Increíble!

Publicado 2016-01-07
0 Comentario

Los 5 artefactos religiosos más terriblemente inquietantes

Cuando pensamos en alguna reliquia religiosa, probablemente se nos viene a la cabeza ese tipo de cosas que Indiana Jones iría a buscar. Un cáliz de oro, una piedra preciosa sagrada, un daga fantástica con la que alguna vez alguien apuñaló a un demonio...etc.

Pero en el mundo real, una “reliquia” por lo general se compone de parte del cuerpo de un santo que se cortó y se convirtió en un candelabro o algo así, o algo que se ha ido perdiendo en las arenas del tiempo. Como era de esperar, algunas de estas reliquias se pueden considerar francamente asquerosas.

Click en “Siguiente página” para ver el resto del contenido del post.

Los 5 artefactos religiosos más terriblemente inquietantes 1

5.La lengua y dentadura de San Antonio de Padua

El patrón de los perdidos (cosas y personas, no la serie de televisión), Antonio de Padua es uno de los raros que sucumbieron a una enfermedad que lleva su propio nombre. A la edad madura del año 1231, con sólo 35 años, San Antonio se vino abajo con un caso de rabia dado en el Fuego de San Antonio (también conocido como envenenamiento por cornezuelo de centeno), y por lo tanto, se vio obligado a retirarse a una pequeña celda debajo de un árbol de nogal para vivir sus últimos días, agonizantes.

Treinta años después de su muerte, sus admiradores decidieron forzar la apertura de su bóveda y ver cómo era su estado, porque al parecer, había que comprobar los cadáveres cada ciertos años como si fueran barricas de vino. Como da la casualidad, la mayor parte de San Antonio se había convertido en polvo, con la excepción milagrosa de su lengua, que fue descrita como: ilesa, fresca y de un color rojo vivo.”

Los 5 artefactos religiosos más terriblemente inquietantes 2

San Buenaventura estaba tan enamorado de la lengua incorrupta que la cogió y la besó. Luego la llevó a la ciudad para que fuera fundida como una pieza de armadura de supervillano de modo que la gente pudiera seguir siendo inspirada casi un milenio después.

No sólo eso, sino que Buenaventura también tomó la mandíbula de San Antonio y sus malditas cuerdas vocales, y montaron algo así como un elemento divino, en una especie de caja rompecabezas como si fuera de una película de Guillermo del Toro. No está claro si Antonio fue nombrado el santo patrón de las cosas perdidas después de que alguien le quitara la mitad de su rostro y cuello, o si fue un feliz accidente. 

Los 5 artefactos religiosos más terriblemente inquietantes 3

4.Uñas y mechones de pelo de Santa Clara

Santa Clara de Asís fue la fundadora de la Orden de las Damas Pobres, una orden religiosa que, teniendo en cuenta que vivió entre finales del siglo 12 y principios del 13, debió haber tenido una lista extensa de miembros.

Además, a pesar de que ella murió casi 700 años antes de su invención, es la inexplicable patrona de la televisión, presumiblemente porque en las fotos, se ve como si estuviera tratando de ponerse al día en castillos de naipes y alguien de su habitación no quisiera callarse la boca.

Los 5 artefactos religiosos más terriblemente inquietantes 4

Según la historia, una noche de Navidad, Clara estaba demasiado enferma para asistir a la misa. Pero mientras yacía en su habitación, con un cubo para vomitar en la mano, empezó a oír un canto.

Cuando se volvió hacia el sonido, vio como una misa se celebraba en su pared, en un glorioso 3D, como un espectáculo milagroso. Por lo tanto, en 1958, el Papa Pío XII la designó la Santa Patrona de la caja tonta. Cuando trataban de conservar un poco de esta mujer especial para las generaciones futuras, la Iglesia decidió instalarla en una urna de cristal llena de sus mechones y uñas.

Los 5 artefactos religiosos más terriblemente inquietantes 5

3.El desmembrado cuerpo de Santa Catalina se dispersa a través de Italia

Ella nació en el siglo 14 en la Toscana, justo en el momento en que la Peste Negra estaba golpeando a su paso. Su hermana gemela Giovanna murió poco después de su nacimiento, un destino que habían reclamado previamente la mitad de sus hermanos. Eso no es poca cosa, teniendo en cuenta que los gemelos eran los bebés número 23 y 24 de sus padres. Por alguna razón, dar a luz a dos docenas de niños y la pérdida de la mitad de ellos con una enfermedad incesante no condujo a su madre para que hiciera un nudo en el miembro del padre como si fuera un globo de agua.

