0 Comentario

Nunca antes contado: Erika Buenfil se atreve por primera vez a hablar sobre el padre de su hijo, el ex presidente Ernesto Zedillo

Erika Buenfil siempre fue una actriz muy reconocida en el mundo de las telenovelas mexicanas. Ahora tiene 54 años y un hijo de 13, Nicolás de Jesús Buenfil López. Muchos se preguntan por qué ese niño no tiene el apellido de su padre, lo cierto es que este angelito ni siquiera lo conoce. La intérprete se ha mostrado siempre bastante reacia a hablar de aquel hombre con el que estuvo y jamás se la ha visto en pareja. Todo fue porque él se largó. Era más joven, más rico y muy conocido en México. Ernesto Zedillo Jr. el hijo del expresidente mexicano es el papá biológico de nico.

1. La madre de Erika sabía incluso antes que ella que estaba en estado.

1. La madre de Erika sabía incluso antes que ella que estaba en estado.

En el momento en el que quedó en estado, Erika ni se había planteado el convertirse en madre, a pesar de tener ya 41 años y estar rondando la edad de riesgo para ello. No obstante, aunque ahora está encantada con el objetivo de su alegría, no llegó del modo que ella esperaba, pues ni fue algo deseado ni tampoco fue con una persona que demostrara estar a la altura de una paternidad. La historia de la vida de Erika se rompió en mil pedazos cuando a pesar de gozar de un reconocido éxito todo se le tornó oscuro al quedarse embarazada. Nunca más la verás como antes.

1. La madre de Erika sabía incluso antes que ella que estaba en estado. 1

2. Todo fue cosa de una noche con Ernesto Zedillo Jr. y nunca mejor dicho porque él jamás volvió a aparecer.

El hijo del expresidente Ernesto Zedillo, siempre bajo la versión de la propia Erika, mantuvo una relación durante unos meses con ella. Fruto de la misma y de una noche apasionada, surgió la figura del supuesto hijo de ambos, Nicolás de Jesús. Por desgracia, nada más enterarse de que la había dejado embarazada, el joven Ernesto decidió que no quería hacerse cargo de esa nueva situación y rápidamente desapareció de escena, buscando refugio en los brazos de otra mujer. La desconsolada Buenfil no volvió a saber de él hasta que ya fue demasiado tarde para hacer nada.

2. Todo fue cosa de una noche con Ernesto Zedillo Jr. y nunca mejor dicho porque él jamás volvió a aparecer.

3. Cuando Buenfil contó al hijo del expresidente que estaba embarazada de él, se fue para no volver.

Él, arquitecto de profesión, prestaba sus servicios en varios despachos en los que sus servicios le reportaban unas cifras más que generosas. Estando tan bien relacionado era normal que no dejaran de lloverle todo tipo de ofertas, pero sin duda era el ser hijo del antiguo presidente de México lo que le abrió todas las puertas. A pesar de ello demostró muy poco cuando puso tierra de por medio a la hora de ocuparse del hijo que había engendrado. De hecho no solo se contentó con no hacerse cargo, sino que le negó completamente hasta el reconocimiento como padre, sus apellidos o cualquier tipo de compensación para su manutención. Simplemente terminó para él su papel es esa obra.

3. Cuando Buenfil contó al hijo del expresidente que estaba embarazada de él, se fue para no volver.

4. Al poco tiempo, aproximadamente un año según Buenfil, la actriz se enteró de que el padre de su hijo se había casado recientemente.

Solo tenía 8 meses de embarazo cuando le llegó la rompedora noticia de que la persona con la que había compartido cama iba a rehacer su vida al margen del hijo que venía de camino, ya que había encontrado el amor en los brazos de la que fue su esposa durante varios años y madre de tres de sus hijos. Con esta noticia la pobre Erika, quien ni siquiera había visto todavía nacer a su hijo, quedó completamente devastada. No solo no iba a ver crecer a su hijo junto a una figura paterna sino que además este los había despreciado.

4. Al poco tiempo, aproximadamente un año según Buenfil, la actriz se enteró de que el padre de su hijo se había casado recientemente.

