0 Comentario

Desinfectantes caseros y baratos para mantener la casa libre de gérmenes

Desinfectantes caseros para el hogar

El coronavirus ha puesto de cabeza al mundo. Se agotan múltiples implementos que necesitan en los hospitales y las personas enfermas. También el gel para desinfectar las manos cuando estamos en la calle y es posible que los supermercados no encontremos lejía u otros productos para limpiar a fondo el hogar. Además puede pasar que hayan subido de precio, porque los especuladores aprovechan la crisis para venderlos más caros.
Nosotros en nuestras casas, por otra parte, necesitamos como nunca que todo esté limpio. Por eso llegamos y desinfectamos obsesivamente cada objeto que traemos, nos lavamos las manos una y mil veces, echamos a lavar toda la ropa y aun así vivimos paranoicos. Habrá que investigar cuántas neurosis obsesivas compulsivas nos dejaran estos días, pero ahora no queda otro remedio.

Desinfectantes caseros para el hogar

Es normal por eso que tendamos a llenarnos de desinfectantes. Uno distinto para cosa, con olores penetrantes, algunos muy fuertes y hasta peligrosos. Pero eso nos puede llevarnos a gastar un dineral en productos que podrían producirnos asma, irritar nuestras manos o dañar nuestros objetos o prendas.
Aquí por eso vamos a proponerte algunas ideas de productos que puedes hacer muy fácilmente en casa y que seguro no te harán ningún daño. Casi todos son ecológicos y en la medida que los uses estarás evitando químicos y tóxicos. Pero además seguro que tu bolsillo va a agradecer estas recetas.
Puede ensayarlos todos, pero sobre todo recuerda no exagerar. Hay que limpiar a fondo y cada día, pero nunca aspirar a una pulcritud imposible.

Desinfectantes caseros para el hogar 1

Solución hidroalcohólica con aroma de limón

Tener en la puerta de casa y en sitios estratégicos de la casa este producto sencillo puede ser muy útil. Es muy barato, además. Solo necesitas alcohol de uso doméstico, agua y aceite esencial de limón. En una botella con un pulverizador mezclas 150 mililitros de alcohol en 350 mililitros de agua y 5 gotas de aceite esencial de limón. Tienes que rociar los productos que traes del mercado, tu bolso o tu ropa cuando llegues y dejarlo secar. A los aparatos electrónicos, hay que pasarles un algodón embebido en la mezcla pero bien exprimido. Además de desinfectar dejará un aroma fresco en todos los objetos.

Solución hidroalcohólica con aroma de limón

Solución para limpiar superficies de azulejos o granito

El bicarbonato es mágico. Sus propiedades para remover la grasa y el sucio son bien conocidas. Combinado con el aceite esencial del árbol de té, que conseguirás en cualquier tienda naturista, es perfecto para limpiar la cocina o el baño. Porque este aceite tiene propiedades antibacterianas, antivirales, fungicidas, y hasta repelente de insectos. La receta es muy fácil: en un frasco mezclar 2 cucharadas de bicarbonato, 6 cucharadas grandes de agua caliente y 8 gotas de aceite esencial del árbol de té. Esparce con un paño esta solución sobre los azulejos o los topes de la cocina y ya.

Solución para limpiar superficies de azulejos o granito

Desinfectante profundo de cristales de soda

Los cristales de soda, que venden en varias páginas de Internet, son un potente limpiador desinfectante que, combinado con el bicarbonato y el agua oxigenada, dejará cualquier superficie perfectamente tan antiséptica como un quirófano. Solo tienes que mezclar a partes iguales los tres ingredientes en un frasco y aplicarlo sobre cualquier cosa que quieras desinfectar. Pero no lo uses para los aparatos electrodomésticos porque podrían dañarse los acabados.

Desinfectante profundo de cristales de soda

Toallitas desinfectantes caseras

Solo necesitas una taza de vinagre blanco, una cucharada de lavavajillas, cinco gotas de aceite esencial de limón y cinco de aceite esencial del árbol de té. Además de una taza de agua y sábanas viejas cortadas en rectángulos de 10 x 15 centímetros. Mezclas todos los ingredientes líquidos, los viertes sobre las toallitas y las guardas en una caja de plástico bien cerrada. Son una maravilla para limpiar cualquier superficie y las puedes lavar y volver a utilizar, por lo que no van a convertirse en basura contaminante

Toallitas desinfectantes caseras

Limpiador desinfectante para madera

Con un cuarto de taza de vinagre blanco, media cucharada de jabón de Marsella, tres gotas de aceite de oliva y tres de aceite de pino puedes hacer un desinfectante perfecto para los muebles de madera que además les dará nuevo brillo y belleza. Remoja una esponja en esa solución y escúrrela, pásala por la madera y luego enjuaga con otro esponja empapada en agua tibia. Puedes repetir el procedimiento y secar bien. Verás como tus muebles quedan impecables y con un aroma delicioso.

