0 Comentario

Danny DeVito, el peor y el mejor padre de Hollywood

¿Qué tanto conocen de la vida de este gigante de la actuación de apenas 1 metro 47 cm? ¿Sabían que gracias a sus hermanas no solo ingresó en la industria del cine sino que también conoció, salió, y algo más, con un montón mujeres, incluida desde luego su ex esposa, la actriz Rhea Perlman, con quien el actor compartió toda una vida? La infancia y adolescencia del nacido en Nueva Jersey hace 74 años no fue para nada sencilla. Y es que la conocida como enfermedad de Fairbanks o displasia epifisaria múltiple, la cual se caracteriza por las anomalías epifisarias que causan dolores musculares y articulares debido a la deformación de los huesos, provocó que Danny alcanzara apenas el metro 47 de estatura como altura máxima. Por desgracia, los niños, y ni se diga los adolescentes malcriados, pueden llegar a ser extremadamente crueles. El caso del actor no fue la excepción, y lamentablemente sufrió de burlas y discriminación por ello.

via GIPHY

Años de abusos

Y, como si esos primeros años de abusos no hubieran sido ya tiempo suficiente, en su época de preparatoria no tuvo mucho éxito con el género femenino. Y es que, de acuerdo con él mismo, aunque no deseara nada más en el mundo que sacar a bailar a una linda chica, no se atrevía a hacerlo pues, midiendo apenas 1,47, su cabeza iba a llegar a cierta parte de la anatomía de su hipotética compañera de baile, que no la haría sentir muy cómoda que digamos...ustedes me entienden.

via GIPHY

Por fortuna, Danny estudió oratoria y un poco de actuación en la prepa, aunque por aquellos años nunca le pasó por la cabeza dedicarse a ello de manera profesional. De hecho, no tenía ni idea de lo que quería hacer en la vida. Pero, un buen día, una de sus hermanas mayores lo invitó a trabajar con ella como peluquero en su salón de belleza. Danny, que no tenía nada que hacer, y quien además vio en esa propuesta la oportunidad de conocer muchas chicas lindas, no dudó en tomarle la palabra a su hermana, y la verdad es que no pudo haber tomado una mejor decisión en su vida.

via GIPHY

Vida en actuación

Lo decimos porque, año y medio después de decidirse a trabajar junto a su hermana, decidió meterse de lleno en el ámbito del maquillaje para luego inscribirse en la Academia Estadounidense de Arte Dramático de Nueva York y convertirse en maquillista profesional de estrellas. Sin embargo, los aspirantes a ingresar a la institución deben presentar un monólogo; el de Danny recibió excelentes críticas, por lo que desde aquel momento supo que lo suyo lo suyo eran los escenarios. Después de graduarse estuvo trabajando, entre otras cosas, como valet parking, hasta que eventualmente le llegó la oportunidad de actuar en el legendario Broadway.

via GIPHY

Rhea Perlman

Y fue precisamente por aquella época que conoció a quien se convertiría en su compañera de vida por largos años, la también actriz, Rhea Perlman. Fue en 1970, mientras Danny actuaba en la obra “The Shrinking Bride”. Ellos no se anduvieron con rodeos ni con tradicionalismos, pues apenas 2 semanas después de conocerse, ambos decidieron mudarse a vivir juntos, y eventualmente se casaron en 1982 y procrearon 3 hijos: Lucy, Gracie, y Jacob. Sin embargo, en 2012, después de 3 décadas de casados, decidieron separarse, pero, solo de manera temporal, pues después de unos meses, en 2013, volvieron a estar juntos...Bueno, bueno, dicen los Guns N’ Roses que todos necesitamos un tiempo a solas. Pero, en 2017 decidieron poner fin a uno de los matrimonios más longevos de Hollywood, al parecer ahora sí de manera definitiva, aunque al parecer quedaron como dos grandes amigos. ¿Se imaginan lo que uno vive con su pareja en casi 50 años de relación? Sería difícil no quedar como camaradas, ¿no creen?

via GIPHY

Michael Douglas una gran oportunidad

En fin, volviendo en el tiempo, poco después de conocer a Rhea, de la mano de su viejo amigo, el legendario Michael Douglas, a Danny le llegó su gran oportunidad en Hollywood al aparecer en la emblemática “Atrapados sin salida” de 1975, al lado del extraordinario Jack Nicholson. A partir de aquel momento el actor se ganó un lugar en la industria llegando a compartir de nuevo pantalla con Nicholson en la cinta “Batman Regresa” del genio Tim Burton, en donde Danny dio vida al Pingüino. Además compartió escenario con el legendario Arnold Schwarzenegger en la película “Gemelos”, o recientemente de nuevo de la mano de Burton en la adaptación de Disney, “Dumbo”, solo por mencionar algunos ejemplos.

via GIPHY

Pero, además de ser un actor extraordinario, Danny es también director y productor al contar con su propia compañía productora, la “Jersey Films”, de donde han salido joyas como la icónica “Pulp Fiction” o la aclamada “Erin Brockovich”. Todo lo anterior le ha generado una nada despreciable fortuna valorada en $80 millones de dólares, de acuerdo con el sitio Celebrity Networth.

via GIPHY

Obviamente, con una carrera tan extensa, el actor no podía estar exento de historias fascinantes a lo largo de ella: borracheras con George Clooney, haber tenido, según el propio Danny, aquellito con su mujer nada menos que en la Alcoba Lincoln, en la mismísima Casa Blanca, y sí, también un montón de rumores de infidelidad con muchas actrices extras, durante lo que duró su matrimonio.

via GIPHY

Danny De Vito y su corazón enorme

Pero, no todo han sido risas y escándalos en su vida, pues resulta que Danny tiene un corazón enorme y bondadoso que contrasta con lo pequeño que el actor es físicamente. Y es que, en 1995, justo a mitad del rodaje de “Matilda”, a Suzie Wilson, la madre de la protagonista, la entonces pequeña y adorable Mara Wilson, le diagnosticaron un cáncer de mama, por lo que tuvo que iniciar el tratamiento de quimioterapia. La situación familiar de la entrañable Mara era devastadora. Sin embargo, Danny y su todavía esposa, Rhea, quienes por cierto eran unos padres en verdad despreciables en la cinta, se comportaron como los mejores padres adoptivos de la pequeñita.

via GIPHY

Por desgracia, doña Suzie Wilson no pudo superar la dura batalla contra esa maldita enfermedad y falleció el 26 de abril de 1996, justo el mismo año que se estrenó la película en donde actuaba su hija; por lo que no pudo ver brillar a su pequeña en la pantalla grande...o al menos eso fue lo que la pequeña Mara pensó. Y es que, años más tarde, en su autobiografía, ella misma escribió que tiempo después Danny le contó que él mismo le había llevado a su madre al hospital la película sin editar, por lo que doña Suzie Wilson había sido la primera en ver la entrañable actuación de la adorable “Matilda”.
¡Así, Danny pasó de ser un padre abominable en la ficción al más humano, admirable y bondadoso padre adoptivo en la vida real! ¡Eres un gigante, pequeño Danny!

Entonces, Curiosos, ¿qué opinan de la carrera y vida del gran Danny DeVito? ¿Conocían ese lado de su personalidad?

Si te gustó este artículo, ¡dale me gusta y compártelo en Facebook!
Consulte también nuestro canal de Instagram, Tik Tok y YouTube si desea ver contenido más interesante.

via GIPHY

0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

"Cuidado: bebé suelto" asi luce el protagonista
Síguenos