5. Erika no dejaba de ver su carrera completamente truncada.

La intérprete acababa de reconducir su carrera cuando de repente se enteró que volvía a quedarse sin poder participar en las telenovelas, lo que la entristeció mucho. Sin el refugio de su profesión y privada de toda fuente de ingresos, fue viendo cómo sus ahorros iban mermando entre pañales y biberones que se le hicieron muy dolorosos. No obstante parece que finalmente todo se trató de una inversión a largo plazo, pues Nicolás pronto se ha visto como uno de sus más grandes apoyos en la vida, dándole las energías que necesitaba para volver a su profesión de manera muy activa.

5. Erika no dejaba de ver su carrera completamente truncada.

6. Teresa de Jesús Buenfil López es su verdadero nombre y el mismo apellido que dio a su hijo tras ser rechazado por su padre.

Como otras muchas mujeres que tienen que criar a sus hijos en solitario, Erika decidió criar a su hijo dándole sus propios apellidos y negando de raíz toda vinculación con su familia paterna, ya que esta siempre le negó cualquier tipo de aprobación, aceptación o mera vinculación, a pesar de que el primogénito del expresidente fuese el coautor de su hermoso vástago. Parece que por muy responsable que fuese como profesional, en cuanto a su papel como padre dejaba mucho que desear. De hecho cuando se le vio luego en brazos de otra mujer diferente las implicaciones para ella quedaron más que justificadas. Prefería haber estado desvinculada desde un principio a haberse visto envuelta en un escándalo.

6. Teresa de Jesús Buenfil López es su verdadero nombre y el mismo apellido que dio a su hijo tras ser rechazado por su padre.

7. Erika ha sacado adelante a Nico con mucho amor y esfuerzo, también ha contado con la ayuda de su familia.

No obstante la familia de Erika sí que se prestó rápidamente a darle todo el apoyo que pudo para que su vida fuese lo más llevadera posible. Especialmente la madre de la actriz, quien comprendió que su hija estaba en estado incluso antes de que ella misma lo supiera. Fueron muchas las muestras de apoyo que recibió y que le permitieron convertirse en una madre modélica que hoy en día cuenta en la figura de su hijo con su más fiel y devoto fan. A pesar de ello no se iba a quedar callada, quería la justicia que se merecía al respecto.

8. Recientemente han salido varias noticias en las que reclama al expresidente Ernesto Zedillo que reconozca a Nicolás como su nieto.

Ya no solo busca la figura del padre de su hijo, sino también la vinculación con la persona que en su momento ocupó el más alto puesto en la democracia mexicana, el presidente Ernesto Zedillo. A pesar de ello parece que toda la familia al completo mostró una total indiferencia, posiblemente motivada por la propia decisión del interesado en aceptar su papel en aquella noche de pasión que terminó dando lugar a una nueva criatura. Sin duda dice mucho y no muy bueno de la persona que es. No obstante aceptar esa figura por parte del político supondría la obligación de su hijo a continuar con su papel en dicho conflicto, por lo que iría en su contra.

7. Erika ha sacado adelante a Nico con mucho amor y esfuerzo, también ha contado con la ayuda de su familia.

9. La actriz nunca quiso obligar a este hombre a ver al niño, pues piensa que es algo que ha de salir del corazón.

Por desgracia, aunque a muchas personas les gusta ver el fruto de su propia simiente, en otros casos simplemente quieren pensar que al no verlo, al no aceptarlo, su implicación y sus problemas desaparecen. Tan solo esperamos que con el tiempo, si él llegara a convertirse en una figura influyente o relevante, no aparezca el cazafortunas de nuevo al acecho para tratar de reclamar un papel que durante tanto tiempo se vio completamente negado. Sin duda ya será tarde para decir que fue gracias a él que surgió el propio Nicolás. Aunque por supuesto no sería ni el primer ni el último caso similar que sucede.

8. Recientemente han salido varias noticias en las que reclama al expresidente Ernesto Zedillo que reconozca a Nicolás como su nieto.

