorios de oficina: un escritorio promedio tienen 400 veces más bacterias que un inodoro debido a que contiene varios objetos destacados: el teléfono y el teclado, el mouse, una taza para beber, la impresora, etc...

Teclado de computadora: pueden llegar a tener hasta 200 veces más bacterias que el asiento de un retrete, especialmente si es usado por más de una persona...

Celulares: nuestros dispositivos móviles suelen tener 10 veces más bacterias que un inodoro... tocando continuamente el rostro de una persona o las yemas de los dedos. ¿Limpiarías el interior de tu retrete con la cara?

Menú de un restaurante: en promedio, hay 100 veces más gérmenes en la carta de un restaurante que en sus inodoros; y lo peor de todo es que son tocados por muchas personas al día, entre el personal y los clientes, con miles y miles de bacterias y virus en sus manos...

Tablas de cocina: estos objetos cotidianos a la hora de cocinar tienen muchas partículas de excremento; la carne cruda que cortamos en ellas contienen un nivel muy alto de bacterias fecales, por desgracia...

Cepillos de dientes: cuando tiramos de la cadena del retrete, los gérmenes pueden viajar casi metro y medio e impregnar cualquier cosa durante 2 horas al menos; muchas bacterias acaban en los cepillos de dientes, que luego nos metemos en la boca para limpiarlos...

Alfombras: con casi 200.000 bacterias por pulgada cuadrada, las alfombras son 4.000 veces más sucias que un inodoro, ya que los humanos arrojan 1.5 millones de células de piel cada hora, alimentando a las bacterias que viven en ella...

Refrigerador: aunque metemos la comida en su interior para evitar que se ponga mala, irónicamente, también se puede contaminar con E. Coli y otras bacterias; a veces está demasiado caliente, es víctima de carnes crudas o no se limpia regularmente, por lo que se infectan rápidamente...

Bolsas de la compra reutilizables: los comestibles empacados en una bolsa de este tipo acaban dejando todo tipo de bacterias y gérmenes en ella. Cuando las colocamos en el auto, si hace mucho calor, las bacterias se multiplican, y lo peor de todo es que nunca se limpian...

Control remoto: es el objeto más sucio de la habitación de un hotel, y en casa no es mucho mejor. Las personas lo usan mientras comen o estando enfermas, dejando todas las bacterias y gérmenes allí, que nunca se limpia. Es posible que quieras usar una toallita húmeda la próxima vez...

Manijas de puerta: hay una razón por la cual los germófobos no tocan las perillas de las puertas con sus manos desnudas; a los virus les encanta quedarse allí, siendo los culpables de la propagación de algunas enfermedades en hogares y oficinas...

Interruptor de la luz: pueden tener hasta 217 bacterias por pulgada cuadrada, ya que son tocados constantemente con manos sucias de todo tipo; es una excelente forma de atrapar gérmenes, ya que casi nunca se limpian...

Fregadero de cocina: contiene carne cruda, platos sucios y gérmenes de las manos; como resultado, contienen más bacterias fecales que un inodoro; los expertos recomiendan vaciarlo tras tocar carne cruda y limpiarlo diariamente con toallitas desinfectantes o similar...

Almohada y colchón: células muertas, ácaros del polvo, esporas de hongos, polen y todo tipo de secreciones corporales flotan en estos dos objetos usados a la hora de dormir. Un colchón puede hasta duplicar su peso natural tras 10 años debido a la gran cantidad de gérmenes que contiene...

Regadera de ducha: uno pensaría que el agua que sale de la espita diseñada para limpiar tu cuerpo estaría limpia, pero no es así. El interior cálido, oscuro y húmedo de los cabezales es un caldo de cultivo perfecto para las bacterias...

Estropajo de cocina: oficialmente, la cosa más sucia de una casa, con 10 millones de bacterias por pulgada, un cuarto de millón de veces más sucio que un retrete. Habiendo absorbido la material fecal de TODO, te recomendamos encarecidamente que lo cambies cada pocos días...

¿Cómo es posible que el inodoro sea un lugar "limpio"? En realidad es bastante simple... normalmente, lo limpiamos cada pocos días. Debido a que solemos pensar que está sucio, lo limpiamos con todo tipo de productos químicos. Sin embargo, las cosas que tocamos con otras partes de nuestro cuerpo, se limpian muchísimo menos, en todo caso.¡Comparte el artículo con tus allegados y dale a Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Instagram

33
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
¿Angelina Jolie está forzando a Shiloh Jolie-Pitt a cambiar de género?
Síguenos