Increíble!Consejos

Publicado 2020-04-01
0 Comentario

La mejor forma de explicarle a los niños qué es el coronavirus

A medida que el COVID-19 sigue esparciéndose, más vidas se ven afectadas. Y aunque por fortuna los niños no son considerados población de riesgo, sufren muchos cambios y alteraciones en sus vidas y rutinas gracias a los efectos colaterales que la pandemia ha causado en la sociedad.

La mejor forma de explicarle a los niños qué es el coronavirus 1

Sin duda, hablar con honestidad a nuestros niños sobre temas un poco más complejos como religión, sexualidad, muerte, marginalización, entre otros, nunca ha sido sencillo, y la pandemia que vivimos actualmente no es la excepción. Siendo un tema imposible de evitar puesto que afecta la vida de todos directamente, contagiados o no, es importante saber cómo podemos abordarlo de la mejor manera para minimizar el estrés y ansiedad que pueden sufrir nuestros pequeños.

La mejor forma de explicarle a los niños qué es el coronavirus 2

Si nos ven calmados, se sentirán más seguros
Como padres, tutores, protectores o modelos a seguir en general de nuestros niños, hemos tenido que aprender a poner una buena cara en la peor de las situaciones, es un instinto protector que solo nuestros niños despiertan en nosotros. Sin importar que tan afectados nos sintamos, es prioridad siempre transmitirles calma para suavizarles el golpe. La primera fuente de información que los niños tendrán de un tema nuevo y álgido como este, siempre será las conversaciones que escuchan, ellos observan e imitan todo lo que ven en su hogar, por lo tanto la forma en como decidamos relacionarnos con el tema los afectará directamente a ellos. Si tenemos una aproximación calmada y controlada al respecto con una guía clara, es probable que ellos no sientan ansiedad al respecto y sigan su vida normalmente. Si nos ven calmados y les proporcionamos información clara, ellos nos seguirán e imitarán.

Honestidad sin saturar
Siempre es bueno dejarles claro que la línea de comunicación está completamente abierta, que ellos se sientan cómodos de comunicarnos sus dudas apenas las tengan y no hacerlos sentir menospreciados de ninguna forma. Por lo tanto, cualquier duda será bienvenida y debemos atajarla en el momento de forma abierta, honesta y con la seriedad requerida. Primero, siempre es bueno preguntarles qué saben sobre el tema, es bueno que nos compartan la información que han recibido y ver cómo la han procesado, además que siempre es entretenido ver como las cabezas de los niños funcionan; las historias que se crean no tienen precio. Asegurémonos de tener el primer acercamiento a esa interpretación única antes de arruinarla con hechos y verdades aburridas (pero necesarias). Una vez que haya comunicado sus dudas y angustias (si es que hay), es hora de explicarles brevemente y con un lenguaje cercano a ellos qué es el virus y cómo podemos protegernos de él. Observemos sus reacciones (y tomemos nota, los niños son terriblemente sabios), dirijamos la conversación según las necesidades de ellos, pero intentemos no saturarlos de información. Para ellos puede ser muy abrumador que compartamos todas las nuevas investigaciones y los updates de los números de cada país al día, informémoslos sobre cómo podemos protegernos y los pasos a seguir, no los preocupemos con cosas que están más allá de su alcance en el momento.

La mejor forma de explicarle a los niños qué es el coronavirus 4

No es un asunto racial
Gracias a la pandemia, muchos mitos e información falsa han encabezado titulares en los medios, la histeria ha cobrado protagonismo y muchos se han dejado llevar por ella. El mundo entero está sufriendo este problema en unísono y a veces, al contrario de unirnos, nos divide y genera odio y miedo entre nosotros. Es importante asegurarnos de que los niños no estén tomando parte o sufriendo discriminación racial y dejar claro que el virus no tiene relación alguna con la apariencia, cultura o procedencia de una persona. No señalar ni enseñar a nuestros niños a culpar a otros basándose en su aspecto, facciones faciales o acento.

La mejor forma de explicarle a los niños qué es el coronavirus 5

Tomar el timón y dar una guía clara
Es importante que le demos a nuestros niños indicaciones claras de cómo podemos protegernos: lavarnos las manos, no tocarnos la cara, evitar el contacto con otros, toser y estornudar dentro del codo, etc. Mientras ellos tengan instrucciones claras se sentirán más seguros siguiéndolas, si nos ven hacerlas también nos imitarán. Podemos inventar canciones para lavarnos las manos, convencerlos de que están combatiendo a una malvada enfermedad y que al tomar las medidas higiénicas necesarias están prácticamente siendo superhéroes, protegiéndose a si mismos y a otros. Los niños tienden a conectar más cuando le ven el lado lúdico a la situación, así que dejemos a la imaginación volar.

