Increíble!

Publicado 2016-01-06
0 Comentario

Historia de terror basada en hechos reales:No mires debajo de la cama

En este artículo os vamos a contar una historia verdaderamente escalofriante, que dejo abierto el final, para que cada uno de vosotros penséis de lo que realmente se pudiera tratar.

Esta historia, que está basada en hechos reales, es bastante espeluznante. Todo transcurrió en la casa de una familia muy acomodada. Una niña de nueve años, que era hija única, siempre había sido muy mimada y había tenido lo que siempre quiso, ya que sus padres no tenían otro remedio para poder combatir lo tremendamente antisocial que era su hija. 

Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post


Sus padres, sin embargo, dado que eran personas de clase alta, solían asistir a numerosas fiesta de caridad y otras citas de ámbito político, por lo que casi todas las veces, tenían que dejar a su hija sola.

Teniendo en cuenta que la niña era pequeña, sus padres decidieron comprarle un perro de gran tamaño, para que éste pudiera hacer compañía a la niña en las ocasiones que sus padres tenían que salir.


Conforme pasaron los años, el perro y la niña se hicieron muy amigos, se volvieron inseparables, tanto era así, que el perro dormía todas las noches debajo de la cama de su dueña. Una noche como otra cualquiera, los padres tuvieron que volver a acudir a una cita, por lo que subieron a despedirse de su hija.

Al cabo de unos minutos, los padres salieron, dejando a la niña sola con su perro. Algo más tarde, la niña fue cogiendo el sueño, hasta que se quedó completamente dormida en la cama.


A las 2 am aproximadamente, la niña se despertó de golpe debido a un fuerte ruído que había escuchado en la casa. Se dio cuenta de que se trataba de una especie de arañazos que sonaban con intensidad baja, pero que cada vez eran más fuertes.

La niña, muerta de miedo, se acurrucó en la manta de la cama, dejando salir una mano por uno de los lados de la cama, ya que el perro salía y le lamía la mano. Esto era un código que tenían entre ellos dos cuando ella solía tener pesadillas.


Pasados unos minutos, la niña volvió a conciliar el sueño y se durmió. A la mañana siguiente, cuando la niña se despertó, presenció una escena bastante desagradable.

Cuando se levantó de la cama y se dirigió hacia el espejo de mesa, vio que había algo escrito con sangre, una frase que decía: “no solo los perros lamen”. Entonces, al mirar debajo de la cama, dio un grito de muerte al ver que su perro estaba crucificado en el suelo de su habitación, y todo estaba lleno de sangre.


Cuando volvieron sus padres, la niña estaba aterrorizada, y pasaba todo el tiempo preguntando: “¿quién me lamió?”. Cuando los padres llamaron a la policía y le contaron todo lo que había pasado, confirmaron que el perro llevaba más horas muerto de lo que afirmaba la niña. Lo que pudo lamer la mano de la niña, es todavía un misterio sin resolver.

Eso es algo que lo dejaremos a elección de los lectores. ¿Qué pensáis? ¿Creéis que realmente fue el perro o alguna otra entidad? ¿Quizás había un demonio escondido debajo de la cama?

Fuente:giphy

0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

El lado oscuro y siniestro del Pais de nacimiento del Papa Juan Pablo II
Síguenos