Increíble!

Publicado 2020-04-22
0 Comentario

Las conmovedoras historias del la verdad acerca del aislamiento social

Desde el pasado diciembre, en el mundo parece no hablarse de nada más: la pandemia del coronavirus. Portadas de periódicos, programas de televisión, portales de Internet nos ofrecen información actualizada casi al minuto sobre la propagación campante del COVID-19 en medio planeta. También, a través de las redes sociales nos llegan las más variadas historias de cómo la gente está afrontando el confinamiento. Algunos muestran vídeos de sus rutinas caseras de ejercicio, otros comparten sus recetas culinarias y otros comparten sus consejos para mantener el ánimo alto en estos duros momentos. Hoy nosotros les vamos a traer algunas historias entorno a ese enemigo invisible que está afectando a tanta gente: la soledad del confinamiento.

Las conmovedoras historias del la verdad acerca del aislamiento social 1

Es de dominio común que las personas mayores son las más afectadas por la pandemia. Ya sabemos de sobra, por lo que nos cuentan en las noticias, que las personas mayores de 70 años y aquéllas con enfermedades respiratorias previas son las más vulnerables al virus. Lo que no muchos medios nos cuentan es cómo viven estas personas aislados de sus familias. Hace poco les contábamos acerca del drama de los funerales en Italia donde, debido a las estrictas medidas de confinamiento, muchas familias no tenían la oportunidad de ver a sus seres queridos en las residencias de ancianos en las que muchos pasaban sus últimos días. Algunas personas mayores dejaban este mundo rodeados sólo por el personal sanitario de sus residencias y, muchos de ellos, sin siquiera poder entender por completo por qué sus familiares los habrían abandonado, ni qué estaría pasando en el mundo exactamente que trae a todo el mundo de cabeza.

Las conmovedoras historias del la verdad acerca del aislamiento social 2

Tal fue el caso de Giovanni Battista Calvi, un anciano de 106 años que, según aseguran sus cuidadores, no murió de coronavirus sino “de tristeza”. Todo parece indicar que Giovanni se habría auto convencido de que sus familiares habían muerto durante la emergencia del COVID-19 y que todo el mundo le escondía la verdad. “Ustedes son como yo, cuando me enviaron a la guerra con un rifle oxidado. Me daba vuelta y veía muchos muertos, como ahora en la televisión. Díganme la verdad, los míos han muertos todos. No me alimento porque quiero irme con ellos”, le dijo a su médico y a los trabajadores del hogar, unos días antes de partir.

Las conmovedoras historias del la verdad acerca del aislamiento social 3

Giovanni fue un héroe de la Segunda Guerra Mundial, conocido en el área de Piamonte. Fue soldado durante 10 años y, al acabar la guerra, pasó dos años más en un campo de prisioneros. Finalmente, retornó a su hogar tras caminar los más de 1000 kilómetros que separan Berlín de su Mombaruzzo natal. Su historia se cuenta en un libro llamado Una pagliuzza d´oro che ha scritto la Storia (“Una astilla de oro que escribió la historia”, según su título en italiano). Nada más lejos de él que quedarse en cama compadeciéndose de sí mismo. Giovanni era muy activo y alentaría a sus otros compañeros de residencia a serlo también. Él les animaba a levantarse de la cama y a arreglarse para el almuerzo, así como también a hacer las actividades físicas ofrecidas por la residencia. Sin ir más lejos, este invierno, antes de que la pandemia por coronavirus estallara, Giovanni se había embarcado de lleno en uno de sus más queridos hobbies: entrenar a un cachorro para buscar trufas.

Las conmovedoras historias del la verdad acerca del aislamiento social 4

Pasó sus últimos años en la residencia para mayores Opera Pia Ferraro de Incisa Scapaccino. Los trabajadores de este centro le describirían como un hombre lúcido que veía televisión, leía el periódico y hasta animaba a sus demás compañeros. Sin embargo, Giovanni parecía no estar entendiendo el que su familia no le pudiese ir a visitar debido a las estrictas medidas de distanciamiento social establecidas para paliar el virus. Sufría a diario al no poder ver a sus familiares y por eso se convenció de que a todos se los había llevado el virus por delante. Ni siquiera las videollamadas le harían cambiar de opinión, ya que pensaba que sólo se trataban de tretas para engañarlo. Y, aunque su hijo vino a visitarle en una ocasión, y le dijo desde lejos que todos estaban bien, el anciano no logró reponerse de su tristeza.

Las conmovedoras historias del la verdad acerca del aislamiento social 5

Por desgracia, historias como las de Giovanni se repiten en estos duros tiempos. Por mucho que nos esforcemos en explicarlo, tanto los niños como los mayores de la casa no logran muchas veces entender del todo lo que está pasando. Es por esto que muchas de las más desgarradoras y bonitas historias nos están llegando de la gente que está dedicando sus días a sacar lo mejor en estos terribles momentos que vivimos. Tal es el caso de una familia australiana, que recrearon un supermercado en el salón de su casa para alegrar a una abuelita con Alzheimer.