10. No obstante en una ocasión sí que lo pudo ver.

Cuando le preguntaron reconoció que sí, que cuando su hijo era un bebé, Ernesto Zedillo Jr. quedó con ella para conocerlo y nunca más volvieron a verse. Esto tuvo que ser mientras él ya se encontraba inmerso en su matrimonio, esperando posiblemente a sus siguientes vástagos pero posiblemente para tratar de curar su propia conciencia que lo atormentaría profundamente. Como era previsible, poco después de la visita volvió a desaparecer, no queriendo mantener ningún tipo de contacto ni llegando a aceptar su papel en el juego de la vida. Es como si simplemente se desligara de lo que hizo.

9. La actriz nunca quiso obligar a este hombre a ver al niño, pues piensa que es algo que ha de salir del corazón.

11. Por su parte Erika siempre lo ha tenido muy claro y no lo ha ocultado nunca

Buenfil nunca ha mentido a su hijo al respecto quien es su padre, pues toda elección la hizo este y Nico sabe que cuenta con todo el amor de su familia materna. Parece que el joven adolescente no ha mostrado sin embargo mayor interés por tender puentes de comunicación con su otra familia, a quién al igual que hicieran ellos anteriormente, ha decidido ignorar completamente. Tiene más que suficiente con sus tíos, sus abuelos y su madre. De hecho es precisamente con esta última con quien más cercano se siente, declarando en múltiples encuentros cuál es su postura de total admiración y dedicación.

10. No obstante en una ocasión sí que lo pudo ver.

12. Las declaraciones de la entrevista fueron completamente claras.

“Empezaba una relación y sucedió una noche… Yo no quería tener una relación, yo le huía a esa relación, para mí era, o es, un hombre más joven que yo, me daba un poco de miedo, un poco de no quería perder mi tiempo, un poco de están jugando conmigo”, declaró la actriz en una entrevista que hizo que todo el mundo conociera las implicaciones que afectaban al padre y al abuelo de manera directa. Sin duda la figura del expresidente, quien contó siempre con un perfil muy bajo y con una participación muy poco mediática.

11. Por su parte Erika siempre lo ha tenido muy claro y no lo ha ocultado nunca

13. Aurora Valle entrevistó a Erika Buenfil para el programa "Intrusos".

Fue gracias a dicha entrevista que todos los medios se sumaron a la indignación tardía cuando descubrieron la verdad que tuvo que atravesar la propia Erika durante su maternidad, viéndose privada de la ayuda de una figura paternal y con una situación económica muy delicada. Por suerte atravesó esa etapa satisfactoriamente y ahora se encuentra inmersa en muchos procesos creativos que ya sí combina a la perfección con su papel de madre. Sin duda su hijo sabrá agradecer lo que tuvo que hacer por él.

12. Las declaraciones de la entrevista fueron completamente claras.

14. Cuando la madre de Erika supo quién era el padre puso el grito en el cielo, ella ya sabía que él se desentendería.

La propia madre de Erika comprendió el motivo por el que su hija no quería revelar el nombre de su entonces pareja. Pero fue cuando esta se lo contó que comprendió que no le quedaba más que esperar, ya que nunca confió en esa persona a la que despreciaba. Simplemente sabía que se había aprovechado de la felicidad y la alegría que tenía su pequeña para hacerle un bebé y luego desentenderse. La pobre solo pudo llorar en solitario el desengaño, mostrando siempre su repulsa a nuevos contactos.

13. Aurora Valle entrevistó a Erika Buenfil para el programa "Intrusos".

15. ¿Conocerá alguna vez Nicolás a su padre?

La pregunta que saltó a los medios es si en un futuro la tensión se resolverá cuando el padre de la criatura decida por fín tomar cartas en el asunto y se disponga a conocer a la persona que lleva sus genes, sentarse junto a él y escuchar lo que tenga que decirle. Sin duda no será ni algo agradable, ni rápido y ni mucho menos alegre. Pocas personas aceptan el retorno de una figura paternal ausente por no querer hacerse cargo durante los momentos más duros de una infancia. Posiblemente de hecho ya habrá pasado hasta el tiempo de tener esa charla. Una pena que no se haya pronunciado antes. ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Instagram - Erika Buenfil/ Youtube

14. Cuando la madre de Erika supo quién era el padre puso el grito en el cielo, ella ya sabía que él se desentendería.
14
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Los inventos más estrambóticos e inútiles del planeta
Síguenos