0 Comentario

Juegos tradicionales y baratos para mantener a los niños entretenidos en casa

Juegos clásicos para distraernos con los pequeños en casa durante la cuarentena

La cuarentena por el coronavirus sigue alargándose y, realmente, no sabemos, a ciencia cierta, cuánto más va a durar. Si bien, por un lado, al pasar de los días nos vamos acostumbrando a la situación, y lo que al principio nos parecía imposible, ahora vemos que, poco a poco, lo hemos conseguido ingeniando nuevas rutinas dentro de la casa, no es menos cierto que nuestra inventiva de actividades hogareñas puede ir restringiéndose. En otras palabras, hemos salido adelante con la situación, pero los días pasan y ya no sabemos qué más que hacer, en qué ocupar nuestro tiempo.

Juegos clásicos para distraernos con los pequeños en casa durante la cuarentena

Cuando hay niños en casa esta situación es más complicada. En estos casos, no solo tenemos que tratar de ocupar nuestro tiempo y lidiar con nuestro hastío, cansancio o ansiedad, sino también tenemos que pensar en el tiempo de los pequeñines. Ellos, al igual que los adultos, pueden sentirse a ratos hastiados, cansados, aburridos, incluso, ansiosos y preocupados. Sus rutinas, como las nuestras, de un día para otro, se transformaron. Si ya están en edad escolar, el cambio es innegable, y si aún no lo están, también lo sienten, pues el ritmo general de la casa ha variado radicalmente y, por muy pequeños que sean, no hay duda de que lo notan. Si nosotros mismo no entendemos bien qué pasa, ¿podemos ponernos a sus zapatos?, ¿cuánto podemos pedirles que comprendan la situación, que pongan de su parte y colaboren?

Juegos clásicos para distraernos con los pequeños en casa durante la cuarentena 1

A esto hay que agregar un aspecto más. Como los adultos, los chiquitos también se angustian, se preocupan, se llenan de ansiedad, con el agravante de que, dada su corta edad, quizás, les cueste manejar estas emociones. Siendo así, los niños pueden ponerse más traviesos que de costumbre, estar alterados o, por el contrario, entristecerse y hasta deprimirse. Si esto es así, no se preocupen, aquí les traigo un conjunto de juegos clásicos para que compartan con sus pequeños en casa y utilicen constructivamente el tiempo compartido.

No se trata de juegos en internet o en línea. Cuando digo clásicos me refiero a los juegos tradicionales, aquellos que nosotros los adultos, ahora padres, jugábamos cuando niños. Entonces ¡anímate!, ¡juega con tus hijos y diviértete como en la niñez! A ellos les encantará y lograrás que se desconecte, al menos un rato, del mundo virtual.

 El valor educativo del juego

El valor educativo del juego

No hay duda de que los juegos son un excelente aliado en estos momentos de encierro. Jugar es un grandioso antídoto para el estrés, así como un magnífico catalizador de las emociones. Pero hay más. Esta actividad no solo es útil para distraernos y pasar el tiempo, sino que es fundamental para el aprendizaje. A través de los juegos nuestros pequeños pueden aprender cosas muy importantes para su vida y su crecimiento personal, las cuales, a veces, pasan desapercibidas, pues desestimamos el valor educativo del juego asociándolo exclusivamente con la distracción.

Pero no es así y, a continuación, expondré mis argumentos. Los juegos enseñan a:

Seguir reglas.

Al igual que en la vida, los juegos obligan a los niños a que no solo aprendan reglas, sino también a acatarlas. De no hacerlo quedan excluidos, no pueden jugar. Esto tiene un gran valor, pues de alguna forma así es la vida. Esta tiene reglas, requerimientos que hay que seguir, si no lo haces puedes quedar “fuera de juego”. No quiero que esto se entienda como una defensa a una educación autoritaria, que fomenta la sumisión. Nada más alejado de mi intención. Lo que quiero decir es que cumplir con las reglas enfrenta a los niños a dilemas que, posteriormente, pueden ser muy útiles en su vida: ¿qué estrategias debo utilizar para alcanzar mi meta con estas reglas de juego?, ¿hago o no trampa para ganar? No son preguntas tontas.

Seguir reglas.

Alcanzar objetivos.

Los juegos también son importantes porque enseñan a los niños a alcanzar objetivos. Todo juego tiene una meta, así como un principio y un fin. Esto puede parecer superfluo, pero no lo es, pues obliga a establecer y planificar estrategias a desarrollar durante el lapso de tiempo que dure al juego o llegue a su fin.

Alcanzar objetivos.

Razonamiento lógico y matemático.

Si hay que alcanzar puntos y llevar una cuenta, los juegos son una excelente forma para que nuestros niños practiquen las operaciones matemáticas básicas, como suma, resta, multiplicación y división. Como se trata de un juego, seguramente no les dará pereza. Asimismo, si tienen que establecer estrategias, esto le permitirá fortalecer su razonamiento lógico, en el sentido de acciones y consecuencias, seguir instrucciones, posibilidades lógicas, etc.

