0 Comentario

Meghan Markle vuelve a desafiar la paciencia de la reina Isabel rompiendo otra vez el protocolo real

Desde que la duquesa de Sussex llegó a la casa real británica ha dado mucho de qué hablar, aunque es algo común. Lo mismo le sucedió a Kate Middleton. Cuando una joven que no pertenece a la realeza se topa con unas estrictas normas de protocolo pueden llegar a superar a cualquiera. Las mujeres por lo general suelen tener un sentido de la estética y un conocimiento de su cuerpo por el cual no toleran muy bien que les digan qué llevar y cuándo llevarlos. Pese a que haya unas reglas básicas y las duquesas puedan elegir el conjunto a su antojo y semejanza, siempre acaban dando de qué hablar, sobre todo Meghan Markle.

1. La ex actriz es conocedora de su cuerpo, de lo que mejor le queda y no está llevando muy bien el protocolo.

1. La ex actriz es conocedora de su cuerpo, de lo que mejor le queda y no está llevando muy bien el protocolo.

Todavía es muy joven y tiene un cuerpo espectacular. Po lo mismo no siempre quiere ponerse la ropa que le manda el protocolo. Ella mimsa prefiere elegir sus vestidos, zapatos y faldas. No es un misterio que desde que llegó a la corte inglesa, se gastó muchísimo dinero, especialemente en su vestimenta. Meghan desde el inicio demostró que no tenía un carácter fácil y no iba a aceptar todas las reglas.

1. La ex actriz es conocedora de su cuerpo, de lo que mejor le queda y no está llevando muy bien el protocolo. 1

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! Kate Middleton se ha convertido gracias a sus buenas formas en una digna aspirante a continuar con la carrera de Lady Di, la eterna princesa del pueblo. ¿Está a la altura?

2. Ya en su primera aparición sorprendió por no llevar medias, primera regla de la reina.

Fue algo que desde los primeros momentos sorprendió no solamente a la abuela del príncipe Harry, sino también a los demás ingleses acostumbrados a las reglas y protocolo. Meghan dejó muy claro que ella tiene su propio estilo y quiere que los demás lo respeten. En el día de la sesión de fotos con su, en aquel entonces, futuro esposo, Meghan resignó de usar las medias, un elemento obligatorio en el vestuario de las miembros de la Real Familia Inglesa.

2. Ya en su primera aparición sorprendió por no llevar medias, primera regla de la reina.

3. En su boda iba elegante e ideal, pocos fallos pudieron sacarle a la boda del año.

Al ver el carácter bastante rebelde de Meghan, todos esperaban que incluso el día de su boda con el príncipe Harry iba a sorprendernos con alguna solución poco común. Pero, hay que admitir que aquel día Markle se veía hermosa, cada detalle fue muy bien trabajado e incluso la misma reina no tuvo motivo ninguno para las quejas. Todo el mundo estaba impresionado con el vestido de novia y lo bello que se veía Meghan. Junto con el príncipe Harry forman una pareja muy linda.

3. En su boda iba elegante e ideal, pocos fallos pudieron sacarle a la boda del año.

4. La reina la tiene en el punto de mira con respecto a sus outfits y es que con el último pareció no darle el gusto a la monarca.

Cuando Meghan todavía era actriz, muchas mujeres la tomaban como ejemplo de buen gusto y elegancia. No obstante, cuando la estadounidense llegó a la corte europea se dio cuenta de que todavía tiene mucho que aprender para convertirse en el ícono de estilo. Podemos notar que por lo general elige los colores ’’seguros’’ y poco llamativos. Sus favoritos son sobre todo el negro y el blanco, pero de vez en cuando también decide ponerse algo más vivo.

4. La reina la tiene en el punto de mira con respecto a sus outfits y es que con el último pareció no darle el gusto a la monarca.

5. Así acudió la duquesa de Sussex a la apertura de una nueva exposición en la Real Academia de las Artes.

En las últimas semanas, Meghan tuvo una oportunidad de hacer su primera visita pública sin ser acompañada por su esposo. La duquesa de Sussex acudió a la apertura de la exposición en la Real Academia de las Artes. Llegó al lugar indicado en un coche negro, se bajó, saludó al director y… ¡cerró la puerta del carro! Todos quedaron muy sorprendidos con el gesto de Meghan que a algunos les pareció algo muy normal y que solo confirmaba que Meghan es una mujer humilde, mientras otros se preocupaban por el protocolo y por los factores de seguridad.

5. Así acudió la duquesa de Sussex a la apertura de una nueva exposición en la Real Academia de las Artes.

6. Todo comenzó por el hecho de que Markle cerró por sí misma la puerta del coche en lugar de esperar a que lo hicieran por ella.

Y es la segunda vez cuando de esta manera, la duquesa de Sussex rompe el protocolo. Sin embargo, para ella que toda la vida estaba acostumbrada a cerrar y abrir las puertas, el hecho de que hay muchas personas que puedan hacer esto por ela, es algo que todavía no puede aceptar. Le resulta bastante difícil aprender todas las reglas tan complicadas y simplemente quiere conservar un poco de su normalidad y no se olvida que en el fondo es una chica muy simple, no nació en una familia rica, iba a la escuela pública y todo lo que consiguió fue gracias a su perseverancia.

6. Todo comenzó por el hecho de que Markle cerró por sí misma la puerta del coche en lugar de esperar a que lo hicieran por ella.

7. Llevó un vestido negro de Givenchy sin escote y de manga larga.

Aunque Meghan por lo general intenta vestirse de la manera elegante, sus atuendos no siempre agradan a los críticos de moda. Desde que Markle vive en inglaterra y oficialmente forma parte de la Familia Real Británica tiene que seguir las reglas del protocolo. A partir de ahora puede olvidarse de los vestidos cortos que tanto le gustaba usar cuando conoció a Harry. No obstante, Meghan está aprendiendo rápidamente y no le dan miedo nuevos desafíos.

