Increíble!

Publicado 2018-10-10
0 Comentario

La ameba que destruye nuestro cerebro cobra una nueva vida

Algunas enfermedades son realmente espeluznantes y sus desenlaces atroces. Este es el caso de la ameba es conocida por producir una enfermedad que destruye al cerebro y que se contagia en reservorios de agua con una incidencia de mortalidad casi absoluta. ¿Habías escuchado hablar de tal horror? A continuación te contamos todo al respecto.

El caso de la muerte de un infante de 8 años producto de una infección por el temible microbio conocido como Naegleria fowleri ha encendido las alarmas de las autoridades.

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! Al viajar al espacio nuestro cuerpo sufre unas transformaciones bastante considerables que no todo el mundo conoce.

Este organismo unicelular tiene todo un historial de muertes debido a que es casi siempre mortal.

Su desarrollo se da en el agua dulce, en especial a temperaturas un tanto cálidas.

El evento del fallecimiento del niño tuvo lugar en la provincia de Córdoba en Argentina en febrero de 2017.

El chico nadaba en la laguna Mar Chiquita y la bacteria ingresó a su cuerpo por la nariz.

De inmediato se activaron las autoridades y se empezó a crear conciencia entre otros bañistas en torno a este peligro.

La forma cómo este elemento patógeno ingresa al cuerpo humano es a través de las fosas nasales. El contagio no se produce de persona a persona y solamente es viable mediante la entrada del agua a la nariz.

De ahí pasa al cerebro y se genera entonces un cuadro de meningoencefalitis amebiana que se caracteriza por tener varios estadios.

Los síntomas aparecen aproximadamente luego de 5 días de haber adquirido la infección.

En ese instante sobreviene fiebre y dolor de cabeza, al igual que nauseas e incluso vómitos.

Por ello hay que estar muy atentos al darse alguna de estas señales si antes se ha nadado en agua dulce.

En tal caso es imperativa la búsqueda de atención médica de forma inmediata para iniciar el tratamiento.

Posteriormente aparecen dolencias más graves como rigidez del cuello, confusión generalizada y convulsiones. Incluso, episodios alucinatorios también son comunes en este estadio de la enfermedad.

Finalmente, luego de esta fase, la evolución de dicho cuadro es sumamente dramática hasta que se produce la muerte.

La razón de este deterioro estriba en la destrucción paulatina del tejido cerebral que ejecuta esta ameba.

Hay que tomar en cuenta que la incidencia de muerte es altísima para este padecimiento y el 97% de los contagiados mueren. De hecho, entre los años 1962 y 2016 sólo se han salvado 4 personas en Norteamérica.

Adicionalmente, es importante saber que para que la bacteria se absorba y llegue al cerebro debe salir del quiste que la contiene.

Esto quiere decir que si solamente ingresa el cuerpo contenedor de la ameba, pero esta no sale, no se produce la infección. En este sentido se recomienda a los bañistas de agua dulce nadar con la cabeza afuera.

El riesgo de contagio de hecho se minimiza en ríos, puesto que el agua está en movimiento. Además, se precisa que el líquido tenga una cierta temperatura que hace óptima la vida del microorganismo.
Fuente: Twitter / Instagram

54
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Las cosas que todos hacemos pero ninguno quiere aceptar
Síguenos