 Razonamiento lógico y matemático.

Lectoescritura.

Muchos juegos incluyen este ámbito. En algunos, la lectura se restringe a que los niños lean las reglas del juego, pero hay otros juegos, que precisamente tratan de estas habilidades, piensen por ejemplo en Scrabble, Stop o El ahorcado.

Motricidad fina y motricidad gruesa.

Dependiendo de las características del juego se reforzará una u otra de estas habilidades. En los juegos de mesa, por ejemplo, la coordinación ojo-mano es central, por lo tanto, los niños trabajar la motricidad fina. En otros que impliquen mayor movimiento, como correr, saltar o agacharse, la coordinación de los movimientos corporales es fundamental.

Dicho esto, busquen en los armarios de casa los juegos que desde años están guardados, sino los hay, no se desanimen. Con un poco de ingenio podemos hacerlo con nuestras manos. Así que ¡A empezar!

Lectoescritura.

Banco de juegos

A continuación te dejo diversas opciones de juegos clásicos para que se distraigan los pequeños de las casa. Para tu comodidad, los he separado en tres grupos: juegos de mesa, juegos simples y juegos físicos. Dependiendo el espacio que tengas en casa y los gustos y necesidades de tus hijos, escoge tus preferidos.

Juegos de mesa.

La diversidad de este tipo de juego es inmensa. Seguro en la casa cuentas con algunos de ellos. Si no es así, no hay problemas, con creatividad, ingenio e internet podemos hacerlos. ¡A los niños les encantara!

Motricidad fina y motricidad gruesa.

Cartas. Por su versatilidad con las cartas podemos hacer múltiples juegos, como: romi, canasta, escoba, veintiuno, por mencionar solo algunos.
Bingo. Este juego es divertidísimo. Eso de cantar los números y gritar ¡bingo!, es maravilloso.
Dominó. Igualmente de divertido, además de fomentar en tus niños el razonamiento matemático y lógico, si juegan en pareja será estupendo para promover la colaboración familiar.
Memoria. Este juego también es muy bueno para el razonamiento. Si no lo tienes, recuerda que puedes utilizar las cartas o hacerlo ustedes mismo.
Ludo, parchis, damas, damas chinas y ajedrez. Estos juegos también son muy divertidos, además con excepción de las damas y el ajedrez, pueden participar diferentes miembros de la familia a la vez. ¡Diviértanse en familia!
Palitos chinos. Son excelentes para la concentración y la motricidad fina. Si no hay en casa, pueden hacerlos con los palitos de las brochetas. ¡Píntenlos y quedarán preciosos!

Banco de juegos

Juegos simples.

En este grupo incluyo los juegos que solo requieren papel y lápiz.
Stop. ¿Recuerdas cuando niño la alegría de terminar de rellenar las casillas y gritar stop?, pues enséñaselo a tus hijos, tan solo tienen que establecer las categorías. Y empezar. Además de practicar la lectoescritura, tendrán que sacar cuentas, ¡no es maravilloso!
El ahorcado. Este juego es muy bueno para el vocabulario y la ortografía. Compártelo con ellos.
Batalla naval. Un poco más complicado, la batalla naval, es un juego muy bueno para el razonamiento lógico. Sin duda, tus hijos pasaran un tiempo distraídos ¡hundiendo barcos!
La vieja. Por último, no podía falta este juego. Aunque simple, sencillo y rápido, muy útil para el razonamiento lógico.

Juegos de mesa.

Juegos físicos.

A menos que tengas una casa amplia o jardín, realizar juegos físicos confinados en el hogar no es sencillo. No te desanimes, aquí te dejo tres opciones que no requieren de mucho espacio.
Yakis. Aun cuando este juego requiere de piezas muy específicas, los yakis, piensa que puedes remplazarlos por cualquier otro objeto pequeño, desde pequeñas piedras hasta cotufas. ¡Solo se trata de tener ingenio! La pelota no será un problema, ¡¿En qué casa con niños no hay pelotas?!
Liga o elástica. Para este juego solo requieres de una elástica, átala y que los niños empiecen a brincar. Busca en internet secuencia de saltos y grados de dificultad, hay muchas opciones. Verás cómo les encanta, además, terminarán tan agotados que dormirán como ángeles al día siguiente: ¡se levantarán más relajados y de mejor humor!
Escondite. Por lo general, para jugar al escondite se requiere de espacio, sin embargo, con un poco de ingenio podemos jugarlo en casa, incluso si es un pequeño apartamento. Si retiras los muebles y los objetos peligrosos, puede ser una actividad muy divertida para realizar en familia. ¡Les aseguro que se reirán mucho!

Así que empecemos: “juguemos en el bosque mientras el lobo no está”.

Juegos simples.
0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

El nuevo emoji de Facebook: un abrazo que todos quieren saber cómo obtener
Síguenos