Desde una edad muy joven, Catalina afirmó haber tenido visiones de Jesús, que con el tiempo se convirtió en lo que ella llamaba un “matrimonio místico”, una relación que llevaba un anillo de boda. Catalina trabajó para mejorar la vida de los enfermos y pobres. La iglesia pagó su devoción y abnegación por su nombre de patrona de una larga lista de cosas, incluyendo enfermeras y enfermedad, y también por el montaje por el montaje de la cabeza de un reloj de cuco.

Los 5 artefactos religiosos más terriblemente inquietantes 6

Después de su muerte a los 33 años, Catalina fue enterrada en una sencilla tumba. Unos años más tarde, sin embargo, el Beato Raimundo de Capua decidió que sería mejor para honrarla moviendo sus restos mortales a una basílica de su ciudad natal, en Siena. Cuando su tumba se abrió, vieron que la humedad había hecho estragos, y al intentar moverla, su cabeza salió rápidamente como un recuerdo encantador.

Desde entonces, los sieneses vigilan cuidadosamente la cabeza de la misma manera que un escaparate de los Ángeles. El resto de Catalina se extendió por toda Italia como mantequilla en una tostada. Tres dedos de las manos y un pie están en Venecia, una mano y un omóplato en Roma, y una de sus costillas en Florencia.

Los 5 artefactos religiosos más terriblemente inquietantes 7

2.La mano derecha de San Esteban (que podría no ser su mano)

Cuando San Esteban, el primer rey de Hungría, murió en 1038, estalló el conflicto sobre quién tenía el éxito. Debido a los temores de que su cadáver sería profanado, su cuerpo fue sacado de su tumba y llevado lejos, a la cripta debajo de ella. Cuando estaba siendo trasladado, se vio que su mano estaba intacta.

Este es el signo de un milagro evidente, con el puño cerrado fue arrancado de su muñeca y encerrado en la tesorería de la basílica con el resto de la playa y el oro, y otras partes amputadas. 

Los 5 artefactos religiosos más terriblemente inquietantes 8

Sin embargo, Merkur, el hombre encargado de custodiarlo, robó la mano y la escondió en su finca, lo que hoy es Rumanía.

La mano fue recuperada y escondida en una abadía construida solamente para albergar la mano. En los siglos siguientes, la reliquia amasó una reputación que se fue de gira a través de Bosnia y Viena como unn banda de rock. Hoy se lleva en procesión todos los años en vacaciones, en el Día de San Esteban.

Los 5 artefactos religiosos más terriblemente inquietantes 9

1.Corazón curado en sal de San Camilo

La vida de Camilo de Lellis no comenzó muy santa. Nacido en el siglo 16 en Nápoles, Camilo siguió los pasos de su padre y se hizo soldado, hasta que descubrió que el juego era más lucrativo. Se metió con eso hasta que entró en quiebra y tuvo que conducir un carro tirado por burros, lo que le sirvió como castigo divino.

Camilo vio los errores de su vida, se arrepintió, y dedicó su vida al cuidado de los enfermos. Pero debido a que el karma no es un concepto cristiano, el hombre sufrió algunas dolencias, incluyendo “un dolor en la pierna durante cuarenta y seis años, una ruptura durante treinta y ocho, dos llagas en la planta de un pie, y cólicos nefríticos violentos”. 

Durante mucho tiempo antes de su muerte, perdió el apetito. A la edad de 65 años, después de una larga vida de cuidados, conflictos y dolor, Camilo descansó para siempre. Al menos lo hizo hasta que alguien decidió arrancar su corazón. El corazón de Camilo ha recorrido el mundo, desde Tailandia hasta Filipinas, y llegar a Irlanda. Aquí está en su relicario, de alta definición, por si no queríais comer nunca más.  

Fuente:Catholic Voice Media/Huns2Huns/ hungarianspectrum/studyblue

Los 5 artefactos religiosos más terriblemente inquietantes 10

0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
10 alergias sorprendentes: ¡alergia grave al agua, al teléfono o al deporte!
Síguenos