Las conmovedoras historias del la verdad acerca del aislamiento social 6

Esta fue la solución a la que llegó un padre australiano después de tratar de explicar, sin mucho éxito, a su madre acerca de las medidas de distanciamiento social. La mujer, de 87 años, y que padece de Alzheimer y demencia, se vale de rutinas diarias para sobrellevar mejor su enfermedad. Entre ellas estaba el ir a la compra todos los días con su hijo Jason. Al ver que lo triste que estaba su madre ya que no entendía por qué no podían ir al supermercado, Jason ideó su tierno plan.

Las conmovedoras historias del la verdad acerca del aislamiento social 7

“Llevamos en aislamiento cuatro semanas y la rutina de mi madre se fue alterando. Intentar comprender lo que pasa la está destrozando, y una de las cosas con las que sostiene su semana es la compra. No podemos llevarla al supermercado, así que pensamos que podríamos abrir una tienda en casa”, aseguraba Jason en el post de Facebook donde publicó el video, que rápidamente se hizo viral. En el video se ve cómo Jason pasa buscando a su madre a la casa adjunta y le explica que, ya que no pueden ir al supermercado debido a la cuarentena, el supermercado ha venido a la casa. Finalmente, llegan a un cuarto donde le reciben cariñosamente su nuera y sus nietos, quienes actúan como los empleados del supermercado. La adorable escena termina con la abuelita pasando por la caja registradora y haciendo como si pagara por su compra a su nieto.

Las conmovedoras historias del la verdad acerca del aislamiento social 8

El video se ha hecho viral y ha recorrido medio mundo, sirviendo de inspiración para muchas familias en similar situación e incluso para residencias de ancianos. Asimismo, los empleados del supermercado local al que acuden Jason y su madre, la obsequiaron con una caja con productos para que pueda recrear la escena de manera más fiel a como sería la experiencia original.

Las conmovedoras historias del la verdad acerca del aislamiento social 9

Pero no son sólo los más mayores de la casa los que peor lo están pasando debido al coronavirus. Padres y madres de todo el mundo se enfrentan a la ardua tarea de explicarles a las pequeñas personitas de la casa por qué no están yendo al colegio, por qué no pueden salir a jugar con sus amiguitos o por qué no pueden ver a sus seres queridos. Tal es el caso de un niño peruano que fue fotografiado rezando para que todo esto terminase pronto.

Las conmovedoras historias del la verdad acerca del aislamiento social 10

La escena se ha hecho viral por lo enternecedora a la par que desgarradora: un niño pequeño, vestido en piyama y ataviado con una de las mascarillas que ayudan a prevenir el contagio por coronavirus, ocupa el centro de la fotografía. En ella, el infante, de apenas 6 años, se encuentra arrodillado sobre el suelo de una calle vacía, con las manos juntas sobre su pecho y mirando hacia el cielo.

Las conmovedoras historias del la verdad acerca del aislamiento social 11

Sobre las 8:00 de la noche, el niño abrió la puerta de casa y se dirigió a la calle donde luego se arrodilló y mirando hacia el cielo imploró a Dios que acabase con la pandemia del coronavirus para así poder abrazar a sus abuelos. Él mismo afirmó que si salió de la casa fue porque en ella había mucho ruido y él quería ir a un sitio silencioso para que así Dios pudiera escuchar más claramente su rezo.

Las conmovedoras historias del la verdad acerca del aislamiento social 12

La foto (tomada por Claudia Mora) no tardó en hacerse viral y fue recibida gratamente por los vecinos de la zona, así como también por los usuarios de internet, que no tardaron en compartirla rápidamente. Estos han calificado lo sucedido como un hecho esperanzador ante todo el drama que ha venido a partir de la propagación masiva del coronavirus, y, sobre todo, ante lo desalentador de la cuarentena.

Las conmovedoras historias del la verdad acerca del aislamiento social 13

Todas estas son imágenes de cómo esta pandemia está no sólo jugando con la vida de nuestros seres más queridos, sino que está separándonos cada vez más y tratando de dejarnos en soledad. Sin embargo, esta terrible pandemia también nos está dejando hermosas historias de esperanza: de cómo familias están haciendo hasta casi lo imposible por mantenerse cerca de sus seres queridos y por mantenerlos felices, especialmente a los más vulnerables. Por eso, vale la pena, en medio de tantas malas noticias y penas, unirse a las oraciones de esperanza del pequeño que salió a la calle, para superar lo que parece un mal sueño.

0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

En Japón se rentan parejas para pasar la cuarentena
Síguenos