Increíble!

Publicado 2020-04-22
0 Comentario

Una de las preguntas más incómodas tras la ruptura: ¿continuamos como amigos?

Mucho se habla estos días acerca de lo importante de las tecnologías en nuestra vida. La pandemia del coronavirus nos ha dado una cachetada de realidad con respecto a la globalización: nos uno cada día más, pero puede haber sido la culpable de la pandemia. Por una parte, los vuelos baratos han puesto el viajar al alcance de todos, convirtiéndonos en turistas sin escrúpulos. Viajamos por placer muchas más veces de las que nuestro medioambiente le gustaría; abarrotamos las ciudades que visitamos; encarecemos los alquileres y servicios de los habitantes locales.

Una de las preguntas más incómodas tras la ruptura: ¿continuamos como amigos? 1

Sin embargo, la globalización y la tecnología también nos han traído ventajas. En tiempos de aislamiento, la videollamda se ha convertido en nuestra mejor aliada para sentir a nuestros seres queridos cerca. Pero qué pasa cuando ya no nos queda más gente para llamar, cuando ya no tienes nada nuevo que contarte con tus padres y amigos. Pasa que es entonces cuando empiezas a acordarte de viejos amigos y conocidos que no deberías. Y si a eso le juntas las ganas de proximidad y romance con otra persona, entonces es cuando terminas tomando malas decisiones. Como llamando a tu ex, por ejemplo.

Una de las preguntas más incómodas tras la ruptura: ¿continuamos como amigos? 2

Por mucho que intentes auto convencerte de que es una buna idea, la verdad es que no lo es. Piensa, que si en su momento ya tomaron la decisión de no estar juntos es porque algo no estaba funcionando (aunque ahora mismo el aburrimiento o la desesperación hayan borrado por completo esa razón de tu cerebro). Puede que pienses que ser amiga de tu ex significa que has llegado a la madurez espiritual máxima. Puede que pienses que el perdonar y pasar página te eleva a un nivel espiritual sólo visto en los monjes tibetanos, pero, la realidad, es que puede que otras razones estén confabulándose en las profundidades de tu cabeza y que nada tienen que ver con genuina caridad. Así que no te dejes engañar por el aburrimiento y piensa de manera aislada qué es eso que te ha hecho de repente volver a pensar en tu ex.

Una de las preguntas más incómodas tras la ruptura: ¿continuamos como amigos? 3

En líneas generales, llamar a tu ex es siempre una mala (malísima) idea. Cierto es que hay algunos casos en los que mantener una amistad con tu ex pareja no es tan descabellado. Tener hijos o negocios en común son consideradas razones de fuerza mayor; en general, siempre tratarás de mantener una relación cuanto menos cordial con tu ex por el bien de tus hijos o tu negocio.

Otra de las razones por la que no querrás ser amiga de tu ex es por su actual pareja. Piensa en lo mucho que te molestaría que una o un ex aparezcan siempre en las conversaciones con tu pareja. Como si ya no hubiera demasiado hilo que desenredar en una relación, como para también estar desenredando marañas de relaciones pasadas. Además, hazlo por ti misma: aunque no sueñes con ganarte un rinconcito en el cielo, al menos no te tires de cabeza al infierno junto a todos aquellos que interfirieron en las relaciones de sus exes.

Lo más importante antes de entablar una amistad (o al menos, pretender entablarla) es tener unos motivos válidos. Por esta razón, vale la pena que te tomes un momento para cavar hondo y desenterrar los verdaderos motivos que te han llevado a pensar que se trata de una buena idea. En la sociedad en la que vivimos, en la que se premia el tener muchos amigos/conocidos/followers, negarse a entablar una amistad puede ser traducido como de ser una mala persona o un antisocial.

Un estudio llevado a cabo por psicólogos de la Universidad de Kansas (EE. UU.) ha sugerido que alrededor del 60% de las personas deciden mantener la amistad después de una ruptura. Sin embargo, esto no resulta siempre una buena idea. Toda relación que nos resulte en malestar o tristeza, o que desprenda cualquier tipo de toxicidad en nuestras vidas debe ser eliminada. Tampoco vale la pena emplear tiempo y esfuerzos en relaciones que no aportan nada a nuestras vidas, sólo por no quedar de antipáticos ante otra gente.

En un experimento, presentado en la reunión anual de la Asociación de Psicología Americana (APA), y en el que se entrevistaron a más de 170 mujeres y más de 110 hombres, se descubrieron 4 razones principales por las que alguien decide seguir siendo amigo de un ex después de una ruptura. La primera razón a la que llegaron estos psicólogos es la seguridad que una ex pareja da. En una pareja sentimental se establecen unos vínculos de confianza muy fuertes, por lo que luego resulta muy difícil vivir sin ellos. Por esta razón es vital no perder una buena relación con familiares y amigos mientras se está en una relación de pareja. Al fin y al cabo, los seres queridos son los que van a estar siempre allí, recogiendo los pedazos cuando lo dejamos con nuestras parejas.

