0 Comentario

Un superviviente del holocausto esquivó por segunda vez su destino en Pittsburgh

Todo parecía indicar que iba a ser un día tranquilo, muy normal, dentro de la sinagoga de Pittsburgh conocida como "El árbol de la vida". Judah Samet, uno de sus parroquianos habituales, se disponía a prepararse para ir a la ceremonia como habitualmente hacía, pero se retrasó unos cuantos minutos, 4 ó 5, según él mismo, pero que supusieron la diferencia entre la vida y la posible muerte. Al llegar al estacionamiento del establecimiento se encontró con que un hombre uniformado le decía que debía retirarse, pues alguien había comenzado un tiroteo en el interior del edificio. En ese momento fue cuando el sospechoso salió e intercambió disparos con los policías para volver al interior y continuar su crimen.

Pittsburgh

1. El origen del odio

Rebobinando unos días atrás, el supuesto perpetrador de los crímenes de Pittsburgh había comenzado a publicar mensajes antisemitas en una conocida red social.

Pittsburgh

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! El mundo de los amish es un completo misterio para el resto de la humanidad, pues viven en sociedades muy cerradas. Pero a pesar de ello hemos descubierto cómo viven las esposas de esta cultura.

2. GAB como detonante

Gab es una red social de corte ultraderechista en la que se pretende dar cabida a cualquier mensaje sin importar si vulnera o no las directrices sobre antisemitismo, racismo o violencia.

Pittsburgh

3. Los mensajes de Robert Bowers

Robert Bowers publicó en su cuenta personal declaraciones en las que ponía de manifiesto su desprecio por la vida de los judíos, a los que literalmente quería ver muertos. Llegó a decir "Los judíos son los hijos de Satanás".

Pittsburgh

4. El odio en un mensaje

"A HIAS le gusta atraer invasores para que maten a nuestra gente. No puedo sentarme y ver cómo matan a mi gente. A la mierda su perspectiva, voy a entrar", citó en otra ocasión.

Pittsburgh

Tras este mensaje se produjo el crimen, entrando con un rifle de asalto y varias pistolas con las que abrió fuego de manera indiscriminada.

Pittsburgh

5. El trágico suceso

11 de las personas que había en el interior fallecieron, sumándose otras 10 más que sufrieron heridas de diversa gravedad. Entre las víctimas se encontraban personas de avanzada edad.

Pittsburgh

Uno de los casos más sonados fue el de Rose Mallinger, quien a sus 97 años parecía seguir teniendo un fuerte apego por seguir viviendo. No obstante, fue precisamente la historia de Judah Samet la que más sorprendió a los medios.

Pittsburgh

6. Judah Samet, una historia digna de contarse

Al escuchar el tiroteo, volvió a su casa para enterarse por las noticias del trágico suceso. Algunos de sus conocidos habían sufrido heridas y otros habían fallecido. Él se encontraba rememorando lo cerca que ya estuvo de la muerte.

Pittsburgh

7. Su infancia fue trágica

Judah Samet nació en Debrecen, la segunda ciudad más grande de su Hungría natal. Por desgracia, en 1944, cuando él contaba con solo 6 años, esta fue invadida por los nazis.

Pittsburgh

8. Primer destino: Auschwitz

Para la mayoría de las personas que fueron puestas en los temidos trenes nazis, oír la palabra Auschwitz era sinónimo de muerte. En su caso el rumbo tuvo una enorme sorpresa, ya que, debido a unos altercados, tuvieron que redirigirse.

Pittsburgh

9. Segundo destino: Bergen-Belsen

Bergen-Belsen tampoco era ningún lugar de ensueño. Aquí murieron más de 18 mil personas debido a las duras condiciones aplicadas. De entre todas ellas posiblemente su más famosa interna fue Anna Frank.

Pittsburgh

10. Las condiciones fueron duras

En la mayoría de los casos los reclusos que eran enviados a campos de exterminio no solían pasar de los primeros días, siendo común el exterminio para niños y ancianos que no podían aportar mano de obra, como si se trataran de piezas de maquinaria.

Pittsburgh

11. Judah Samet logró lo imposible

En el caso de Judah sí que se obró un milagro, pues a sus 6 años logró sobrevivir a una de las condiciones más insoportables. Durante 10 meses fue uno de los residentes del campo, llegando a cumplir allí sus 7 años.

Pittsburgh

12. La suerte del fin de la guerra

En cierto modo la suerte que tuvo el propio Judah Samet fue que al llegar al campo los británicos ya se encontraban muy cerca del propio campo de concentración.

Pittsburgh

Con la liberación del campo, el propio Judah Samet pudo salir vivo de un primer infierno y logró emigrar a los Estados Unidos junto a su familia.

Pittsburgh

13. Comienzo de una nueva vida

Al llegar a los Estados Unidos, su padre logró montar un negocio de joyería que le supuso su fuente de ingresos familiar y que el propio Judah Samet heredó.

Pittsburgh

La increíble memoria del superviviente le permitía recordar a cualquier cliente que le hubiese comprado hasta el más mínimo regalo en su negocio, llegando a acumular miles de rostros asociados a sortijas de todo tipo.

Pittsburgh

14. Entrevista post-Pittsburgh

Tras los acontecimientos se comenzaron a realizar todo tipo de entrevistas en las que se le preguntaba si se había sentido igualmente perseguido tras lo sucedido y le recordaba a su juventud.

Pittsburgh

Él simplemente se limitó a decir que nunca había llegado a olvidar. No quería mirar atrás, pero se dio cuenta de que ya queda muy poca gente capaz de rememorar lo que él pasó con la violencia hacia su pueblo.
Fuente: StarStock / Twitter / Google Maps

Pittsburgh
0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Cameron Boyce y Brenna D’Amico: el bello amor más allá de las pantallas
Síguenos