Increíble!

Publicado 2016-01-08
0 Comentario

Los 3 casos más espeluznantes de los hijos de asesinos en serie

A las personas siempre le ha despertado la curiosidad los asuntos de los asesinos en serie. Las personas que cometen crímenes retorcidos escondidos en su guarida, y muchas veces escondidos de su propia familia.

Pero, ¿qué fue de los hijos y familiares de estos asesinos?

Click en “Siguiente página” para ver el resto del contenido del post.


1.El hijo que no sabía que estaba participando en los crímenes del padre

Matthew Ridgway, el hijo del asesino de Green River Gary Ridgway, sin saberlo, estaba jugando un papel en los crímenes de su padre.

El asesino en serio le contó a los investigadores que a veces mostraba a sus víctimas la foto del niño, lo que solía facilitarle los asesinatos.

El hijo recuerda a su padre como un hombre relajado que nunca gritó y que lo llevó de acampada, le enseñó a jugar al béisbol y siempre apareció en los conciertos escolares y las prácticas de fútbol. 

Los 3 casos más espeluznantes de los hijos de asesinos en serie 2

No obstante, durante los años en los que el padre y el hijo estaban disfrutando de un vínculo, al parecer, idílico, Gary estaba aterrorizando a las mujeres y abandonando sus cuerpos en zonas desérticas. En el mes de Julio de 1982, llevó una mujer con su hijo en el coche, la mató en unos bosques cercanos, y luego le dijo al niño que la mujer había decidido ir caminando hasta su casa.

En otra ocasión, tuvo relaciones con el cadáver de una de sus víctimas, mientras el hijo estaba durmiendo en su camioneta, a unos 30 pies de distancia. Matthew Ridgway, actualmente casado y viviendo en California, no tenía ni idea de que su padre no fuese normal.


2.La hija del asesino en serie que se convirtió en abogada de los familiares de los asesinos

Moore, que tiene ahora 36 años, es la hija del hombre que llegó a ser conocido en los años 90 como el “Happy Face Killer”. Jesperson ganó ese apodo por dibujar caras sonrientes en sus cartas de confesión, en la que afirmaba matar a ocho mujeres en una juerga que inició en 1990, y finalizó el mismo año de su divorcio con la madre de Moore.

Este conductor de camiones de largo recorrido llevó a cabo asesinatos a lo largo de cinco años, y lo hizo sin ser detectado hasta que se entregó. Moore estaba estudiando secundaria cuando su madre le dijo que su padre estaba en la cárcel por asesinato.

Ella mantuvo su horrible pasado en secreto durante años, y ocultó su identidad. Cuando tenía 21 años, conoció a su futuro esposo, Sam Moore, y decidió a compartir su historia escribiendo un libro, así como convertirse en la defensora de los familiares de los asesinos. Las personas como ella buscan comprensión y consuelo en alguien que haya pasado por la misma experiencia.

Los 3 casos más espeluznantes de los hijos de asesinos en serie 4

3.El asesino que cometió sus crímenes con su hijo al lado 

La vida de Joseph Kallinger no fue fácil desde el principio. Poco después de nacer, fue a parar a un hogar de acogida, después de que su padre abandonase a su madre. Sufrió abuso por sus padres adoptivos, y a los seis años sufrió una hernia inflingida por su padre adoptivo.

Algunos de los castigos que sufrió eran, el consumo de excrementos, ser quemado con hierros y azotado con cinturones. Cuando era adulto, se casó dos veces y tuvo un total de siete hijos.

Los 3 casos más espeluznantes de los hijos de asesinos en serie 5

Abusaba de ellos extremadamente, y a menudo les hacía las mismas penurias que él había sufrido a manos de sus padres. En julio de 1974, junto a su hijo Michael cometió una ola de crímenes que abarcaba Filadelfia, Baltimore y Nueva Jersey. Robaron y agredieron a cuatro familias.

Fueron arrestados por cargos de secuestro, violación y asesinato. Kallinger fue condenado a cadena perpetua el 14 de Octubre de 1976. Una vez allí, se le diagnosticó esquizofrenia paranoide. Michael, a su vez, fue sentenciado a un reformatorio. Cuando fue liberado a los 21 años, se fue del estado y cambió su nombre. 

Fuente:giphy/youtube


0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Revelamos las opiniones de los peores asesinos de la historia
Síguenos