Limpiador desinfectante para madera

Desinfectante para alfombras o tapizados

Mezcla el bicarbonato de sodio con un poco de vinagre blanco para crear una pasta cremosa. Espárcelo sobre las alfombras que quieras desinfectar. Dejar actuar la mezcla durante 15 minutos. Fíjate que al mezclar el bicarbonato de sodio con el vinagre se produce una reacción gaseosa, que es muy segura y ayuda a desprender toda la suciedad de las alfombras. Este desinfectante no mancha y puedes aplicarlo en todas las áreas sucias de tus alfombras o en el tapizado de los muebles. Luego tienes que recoger el producto con paño húmedo, volver a pasarlo para enjuagar y dejar secar bien la superficie. Para terminar pasa bien la aspiradora.

Desinfectante para alfombras o tapizados

Limpiador desinfectante para inodoros

Por sus propiedades antibacterianas, antivirales, fungicidas el aceite esencial del árbol de té es el mejor desinfectante casero para los inodoros. Y no es agresivo con el ambiente ni con nuestros pulmones. Solo tienes que verter en una botella con rociador dos tazas de agua con dos cucharada de aceite esencial de árbol de té. Agitas bien la botella rocías bien el las paredes de la taza del inodoro y toda su superficie. Luego deja actuar la solución por 15 minutos y frota bien con el cepillo.

Limpiador desinfectante para inodoros

Para desinfectar y desodorizar todo la casa

El bicarbonato limpia pero también absorbe los olores desagradables, por eso recomiendan poner frascos abiertos de bicarbonato en los refrigeradores. Cuando no había pasta de dientes las personas se lavaban los dientes con ese polvo que blanqueaba y refrescaba el aliento. El limón, por su parte, da un aroma fresco característico de los cítricos. Para hacer este desinfectante vierte una cucharadita de bicarbonato de sodio en dos tazas de agua caliente y agrega una cucharadita del jugo de un limón. Ponlo todo en una botella con pulverizador y rocía esta solución por tu casa cuando quieras que huela a prado silvestre.

Para desinfectar y desodorizar todo la casa

Desinfectante de vinagre de manzana

Si mezcla vinagre de manzana con agua oxigenada vas a tener un limpiador maravilloso para las superficies más grasosas. Solo tienes que combinar un vaso ( 250 mililitros) de vinagre de manzana con 5 cucharadas (50 mililitros) de agua oxigenada en un frasco y agitarlo. Agitas la mezcla y con un paño lo usas para limpiar la campana de la cocina y cualquier otra superficie grasienta. Los resultados son asombrosos.

Desinfectante de vinagre de manzana

Desinfectante para la ropa de color

Para desinfectar la ropa blanca el procedimiento tradicional es agregar un poco de lejía al agua y ponerla bien caliente, pero para desinfectar la ropa de color, que podría desteñirse, el secreto es agregar un poco de vinagre al agua del enjuague. El vinagre es una sustancia derivada de la fermentación de las frutas y granos y tiene un 5% de ácido acético y 95% agua. El contenido acético y el pH del vinagre blanco destilado (2,4) crea un ambiente inhóspito para muchos microorganismo, virus y bacterias. Algunos estudios lo consideran tan efectivo como el cloro, pero no destiñe la ropa ni tiene ese olor desagradable. Agregar media taza de vinagre al agua del enjuague de la ropa de color la dejará como nueva, con brillante, con un aroma fresco y completamente pulcra.

Desinfectante para la ropa de color

Desinfectante para frutas y verduras

El vinagre es el mejor producto que se puede usar también para desinfectar cualquier fruta o verdura que vayamos a consumir cruda. Prepara un envase con agua filtrada y vinagre, agrega un poco de sal, y remoja allí cualquiera de estos alimentos por unos 10 minutos. Luego solo tienes que escurrirlos.

Desinfectante para frutas y verduras

El alcohol lo limpia todo

Recuerda que el alcohol es un desinfectante maravilloso que todo lo limpia. Pero también irrita las heridas, puede arderte en los ojos o en las mucosas y además es inflamable, así que úsalo con mucho cuidado. Si lo disuelves con un poco de agua destilada debes asegurarte de que la concentración sea la adecuada. Al terminar de limpiar puedes embeber un paño o trozo de algodón con alcohol y limpiar los pomos de las puertas y las ventanas y los interruptores de las luces o de los electrodomésticos. También desinfectar el lavamanos y los bordes del inodoro.

El alcohol lo limpia todo

El agua oxigenada también

El agua oxigenada es efectiva en concentraciones del 0.5 por ciento, sin embargo, en las farmacias lo más usual es encontrar agua oxigenada con una concentración de peróxido de hidrógeno del 3 por ciento, por lo que hay que mezclarla para tener una concentración adecuada de esta sustancia efectiva contra coronavirus. Diluye 100 mililitros de agua oxigenada al tres por ciento en 500 mililitros de agua destilada. Como el alcohol, es irritante y además puede desteñir telas, pero en cualquier otra superficie puedes usarla. No la mezcles con nada más y déjala reposar al menos un minuto en contacto con la superficie que vas a desinfectar para que sea efectiva.

El agua oxigenada también
0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

El nuevo emoji de Facebook: un abrazo que todos quieren saber cómo obtener
Síguenos