Increíble!

Publicado 2018-10-12
0 Comentario

Los ejercicios más efectivos para eliminar la grasa acumulada de la espalda baja

Cuando se trata del peso y de cómo deshacerse de la grasa de la parte baja de la espalda, no siempre podemos centrarnos de manera fija en dicha zona. Sin embargo, sí que puede controlar dónde se tonifican los músculos en general, lo que ayuda a dar forma al cuerpo de la manera que quieras. De este modo, deduciríamos que para eliminar la grasa de la espalda, lo mejor es hacer ejercicios para esta parte, ¿verdad? Bueno, no exactamente, ya que hay que trabajar más en los músculos concretos, la zona baja y las conocidas "asas del amor". ¡Sigan con nosotros para saber más!

Sin embargo, los entrenamientos de espalda y laterales no siempre son los más fáciles de realizar. Así que, a continuación, podrás ver una serie de ejercicios efectivos que se enfocan, sobre todo, en la espalda baja, una zona complicada de atacar...

Por supuesto, no se trata solo de desarrollar músculo; técnicamente no te deshaces de la grasa al ejercitarte. El entrenamiento ayuda a construir el tejido muscular, que se encuentra bajo las capas de grasa. Por lo tanto, tendrás que llevar una alimentación adecuada...

Ten en cuenta que necesitarás crear un déficit de calorías para comenzar a notar los resultados, lo que significa comer menos calorías de las que quemas diariamente durante los entrenamientos...

La buena noticia es que entrenar también te ayuda a quemar más calorías, siendo uno de los componentes principales de cómo comenzar con el proceso. Los músculos necesitan más calorías, por lo que tu metabolismo se acelera de una manera natural para quemar una mayor cantidad de éstas...

Al centrarte en ejercicios específicos, solo alientas al desarollo de los músculos de ciertas áreas. Mientras comienzas a perder grasa de todo el cuerpo, tu espalda y tus costados se verán más estrechos y definidos porque estás formando tales músculos a partir de los ejercicios que verás a continuación...

1. El puente

Este es uno de los más fáciles de hacer para desarrollar la espalda, los glúteos y los muslos, pero evítalo si estás embarazada, ya que hay una arteria en la espalda que el bebé comprime cuando estás en dicha posición, y podrías terminar cortando el flujo sanguíneo...

Comienza acostándote sobre tu espalda con los pies apoyados en el suelo; las rodillas deben tener un ángulo de 45º. Pon tus manos en las caderas y levanta el trasero del piso, asegurándote de que haya una línea recta desde los hombros hasta las rodillas...

Mantén esta posición durante 30 segundos al menos, pero si llegas a 2 minutos, mejor. Baja suavemente hasta el piso y luego tómate un descanso de 30 segundos. Repite el ejercicio al menos 3 veces, aunque cinco es lo recomendable...

A medida que acumules fuerza, verás que es más fácil de hacer, así que sigue trabajando para aumentar el tiempo de aguante. Haz este ejercicio más complicado con el uso de una pelota de ejercicios; pon tus pies sobre ella y mantén el cuerpo firme mientras realizas el puente...

2. Plancha

Comienza acostándote boca abajo con los codos hacia adentro. Levanta el cuerpo del suelo, de modo que solo los codos y los dedos de los pies toquen el piso. Mantén la espalda recta y tu trasero abajo para sentir la tensión de los músculos centrales...

Si te resulta difícil, baja las rodillas y aumenta la fuerza del núcleo. Sigue practicando la tensión muscular para llegar a la posición más difícil lo antes posible. Mantén la posición durante al menos 30 segundos y luego baja con cuidado. Sigue haciéndolo hasta que puedas llegar a los 90 segundos fácilmente, realizando tres series...

3. Plancha de lado

Ahora es el momento de hacer una variación a la plancha común, trabajando más los lados, la parte baja de la espalda y los muslos. Acuéstate de lado con un codo por debajo; es el mismo movimiento en tensión de antes, pero de costado, solo un pie y el codo deben tocar el suelo. Mantén los pies apilados para que la columna vertebral permanezca recta...

Este ejercicio es complicado, ya que necesitas fuerza y equilibrio. Intenta aguantar 15 segundos para comenzar y ve aumentando poco a poco. Cuando lo domines, aumenta 15 segundos más. ¡Recuerda cambiar de lado para trabajar todo debidamente y fortalecer la espalda!

4. Lumbares estilo Superman

Comienza acostándote sobre tu frente con los brazos estirados sobre la cabeza y las piernas rectas. Levanta una pierna del piso junto con la mano opuesta y mantén la posición 30 segundos para luego bajar de nuevo. Repite con el lado contrario...

Puedes levantar ambas piernas y manos al mismo tiempo si lo deseas. Si tienes dolor de espalda, evítalo hasta que fortalezcas los músculos centrales y descubras el foco del dolor: recupérate antes de hacer el ejercicio completo...

5. Levantamiento de piernas en tijeras

Comienza primero haciendo ejercicios de levantamiento de piernas para mejorar la fuerza central y luego trabaja en este ejercicio concreto cuando estés lista. Aumentando lentamente la cantidad de repeticiones, evitarás lesiones. Cuando levantes las extremidades, ábrelas y luego ciérralas con una pierna cruzada sobre la otra; repite varias veces alternando el ciclo...

Haz al menos 10 repeticiones y descansa 30-60 segundos entre series; sentirás cómo el tronco se hace más fuerte. Para ayudar a la estabilidad, mantén los brazos a la altura de las caderas o algo más separados, aunque también puedes usarlos para ayudarte a levantar las piernas hacia arriba...

6. Termina con estiramientos

Estirar es muy importante a la hora de terminar un entrenamiento para evitar lesiones, cúmulos de tensión y dolores musculares. Primero comienza a cuatro patas, estirando la zona del estómago al levantar la espalda. Es como crear una joroba similar a la de un camello; baja también la cabeza para que toque el pecho mientras lo haces...

Ahora baja la zona del estómago hacia el suelo, creando un arco con la espalda, similar a un gato estirándose. Mira hacia el techo y deja que el cuello se estire. Este ejercicio de estiramiento mejorará tu postura para ayudarte a eliminar el dolor de espalda o cuello, que es común con los músculos centrales débiles. Mantén ambas posiciones durante 5 segundos, pero mejor de 15 a 30. Repite cada posición al menos 5 veces.¡Comparte el artículo con tus allegados y dale a Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Instagram

25
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Todo sobre la íntima amistad de Freddie Mercury y lady Di
Síguenos