Consejos

Publicado 2018-11-01
0 Comentario

Hay formas de leer la mente de las personas

Hoy en día las herramientas de comunicación interpersonal proveen una cantidad de recursos para averiguar la intencionalidad del otro y saber hacia dónde apunta su discurso, al igual que lo que puede estar pensando. Este tipo de potencialidades son muy cotizadas en el ámbito de los negocios y de ciertas disciplinas en las que se requiere una aproximación estrecha a la mente del interlocutor. No se necesitan grandes conocimientos para llevar esto a cabo, sino más bien una cierta capacidad de observación. ¿Te da curiosidad este poder? A continuación aprende cómo practicarlo.

Leer mente

1. Ser un buen oyente

En una aproximación a otra persona de la cual queremos saber cómo piensa lo primero es escuchar con atención.

1. Ser un buen oyente

Mediante esto podremos intuir algunas facetas de su pensamiento, puesto que nunca debemos olvidar que este se manifiesta a través del discurso.

1. Ser un buen oyente 1

Así podremos extraer pistas en cuanto a sus deseos que se expresarán a través de los tópicos a los que alude al hablar.

1. Ser un buen oyente 2

2. Tomar en consideración la personalidad el otro

Eso es esencial en el sentido que primeramente tenemos que saber con quién hablamos, es decir a quién queremos descifrar.

2. Tomar en consideración la personalidad el otro

Cada persona tiene un entorno cultural y toda una esfera de gustos y referentes afectivos; hacia eso es imprescindible mirar.

Leer mente

Debemos tener muy bien categorizado el entorno generacional inclusive, dado que de acuerdo a ello tendremos un abordaje específico.

2. Tomar en consideración la personalidad el otro 1

Adicionalmente, la eficacia comunicacional se incrementa en la medida que utilizamos los referentes de nuestro interlocutor.

2. Tomar en consideración la personalidad el otro 2

3. Abordar puntos clave

En el mismo espíritu del ítem anterior aquí de lo que se trata es de llegar a aquella zona donde al otro podemos tocarle puntos emocionales sensibles.

3. Abordar puntos clave

Una vez definido ello podemos contactar emocionalmente con nuestro escucha de manera de que aborde sus aspectos más íntimos.

Leer mente

Justamente eso es lo fundamental al hacer esta aproximación, que el otro baje sus barreras mediante la identificación afectiva.

3. Abordar puntos clave 1

Una vez establecido un canal de comunicación real y profundo podemos ver con claridad toda una constelación de deseos y pensamientos que ese expresan en lo que habla.

3. Abordar puntos clave 2

4. Sitúe a su interlocutor a nivel generacional

Tal y como mencionábamos anteriormente es indispensable saber en qué ámbito generacional está nuestro interlocutor para así saber sus costumbres.

4. Sitúe a su interlocutor a nivel generacional

En este sentido, por ejemplo, los millennials tienen ciertos gustos y aficiones particulares que los distingue de los boomers.

4. Sitúe a su interlocutor a nivel generacional 1

En el caso de los primeros ellos preferirán siempre los entornos digitales, las redes sociales y los encuentros virtuales.

Leer mente

En cambio, un boomer tendrá predilección por las reuniones persona a persona y por el mundo real.

4. Sitúe a su interlocutor a nivel generacional 2

5. Observar la comunicación no verbal

Cuando hablamos de comunicación no verbal nos referimos a una esfera que está circunscrita a los gestos y signos visuales.

5. Observar la comunicación no verbal

En este sentido es importante observar la postura del otro y así podremos notar su estado de ánimo, por ejemplo.

Leer mente

De igual modo, es vital escuchar su tono de voz y de esta forma se pueden inferir ciertas cosas como la motivación que posee la persona.

5. Observar la comunicación no verbal 1

Finalmente, lo esencial en estas lides es abrir los ojos y estar muy atento a todo lo que ocurre, a aquello que no es tan evidente.
Fuente: Pixabay

Leer mente
60
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Así viven los hijos de los chavistas de Venezuela
Síguenos