0 Comentario

¿Está Britney Spears obsesionada con el control de sus hijos?

Los hijos de Britney Spears

Los últimos meses en la vida de la reina del pop no han sido nada sencillos. La enfermedad de su padre, al que ama con todo su corazón, su internamiento en una clínica por sus continuas crisis de nervios… sin duda están siendo tiempos convulsos para Britney. Pero, ¿alguien se ha fijado en sus dos hijos, en qué podrían estar sintiendo al ver a su madre destruida?

Los hijos de Britney con Kevin Federline

Sean de 13 años y Jayden James Federline de 12, son los dos hijos que la cantante tiene en común con el rapero Kevin Federline. Aunque la relación entre ellos no terminó nada bien - estuvieron casados durante 3 años solo para sufrir un amargo divorcio en 2007 - ambos mantienen a día de hoy una relación cordial por el bien de sus pequeños. Britney es desde hace tiempo una madre soltera que a pesar de su fama y su inmensa fortuna, estimada en 215 millones de $, ha pasado por dificultades en la crianza de Sean y Jayden. De hecho, cuando sufrió un fuerte ataque en 2007 a causa de su divorcio en el que perdió completamente el control y fue internada en contra de su voluntad, se quedó sin la custodia de sus hijos. Hoy, más estabilizada, lucha por sacarlos adelante y ha desarrollado una forma de maternidad que te sorprenderá encontrar en una súper estrella como ella. 10

Ver esta publicación en Instagram

Traffic for two hours has me like ????

Una publicación compartida por Britney Spears (@britneyspears) el

Britney es una gran madre

Era de esperar que después de tantos escándalos y de haber protagonizado tantas portadas de revistas dando una imagen poco deseable, Britney le prohibiera tajantemente a su hijos leer artículos donde ella apareciera. Ambos hermanos están en una edad complicada pero en la que podrían comprender perfectamente todo lo que se dice y se dijo de su madre, así que es mejor mantenerlos al margen en ese aspecto. Probablemente por la misma razón, la cantante no suele hablar del pasado con sus hijos. Aunque la estrella de 37 años tiene mucho de lo que estar orgullosa, pues ha sabido superar sus problemas de salud mentaly se encuentra en pie a pesar de tanta gente que ha querido destruirla, sus acciones pasadas la avergüenzan y ha preferido no comentarlas con sus hijos. Aunque… supongo que no está lejos el día en que tenga que enfrentar con ellos la verdad, porque la adolescencia ya no es precisamente una etapa de inocencia.

Ver esta publicación en Instagram

I love this man @samasghari

Una publicación compartida por Britney Spears (@britneyspears) el

Britney es una madre muy estricta

Si creías que estos chicos se dan una vida de lujo solo porque su madre es multimillonaria, déjame decirte que te equivocas de pleno. Cuando Britney recuperó la custodia de sus hijos, lo primero que hizo fue iniciar un modo de crianza 100% con los pies en la tierra. Ni Sean ni Jayden se han saltado jamás unas clases en la escuela, ni han podido escaquearse de hacer sus tareas. De hecho, para que veas lo implicada que está Britney en la educación de sus hijos, ella misma contrató una maestra para que le diera clases particulares de matemáticas y así poder después ayudar a sus hijos por sí misma. Eso… no lo hace cualquiera, ¿verdad? La cantante reconoce que a ella misma le faltó disciplina cuando fue una niña y que sus padres nunca se ocuparon mucho de si estudiaba o no, así que no está dispuesta a cometer el mismo error con sus hijos.

Ver esta publicación en Instagram

Merry Christmas ???

Una publicación compartida por Britney Spears (@britneyspears) el

Sean y Jayden, los hijos de Britney

La protección de sus pequeños también es algo que obsesiona a la súper estrella. Podría sorprenderte esto pero los adolescentes tienen permitido salir sin su madre, siempre acompañados de fuertes medidas de seguridad, eso sí. Britney ha aprendido a confiar en sus escoltas de la misma forma que si fueran familia, y así, son ellos muchas veces los que se quedan al cargo de los pequeños. Tanto Sean como Jayden saben que deben obedecer las órdenes de su personal de seguridad porque vienen directamente de su madre, así que… todos contentos. Cuando no están en la escuela, Britney se ocupa de mantenerlos cerca de ella en sus giras y conciertos. Aunque su agenda sea una muy apretada, para esta madre sus hijos son lo primero y siempre saca tiempo para pasarlo con ellos.

Siguiendo en el ámbito de la seguridad. Britney, a pesar de su juventud lleva la maternidad a la antigua usanza. No le permite a sus hijos tener un celular propio y jamás les presta el suyo si no está ella supervisándolos. Tampoco pueden navegar en internet sin filtros, ni jugar videojuegos o ver la televisión sin seguir un estricto horario. A la hora de jugar con sus amiguitos también están bajo el constante escrutinio de su madre. En la escuela, Britney decidió que sus hijos tuvieron protección y supervisión continua de personal de seguridad contratado por ella, e incluso cuando los chicos le piden permiso para asistir a la fiesta de algún amiguito en su casa, sus escoltas se encargan de investigar exhaustivamente el lugar y a la familia para asegurarse de que nadie le hará daño a sus chicos. ¿No es esto ya un poco excesivo?

Ver esta publicación en Instagram

??? #tbt ?: Herb Ritts

Una publicación compartida por Britney Spears (@britneyspears) el

Pues bien curioso, después de todo lo que acabo de contarte seguramente estés pensando que Britney es una madre ejemplar, y que todas deberían comportarse como ella porque es natural querer proteger a tus hijos al máximo. Sin embargo, ¿qué pasa con las acusaciones que recibió en el 2015 de parte de uno de sus escoltas? Este la acusó de tratar de forma violenta a los dos pequeños y descuidarlos, dándoles comida chatarra a todas horas.

Fernando Flores acusó a Britney de maltratar a sus hijos

En el juicio, Fernando Flores declaró que había visto a la cantante en numerosas ocasiones desnuda por la casa gritándole a su personal e incluso pegándole con un cinturón a uno de sus hijos para disciplinarlo, pero ella negó rotundamente las acusaciones, alegando que en absoluto es una mala madre y que lo hace lo mejor que puede. Si bien es cierto que los que están a su alrededor aseguran que no lo hace con mala intención, esto podría denotar que Britney simplemente no tiene el tiempo ni la capacidad suficiente para ocuparse del trabajo más complicado del mundo, el de ser madre.

Ver esta publicación en Instagram

??? ?: @fiacuzziphotography

Una publicación compartida por Britney Spears (@britneyspears) el

1
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Maddox reclamará la custodia de sus hermanos por el exceso de peleas entre Brad y Angelina
Síguenos