Una de las preguntas más incómodas tras la ruptura: ¿continuamos como amigos? 8

La segunda razón es que es práctico mantener una amistad. Ya sea porque hay niños o negocios de por medio, o sea porque parece la decisión más adulta, no terminar tirándose de los pelos parece la mejor opción para continuar con la normalidad. Una tercera razón habla de ser cortés, ya que nadie quiere ser tachado de monstruo sin escrúpulos; por eso trataremos a toda costa de no dañar los sentimientos de nuestras ex parejas. La cuarta y última razón recogida en este estudio, apunta que el motivo por el que queramos seguir siendo amiga de nuestro ex es porque quizás tengamos sentimientos hacia esa persona.

Una de las preguntas más incómodas tras la ruptura: ¿continuamos como amigos? 9

Por si aún no había quedado claro: NO, no es buena idea seguir siendo amiga de tu ex. Al menos, en general. Y NO, si hubo fuertes sentimientos, es muy difícil volver a una amistad profunda de plena confianza. Siempre es posible (y lo más recomendable) mantener una relación cordial, sobre todo si todavía se tienen lazos que los atan, como son hijos o negocios en común.

Una de las preguntas más incómodas tras la ruptura: ¿continuamos como amigos? 10

La periodista Silvia Carpallo habla de esta cordialidad en su último libro Decirte adiós con un te quiero. “Terminar la relación, no significa que haya que despedirse con rencor o con odio. De hecho, a veces, si somos capaces de asumir que es mejor acabar, pero guardándonos el mejor de los sentimientos, seguramente nos sea más fácil pasar página y no vivir siempre arrastrando esos fantasmas escondidos en el armario" asegura Carpallo.

Una de las preguntas más incómodas tras la ruptura: ¿continuamos como amigos? 11

Es bastante posible que, a estas alturas del confinamiento obligatorio por COVID-19, la soledad y el aburrimiento se hayan colado muy dentro de tu cerebro y te estén haciendo replantearte volver a hablar con tu ex. ¡Cuidado! Si te has despertado hoy con esta idea retumbando fuerte en tu cabeza: agarra aire, siéntate, hazte una manzanilla, y ponte a pensar en los verdaderos motivos que se esconden detrás de este pensamiento. No vaya a ser que te estés lanzando a una piscina vacía.

Una buena forma de saber si volver a ser amiga de tu ex es buena idea es pensar en los motivos por los que la relación se acabó. ¿Fue una decisión de mutuo acuerdo o fue unilateral? La psicóloga Silvia Congost, autora de Cuando amar demasiado es depender y Autoestima automática se manifiesta en este aspecto: "El único caso en el que podemos ser amigos de un ex, es cuando los dos hemos decidido de mutuo acuerdo dejar la relación porque se acabó el amor. Es decir, ya no nos queremos como pareja y al mirar al otro ya no vemos más que un buen amigo".

¿Crees que fue injusto e innecesario que la relación llegara a su fin? ¿Te da rabia que tu ex ya tenga pareja nueva? ¿Te duele que tu ex haya rehecho su vida y tú aún sigas soltera? ¿Te sientes sola o insegura ahora que ya no está tu ex? Si has respondido afirmativamente a todas o a la mayoría de estas preguntas entonces no estás preparada para ser amiga de tu ex. Todos necesitamos un tiempo de duelo tras una relación. A veces este duelo se prolongará más en el tiempo, dependiendo cuán larga o intensa nuestra relación fue. Asimismo, no todo el mundo necesitará el mismo tiempo de duelo; por eso es importante no precipitarse, y darnos el tiempo que sea necesario.

Bien lo afirma el sabio dicho “la distancia todo lo cura”, y nunca más cierto que en el caso del desamor. Mantener una amistad con un ex no es imposible, pero requiere de tiempo y distancia. Es importante que este reencuentro tras la ruptura se produzca cuando ambas partes estén completamente sanadas. Aunque sea muy difícil volver a tener una amistad profunda como la que se tuvo durante la relación, la cordialidad siempre es posible, especialmente en los casos donde todavía hay cariño y apego por esa persona y sus seres queridos. Por esto, no desesperes, sólo deja que el tiempo cure las heridas; y si te aburres en este confinamiento, entonces busca otras distracciones más sanas que llamar a tu ex.

0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Islas que nadie quiere comprar o vivir en ellas. Ni siquiera por un puñado de dólares
Síguenos