Increíble!Cotilleos

Publicado 2020-05-29
0 Comentario

Actrices que son guapas pero hicieron papel de feas

Hoy en día, los avances en vestuario y maquillaje están tan desarrollados que los expertos aprovechan la oportunidad para convertir a algunas de las mujeres más bellas de Hollywood en versiones drásticamente diferentes de sí mismas. En términos populares, se trata de casos en los que algunas actrices hermosas "se vuelven feas" para un rol concreto. Desde papeles cómicos hasta otros más dramáticos, algunas han logrado alterar todo su aspecto para sumergirse por completo en actuaciones dignas de un Óscar. ¡Vamos a verlo!

Nicole Kidman

El papel de la aclamada actriz fue el de Virginia Woolf en "The Hours", una película aclamada por la crítica en ese momento y que hizo que Kidman ganara su primer Premio de la Academia por su magnífica interpretación de la novelista. Sin embargo, años después, lo único destacable a recordar es la gran nariz protésica que tuvo que llevar la actriz; por lo demás, un poco de maquillaje falso hizo el resto del trabajo.

Charlize Theron

Casi todo el mundo recuerda el cambio drástico que sufrió la hermosa actriz nacida en Sudáfrica para su papel de Aileen Wuornos en la película "Monster". De hecho, tirarse por completo a la piscina con un rol así le sirvió para ganar un premio Óscar. En el film debía interpretar a una asesina en serio mentalmente inestable, y lo cierto es que lo hizo de una manera magnífica, dándole un toque muy siniestro al papel.

Julia Roberts

Películas como estas demuestran que hasta las actrices más guapas son capaces cambiar sobremanera mediante un cambio en el cabello y algo de maquillaje, o, en este caso, sin maquillaje. Roberts hizo de Jessica Cobb en "El secreto de una obsesión", un thriller psicológico en el que la estadounidense de 52 años nos brindó un look más hogareño. Hizo todo lo posible por retratar a una madre devastada por la pérdida de su hija.

Anne Hathaway

Otra actriz que lleva varios años en el estrellato gracias a sus grandes interpretaciones, no ha sido la excepción en cuanto a roles "feos". Interpretó a Mia Thermopolis en "The Princess Diaries", uno de los papeles más decisivos de su carrera. Antes de aparecer en películas donde se destacó su belleza, Hathaway lució un peinado desgarbado, gafas de nerd y ciertos hábitos antihigiénicos cuando la adolescente se convirtió en la princesa Mia Thermopolis.

Vanessa Hudgens

La actriz californiana de 31 años se hizo mundialmente conocida por sus años en High School Musical, además de mostrar sus dotes como modelo, cantante y compositora. En un momento dado, Hudgens se cambió el bikini por una suéter con gorro de gran tamaño y un corte de pelo emo para retratar a Agnes Bailey en "Gimme Shelter", una adolescente fugitiva embarazada.

Mariah Carey

Si hay algo que destaque a la famosa cantante Mariah Carey, es que no suele dar pie a que los medios de comunicación la vean con un aspecto inferior al de una diva. Sin embargo, se vio obligada a renunciar a ese aspecto típico para interpretar a la señora Weiss, una trabajadora social muy cansada y de baja clase en "Precious". Seguramente, todo lo que quiso para Navidad fue recuperar su guardarropa de miles de dólares.

Rooney Mara

Después de realizar un papel excelente en la aclamada película "La red social" o "The Social Network", Rooney Mara resurgió como una hacker con cara de pocos amigos en "The Girl with the Dragon Tattoo", interpretando a Lisbeth Salander. Con un aspecto que parecía retratar a alguien después de pasar varias noches de fiesta, Mara alteró por completo su imagen para mostrar una actitud dura en el film "Millennium: los hombres que no amaban a las mujeres".

Uma Thurman

Otro momento a destacar en la carrera de esta bella actriz fue "Batman & Robin", cuando entró en escena como la icónica villana Poison Ivy. Como si de un vestuario típico de una tienda de disfraces se tratara, Thurman también tuvo que usar un peinado desgarbado y unas gafas ochenteras bastante gruesas. Aunque solo fue un momento, porque no pasó mucho tiempo antes de resurgir como una bella mujer dispuesta a contraatacar a los héroes principales.

Nicole Kidman

Drew Barrymore

Drew Barrymore siempre ha tenido papeles encantadores, pero alguna vez tuvo que abandonar su encantador aspecto para ponerse un horrible atuendo de los años 80. En este caso, hablamos de su papel de Josie Gellar en "Never Been Kissed" o "Jamás Besada", una chica que trabaja como correctora en un periódico pero que quiere convertirse en periodista. La película trata del fracaso en su vida amorosa y sentimental, a lo largo del duro camino de reencontrarse a sí misma.

Emma Thompson

Aunque esta increíble actriz británica nos sorprendió a todos al interpretar majestuosamente a la profesora Trelawney en la saga "Harry Potter", antes tuvo que hacer de Nanny PcPhee en su film del mismo nombre. Se vio obligada a volverse realmente fea mediante un maquillaje y un vestuario increíbles. Con un pelo en forma de estropajo, un gran verruga en la cara y un diente que sobresalía de su boca, McPhee también nos enseñó que "el aspecto no lo es todo".

Sandra Bullock

Desde los inicios de su carrera, Sandra Bullock ha interpretado varias veces a la típica adolescente con gafas de pasta gruesa y un look ochentero. Sin embargo, quizás su cambio más drástico fue en "Love Potion No 9, estrenada en 1992. En su papel de Diane Farrow, el film nos cuenta como ella, junto con su amigo Paul Matthews, deciden desarrollar una poción de amor con los efectos más deseados. Bullock tenía un vestuario propio para retratar a una joven con poco éxito en las relaciones amorosas. ¡Si te ha parecido interesante, no dudes en dejar tu comentario al respecto!
Fuente: Twitter/ Instagram/ Giphy

7
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Así se verían los famosos si fueran del género opuesto
Síguenos