0 Comentario

Justin Bieber Y Selena Gómez Siguen Atados ¿Cuánto Aguantará Hailey Baldwin?

Cuando una relación termina los sentimientos no desaparecen inmediatamente. Dependiendo de cómo haya sido ese amor, te recuperas mas o menos pronto, pero en la mayoría de las ocasiones el respeto y la preocupación por la otra persona siguen intactos a través de los años. Sí curiosos, hoy nos vamos a poner un tanto sentimentales, pero te prometo que la ocasión lo merece y es que estaremos hablando de Justin Bieber y el cariño que aún siente por Selena Gomez. Descubre hoy con nosotros cómo los sentimientos del cantante hacia su amor de adolescencia están destruyendo su actual matrimonio con Hailey Baldwin.

Se casaron por lo civil en septiembre, pero eso fue todo. Desde entonces, la ceremonia religiosa se ha pospuesto ya ¡en 3 ocasiones!. La planificación estaba en pleno apogeo, incluso ya habían enviado las fechas de las nupcias, siendo el 28 del pasado febrero el día oficial, sin embargo, lo retrasaron al 1 de marzo en un giro inesperado. Ya han pasado 5 días desde entonces y nada ha sucedido, así, los planes de casarse frente a amigos y familiares se han echado a perder por tercera vez. Aparentemente, muchos de los invitados de Justin no iban a poder asistir, ¿pero es esa la verdadera razón o en realidad es una señal de que algo va mal en la pareja?

Lo cierto es que Justin está inmerso en una de las etapas más duras de su corta vida. Continúa yendo a terapia para tratar su depresión, y aunque Hailey se ha mantenido firme a su lado durante todo el proceso, el cantante todavía está cuestionando el matrimonio, y ya está pensando en las consecuencias de salir de él. Cuando se casaron por lo civil, lo hicieron por las razones equivocadas, a continuación te voy a hablar de ello, y con las prisas y la emoción no firmaron un acuerdo prenupcial. Así que si Justin y Hailey no logran mantenerse juntos el resto de sus vidas, los derechos de propiedad podrían estar en peligro, especialmente los de la estrella del pop, quien tiene un patrimonio de 265 millones de dólares mientras que el de su esposa solo es de 3 millones. Como puedes ver, el cuestionamiento de Justin acerca de por que olvido realizar la separación de bienes, puede no ser una buena señal.

Como te adelantaba hace un momento, la pareja no se caso por las razones correctas, ni con la cabeza fría, especialmente Bieber. Y es que en una entrevista, Justin admitió que tenía mucha prisa por contraer matrimonio porque albergaba un gran deseo de tener relaciones con Hailey. Todo tiene una explicación, en aquel momento el cantante estaba practicando el celibato después de que lo diagnosticaron con una adicción a los momentos íntimos. Así que cuando ya no pudo más, agarró a Hailey de la mano y se dirigieron a la corte. Desde ese fatídico día, la pareja ha admitido que están luchando por entenderse. Hailey ha admitido que le está costando mucho adaptarse al hecho de estar casada, que se encuentra muy sola y que se ha vuelto una fanática religiosa.

Por si comenzar una vida de casada con tan solo 22 no fuera lo suficientemente difícil, Hailey además está teniendo que luchar contra dos monstruos: la depresión que sufre su esposo desde hace años y Selena Gomez. Vayamos paso por paso. Todo el mundo se ha dado cuenta de que Justin parece estar hundido últimamente, y estamos en lo cierto. El cantante lleva años luchando con su salud mental y aunque ha buscado consejería y está en el camino de mejorarse, es obvio que esto está afectando a su relación con Hailey. Está enamorado de ella pero no es completamente feliz, se siente inquieto, vacío y confundido. Siente que le falta algo de la vida que no se puede comprar con dinero, y este es un pensamiento que lo hace romper a llorar en cualquier sitio y en cualquier momento. ¿Puede que eso que le falta y que no puede comprar sea el amor y el perdón de Selena Gomez?

Cuando se desató la noticia de que la cantante y amor de la adolescencia de bieber había tenido que ser ingresada de urgencia en un centro psiquiátrico por una crisis mental, el cantante tocó fondo. Desde entonces, ha sido visto acudiendo a su iglesia con más frecuencia y buscando apoyo en sus amigos más cercanos. De alguna forma, se siente culpable por la situación de Selena, y es que lo que ambos sienten el uno por el otro no ha terminado. Hailey siempre ha tenido claro que algo pasa por la mente de su esposo, pero él ha preferido no hablar con su mujer de qué es eso que tanto le preocupa.

Así, a espaldas de Hailey, Justin tomaba el teléfono para llamar al número de Selena, y viendo que no recibía respuesta, se fue hundiendo cada vez más y más. Desde que se separaron, el cantante no ha dejado de sentir preocupación e interés por Gomez e independientemente de que ahora es un hombre casado, sigue decidido a contactarla como sea. A pesar de que trató desde un principio de ser discreto, el tema se le fue completamente de las manos y al final ha terminado saliendo a la luz, y él teniendo que dar explicaciones al respecto a Hailey.

Los familiares de Selena desvelaron que Bieber estuvo llamando todos los días para interesarse por el estado de la joven e incluso acudiendo a su casa. Puede que lo que en realidad sienta el cantante sean solo remordimientos de conciencia pues cuando empezó a salir con Hailey, Selena le estuvo mandando varios mensajes cariñosos que él nunca respondió.

Meses más tarde sucedió el intento de suicido de la icono del pop. Así que nuestra teoría es la siguiente: Justin quiso hacerse de rogar mientras Selena iba tras él, cuando ella no soportó verlo con otra mujer sufrió una terrible crisis, y ahora Bieber se da cuenta de que él también la amaba y se siente tremendamente culpable. Lo malo de todo esto es… ¿donde queda Hailey? Es hora de que tomes la palabra curioso, ¿crees que hailey debería darse su lugar y quitarse de en medio o crees que debería luchar por su matrimonio?

7
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

¿Es el fin de la carrera de Justin Bieber por culpa de Hailey Baldwin?
Síguenos