Increíble!

Publicado 2018-10-01
0 Comentario

Las 5 etapas del amor: solo que no todas las parejas consiguen llegar hasta el final

Para la mayoría de las personas primerizas, comenzar una nueva relación amorosa es algo similar a una cascada de emociones, aventuras y pasiones. Algunos entendidos en la materia están de acuerdo en que los enlaces atraviesan cinco etapas concretas, de las cuales, la tercera es donde muchas deciden separarse por no aguantar más. Por lo tanto, se podría decir que si tu amor persiste más allá del tercer estado, acabará surgiendo una relación estable, segura y basada en la confianza. ¡Sigan con nosotros para saber de qué trata cada una!

Etapa 1: Todo es nuevo y excitante

Conoces a alguien nuevo y comienzas a sentir las famosas mariposas en el estómago; tienes varias citas con esa personas especial, y cualquier toque o beso se torna muy apasionado y lleno de posibilidades...

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! Cuando nos llega la primera cita solo somos un atajo de nervios. Pero hoy os traemos unos consejos que nos harán salir indemnes de esta traumática situación.

Tal vez descubras que pasar el día sin ese alguien te hace buscar el teléfono cada pocos minutos para ver si también piensa en ti. Cuentas las horas para verlo de nuevo...

Puedes probar diferentes partes de su personalidad para descubrir cómo interactúan contigo, y esa experiencia es como un juego lleno de vueltas, coqueteos y, probablemente, muchos momentos de intimidad...

Tal vez esa persona saca a relucir todo tu sentido del humor, y te ves riendo más de lo normal, o encendiendo tu lado más aventurero, e intentas cosas que normalmente no harías. Disfrutar de lo que se siente a su alrededor y no quieres que termine...

Etapa 2: Enamorarse cada vez más y asentar la relación

En la segunda etapa, ingresas oficialmente en el "grupo oficial de parejas"; has decidido que es la persona que amas y se han comprometido el uno con el otro...

Los momentos íntimos aún son frecuentes, pero como el resto de la vida, se vuelve más rutinario, más profundo y significativo...

Si llega a convertirse en una pareja muy decidida, por qué no, el matrimonio e incluso los hijos podrían tener lugar a lo largo de esta etapa, aunque no es algo obligatorio...

La rutina toma el lugar de la espontaneidad, te sientes cómodo siendo tu verdadero tú delante de tu pareja; las responsabilidades de adultos comienzan a aparecer cada vez más a medida que descubres tus roles...

Etapa 3: La vida toma el control

¿Qué significa esto? Por desgracia, aquí es donde se desmoronan muchas relaciones; aunque todavía puedes amar a la persona con la que estás, las cosas se ven muy diferentes...

La vida se interpuso en el camino del romance, la paternidad y los compromisos laborales se vuelven el centro de atención, y te preguntas qué pasó con la relación que solía hacerte vibrar de pies a cabeza...

Quizás han pasado años desde la última cita que no consistió en ver la televisión en el salón, y es posible que sientas remordimiento por las oportunidades que sientes que podrías haber pasado por alto por estar con esa persona, pensando en que nunca volverán...

Etapa 4: Un entendimiento más profundo

Si consigues pasar la tercera etapa, los dos miembros de la pareja comenzarán a verse pronto por lo que realmente son...

Puede que no seas la misma persona que fuiste anteriormente, porque es probable que hayan pasado muchas cosas: cambias en tu carrera, hijos, mudanzas u otros eventos de la vida...

Ya no esperas encajar en el mundo de los demás y has mejorado a la hora de comunicar tus necesidades y deseos...

La cuarta etapa te permite reconocer la infelicidad que sentiste a lo largo de la etapa tres y encontrar métodos para avanzar junto a tu pareja, incluyendo todos los defectos...

Etapa 5: Seguir juntos adelante

Llegados a este punto, has podido reconocer que ninguno de los dos miembros de la relación son perfectos, y has decidido redescubrir lo que hace que ames tanto a tu pareja...

A menudo, el resentimiento de un matrimonio no trata de la persona con la que te encuentras, sino de la frustración que surge en ti mismo por no haber cumplido todas las promesas que te hiciste cuando eras más joven sobre lo que querías ser realmente...

Debes dejar que tu pareja entienda tus deseos, y quién sabe, la vida podría conducirte a muchas cosas buenas de ahora en adelante. Quizás haya pasiones que ambos puedan disfrutar o que aún no hayan explorado por completo. O quizás decidas que es el momento de abandonar la relación por tu bien, o que tengas otras prioridades...

Tal vez, junto a tu pareja, puedan comprometerse a viajar más o a priorizar actividades en las que puedan participar ambos. Encontrar maneras de crecer individualmente, mientras también pasan algo de tiempo de la mano, es una buena y hermosa manera de reavivar un romance.¿Qué piensas al respecto? ¡Comparte el artículo con tus allegados y dale a Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Instagram

30
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Así es la hermana de Kate Middleton, Pippa, y su INSOSPECHADA MILLONARIA vida
Síguenos