Increíble!

Publicado 2018-10-03
0 Comentario

¿Por qué cada año que pasa parece desaparecer más rápido que el anterior?

¿Te has percatado de cómo el tiempo parece pasar más rápido conforme te vas haciendo mayor? Parece mentira que personas nacidas en el año 2000 estén a punto de cursar la universidad. Existe una razón por la que los veranos de nuestra infancia parecían extenderse hasta el infinito, pero se escapan de nuestros dedos cuando tenemos 30. Maximilian Kiener, un diseñador austríaco, afirma que es debido a nuestra perspectiva. A continuación tratamos de responder a esta pregunta, un fenómeno que nos afecta a todos de alguna manera.

¿Por qué cada año que pasa parece desaparecer más rápido que el anterior? 1

Cuando tienes un año de edad, ese periodo es todo el tiempo que conoces. Pero conforme creces, un año es una fracción menor de tu vida total.

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! Al viajar al espacio nuestro cuerpo sufre unas transformaciones bastante considerables que no todo el mundo conoce.

Es como ver algo encogerse en el espejo retrovisor. Esto significa que los padres ven a sus niños crecer mucho más rápido que la percepción que poseen los infantes.

Esperar un mes para que llegue la navidad a los 5 años es literalmente como que pase un año teniendo 55. Es también una respuesta a la repetida pregunta de los jóvenes en los viajes de carro "¿Hemos llegado ya?"

Es un concepto simple, pero el sentimiento se explica gracias a la gráfica de Kiener. Conforme el tiempo pasa, nuestra vida se hace "más grande", y un año pasa a ser cada vez una fracción más corta del tiempo que hemos vivido.

Si hemos vivido 100 años, 365 días serán el 1% de nuestra vida, mientras que si tenemos 2 años, 365 días serán el 50%.

Entonces, como ya hemos visto, la proporción de cómo percibimos un año decae paulatinamente. Las vacaciones de nuestro primer año de universidad se sienten igual que 365 días para un anciano de 76.

Kiener señaló junto a su trabajo que esta teoría fue creada por primera vez por el filósofo Paul Janet en 1897.

La idea de Janet decía que percibimos el tiempo comparándolo con nuestra esperanza de vida. La aparente duración de un periodo de tiempo es proporcional a lo que hemos vivido.

Nuestros primeros años son percibidos con una duración mucho más amplia que los periodos venideros, como se muestra en la gráfica.

Si hablamos en términos de nuestra "vida percibida", la mitad se habrá acabado cuando tengamos 7 años. Un día de un infante se convierte en una semana de alguien con 40 años, cada vez necesitaremos más tiempo…

En términos matemáticos, nuestra percepción es logarítmica, se estrecha al principio y se comprime al final. Cada año no tiene la misma duración para nosotros.

Pero la percepción no es la única razón por la que sentimos el tiempo así. El problema con la teoría expuesta es que no experimentamos nuestras vidas como un conjunto. Vivimos en el momento, y no estamos siempre pensando en el pasado.

tiempo percepción

Otras teorías hablan acerca de cómo experimentamos el tiempo respecto a la ciencia y la psicología. Una dice que nuestro entendimiento de esta magnitud está gobernado por los procesos biológicos de nuestro físico.

tiempo percepción

Los investigadores han mostrado que sentimos el tiempo mucho más lento cuando la temperatura de nuestro físico es más alta. Entonces no sería casualidad que los infantes presentan una temperatura corporal más alta que la de los adultos, y su percepción es más amplia.

Otras hipótesis se centran en la memoria, las emociones y la atención. Una idea es que el paso del tiempo se acelera con la familiaridad. Conforme crecemos nos acostumbramos a muchas cosas, y el tiempo se desliza más fácilmente como resultado.

tiempo percepción

Algunos investigadores han demostrado que tendemos a recordar más eventos entre los 15 y 25 años debido a que experimentamos una gran diversidad de cosas nuevas.

También hay quien afirma que podemos ralentizar nuestra experiencia temporal prestando atención al momento presente, entrando en un estado meditativo.

Todas estas teorías tienen algo de cierto, pues nuestro sentido del tiempo es muy complejo y difícil de entender. Sin embargo, la percepción sigue jugando un rol muy importante en este fenómeno. Todos notamos que cada temporada que pasa nuestro cumpleaños parece llegar más rápido…

Puede parecernos algo triste, pero es un recordatorio de lo valioso que es aprovechar el tiempo, pues nunca se vuelve a repetir y se agota cada vez más rápido… Así llegamos al final de nuestro artículo, esperamos que te haya inspirado o al menos entretenido. ¿Qué te ha parecido? Coméntanoslo. Si te agradó dale like y comparte con tus amigos y familiares.
Fuente: Twitter/Giphy/Pixabay/Facebook-Vallevisión

10
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Hay imágenes que no son lo que parecen
Síguenos