Increíble!Consejos

Publicado 2018-10-16
0 Comentario

Las verdades y los mitos en torno a la grasa y sus efectos en nosotros

En relación a las dietas y el tipo de alimentos que debemos consumir hay toda una mitología creada. Incluso estas creencias, que en muchos casos distan bastante de la realidad, han llevado a que algunas personas terminen con afectaciones de salud. Por dicha causa, siempre hay que apelar a la literatura médica seria para despejar dudas. ¿Tú ya estabas al tanto de las distintas consideraciones en torno a los alimentos grasos? A continuación te desmitificamos ciertas afirmaciones que se tenían en relación a ellos.

1. Los alimentos ligeros no poseen grasas

Esta es una media verdad con la que hay que estar muy atentos puesto que estos comestibles no son 100% libres de grasas.

En este sentido se debe revisar la etiqueta nutricional para ver la cantidad real que tienen de manteca.

Adicionalmente, es importante que estudies esta información en relación al resto de los componentes, como el azúcar, el sodio, etc.

2. Las grasas incrementan el colesterol y son la causa primordial de fallas cardiacas

De nuevo esta es una afirmación que sólo es cierta a medias. El hecho es que el consumo de grasas saturadas lleva al aumento del colesterol malo.

Y ello implica simplemente que se incrementa el riesgo de que se produzcan afecciones del sistema cardiovascular.

No obstante, ello no es una certeza y sólo entra en el ámbito de las probabilidades de que algo malo ocurra.

El hecho concreto es que hay otro tipo de alimentos de los que también hay indicios de que pueden afectar el sistema circulatorio, como el azúcar y la sal.

3. Se deben eliminar las grasas por completo

Esto es falso puesto que las recomendaciones que hacen los nutricionistas apuntan a que debe consumirse un 30% de grasas al día.

No obstante, lo adecuado es la sustitución de los lípidos saturados por aquellos de estilo no saturado.

Adicionalmente, es aconsejable sacar de la dieta a aquellas grasas de origen industrial denominadas trans.

Finalmente, no son este tipo de comestibles los que producen incrementos de peso. Ello ocurre por la ingesta de comida en exceso.

4. Toda grasa es dañina

Esto es erróneo puesto que no todas causan daño al cuerpo humano e incluso algunas son beneficiosas.

Hay un tipo de grasa que es sumamente saludable y que no debe bajo ningún concepto ser eliminada de la dieta.

En este grupo están el aguacate, las almendras, las aceitunas, el maní, el pistacho, la moringa y las alcaparras, entre otros.

Por otro lado, sí hay algunas que son dañinas y están presentes por ejemplo en los embutidos, chicharrones y postres.

5. Los aceites vegetales son más sanos

Esta afirmación puede terminar siendo todo lo contrario puesto que incluso son peores que la misma mantequilla.

Una de las causas de esto estriba en que son procesados químicamente, cosa que altera su composición nutricional.

Aquellos que resultan ideales son los que resisten altas temperaturas sin modificar su constitución general.

Entre estos se encuentran el aceite de coco, el de aguacate y el de semillas de uva. Sin embargo, siempre se debe ser moderado en el consumo.
Fuente: Instagram

6
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Cosas que creemos acerca de Pixar y sus emocionantes películas y que resultan no ser verdad
Síguenos