7. Llevó un vestido negro de Givenchy sin escote y de manga larga.

8. Como recordaremos, nas trasparencias como las que llevaba la duquesa en las mangas no están permitidas.

Deberíamos entender que es normal que de vez en cuando Meghan puede seguir cometiendo errores ya que no es una mujer que nació dentro de una familia real. Es completamente normal, no se olvida de sus orígenes y por lo mismo se ganó la simpatía de los ciudadanos ingleses. Tanto su manera de vestir, su sentido de humor y su carácter le ayudaron a ganarse los corazones de los miembros de la familia de Harry, pero sobre todo de la misma reina Isabel II.

8. Como recordaremos, nas trasparencias como las que llevaba la duquesa en las mangas no están permitidas.

9. El largo de la falda estaba dentro del protocolo pues era por debajo de la rodilla.

Tenemos que recordar que desde que Meghan se casó con el príncipe Harry, está viviendo una época muy feliz, pero al mismo tiempo no paran algunos de sus problemas que tiene con su padre y con su media hermana. Meghan no puede disfrutar al máximo su felicidad, puesto que los miembros de su familia no cesan en dar las entrevistas y querer comunicarse con la Realeza Británica. Esa situación resulta muy incómoda para la duquesa de Sussex y muchas veces se ha sentido avergonzada.

9. El largo de la falda estaba dentro del protocolo pues era por debajo de la rodilla.

10. El problema llegó al ver la apertura de la raja de su falda.

Desde que Meghan se mudó de Canadá a Inglaterra, tuvo que adaptarse a varios factores muy distintos. Aunque por fin puede estar con el amor de su vida, tuvo que separarse de sus perros y sobre todo de su mamá que siempre fue un gran apoyo para Meghan. Al inicio de su estancia en la tierra natal de Harry, Meghan se sentía muy sola y no podía encontrar su lugar. Todo el tiempo quería estar al lado de su esposo e incluso se veía bastante pérdida.

10. El problema llegó al ver la apertura de la raja de su falda.

11. Al parecer la reina Isabel II ha montado en cólera pues un miembro de la monarquía no puede permitirse enseñar tanto.

Sin embargo, después de unos meses, cada vez podemos ver a Meghan mucho más fuerte, decidida y segura de sí misma. Ya no le da miedo salir en público sola y lo demostró cuando acudió a la exposición en la Real Academia de la Artes. Podíamos notar que estaba relajada y mucho más segura. Demostró que no necesita ir a todos los lados con su esposo, ni él tampoco tiene obligación de acompañarla a todos los lados. Poco a poco, Meghan sabe cada vez más sobre sus obligaciones como duquesa.

11. Al parecer la reina Isabel II ha montado en cólera pues un miembro de la monarquía no puede permitirse enseñar tanto.

12. Aunque Parece que por como mira el príncipe Harry a su esposa, poco le importó a él que el look fuese el más acertado o no.

A pesar de algunos errores, Meghan siempre puede contar con el apoyo de Harry. El príncipe es muy tolerante y entiende que Meghan no tiene obligación ninguna de conocer el protocolo tan severo. Era consciente de eso y ahora no duda en brindarle sus consejos más importantes. El príncipe está enamoradísimo de su esposa y no lo podemos comprobar en las fotos que de vez en cuando se filtran en Internet. La mira como si fuera su tesoro más grande.

12. Aunque Parece que por como mira el príncipe Harry a su esposa, poco le importó a él que el look fuese el más acertado o no.

13. Ya en otras ocasiones se saltó el protocolo al llevar pantalones a un acto oficial.

Al inicio Meghan se estresaba mucho por cualquier cosa, pero ahora vemos que ya está más tranquila. A pesar de que la realeza es muy exigente, la esposa de Harry puede contar con el apoyo de los demás miembros de la familia. De mucha ayuda le sirvió conocer a la esposa de su cuñado William, Kate Middleton quien tampoco tiene orígenes nobles. Las mujeres se entienden muy bien y puede que incluso tengan los problemas parecidos. Aunque Kate está en la corte por mucho más tiempo, también sigue aprendiendo sobre las reglas.

13. Ya en otras ocasiones se saltó el protocolo al llevar pantalones a un acto oficial.

14. Las sobrinas de la reina si podrían haber llevado ese vestido, en cambio ni Meghan ni Kate pueden.

No cabe duda que en tan poco tiempo Meghan ha roto ya muchas veces con las reglas muy estrictas del protocolo: varias veces fue vista al usar bolsos cruzados lo que simplemente le permitía tener más comodidad a la hora de caminar y saludar. En varias ocasiones decidió usar pantalones en vez de vestidos. Otra cosa que no le agradó para nada a la reina Isabel II es que muchas veces Meghan firmó los autógrafos lo que es prohibido por temor a las reventas.

14. Las sobrinas de la reina si podrían haber llevado ese vestido, en cambio ni Meghan ni Kate pueden.

15. ¿Continuará Meghan saltándose el protocolo?

A pesar de todo, lo más importante es que recordemos que Meghan es tan solo un ser humano y también tiene todo el derecho para equivocarse. ¿O quizá decida de conservar sus propias reglas y será una mujer completamente normal? Muchas personas le aplauden a Meghan y le felicitan que a pesar de ser esposa de uno de los ingleses más importantes, no ha perdido la cabeza fría y hace las cosas de la manera que a ella le parece mejor.
Fuente: Twitter - Meghan Markle

15. ¿Continuará Meghan saltándose el protocolo?
5
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Harry y Meghan gastan millones renovando su nuevo hogar
Síguenos