La mejor forma de explicarle a los niños qué es el coronavirus 6

Mantenernos informados
Leer las noticias diario y mantenernos al día con los reportes sobre el virus y las medidas de precaución nos pueden ayudar a tener un pie adelante siempre y poder prevenir a tiempo cualquier desastre. Sin embargo, no debemos saturarnos, recordemos siempre tomar un respiro y tiempo para procesarlo. Sin duda, tener la información a la mano puede ayudarnos a tener herramientas para darles a los niños o siquiera para responder sus dudas y angustias. Es momento de aprender a recibir oleadas de información, dejarla reposar y usar nuestro instinto y sentido común para defendernos y cuidar de nuestra familia.

La mejor forma de explicarle a los niños qué es el coronavirus 7

Reforcemos la buena higiene
Mantener una buena rutina de higiene siempre ha sido esencial, pero en estos momentos cobra una importancia distinta. Aprovechemos de enseñarle a los pequeños la importancia de mantener un higiene riguroso y meticuloso en nuestro cuerpo y el sitio donde habitamos. Lavar nuestras manos y bañarnos regularmente, aprender a llegar a las zonas difíciles de nuestro cuerpo y cómo cada área puede tener un trato distinto. Puede ser obvio para nosotros pero recordemos que ellos dependen de nuestra guía para entenderlo. Démonos esta excusa para realmente llegar profundo y enseñarles todos los trucos de higiene que hemos aprendido durante los años, ¡muchas veces de formas duras!

Estructura
Ahora que muchos colegios han cerrado, nos vemos obligados a suplir su educación en la casa. Ya sea que tenemos el privilegio de guías otorgadas por los colegios para seguir con la educación en casa o clases online, es nuestro trabajo mantener el sentido de la estructura incluso en casa. Puede ayudarnos seguir una rutina, levantarnos todos los días a la misma hora, desayunar, bañarnos y empezar con el día. Dicho esto es importante tener metas realistas: no esperemos que todo corra de la misma forma en la que lo hacía antes, somos humanos y nuestros niveles de productividad y motivación varían dependiendo del día, es importante fluir con ellos. Paciencia y disposición serán nuestros mejores aliados, debemos intentar ser consistentes en la medida de lo posible y ayudarlos a completar sus tareas, o mantener sus educaciones al corriente lo más que nos sea posible.

La mejor forma de explicarle a los niños qué es el coronavirus 9

Entretenimiento
Todos sabemos que los niños no duran ni un día encerrados antes de que se empiecen a jalar los pelos, es momento de ejercitar esos músculos creativos y generar actividades que les proporcionen el mismo nivel de actividad mental y física que tendrían en un día normal con salidas al exterior. Puede que tengamos acceso a internet y entretenimiento en la pantalla que los deje hipnotizados por un par de horas y nos den la paz que tanto necesitamos aunque sea por un momento, pero no olvidemos que necesitan retos físicos y mentales para realmente drenar la energía que llevan dentro (si es que tiene fin).

La mejor forma de explicarle a los niños qué es el coronavirus 10

Cuidar de uno mismo
Finalmente, es importante no olvidar de cuidarse a uno mismo, si nosotros nos estamos protegiendo, ellos estarán protegidos. Y si estamos atentos a nuestras necesidades, tanto físicas como psicológicas, podremos atender de ellos con mejor disposición, una cabeza más despejada y una sonrisa genuina que nos acompañe. Estos son momentos duros, y siendo el modelo a seguir de unos niños puede aumentar la ansiedad y hacernos sentir más presión de la normal. Es importante respirar, tomarse tiempo para uno mismo y tener un poco de silencio de vez en cuando, así sean quince minutos una vez que todos se hayan acostado o cuando aún no se han despertado. Recordemos que no estamos solos, y así como nosotros estamos pasando por esto, miles otros nos acompañan en estos tiempos extraños.

La mejor forma de explicarle a los niños qué es el coronavirus 11
0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

El dilema de millones ¿Los tapabocas protegen nos o no del coronavirus?
Síguenos