0 Comentario

¡9 remedios que nos decían nuestras abuelas y que ahora están científicamente confirmados!

Seguramente todos recordaréis todos aquellos remedios caseros que nuestras abuelas solían recomendarnos cuando éramos pequeños y teníamos alguna molestia, o estábamos algo enfermos.

Para bien de todos nosotros, esos remedios eran infalibles y nos quitaban todos los males. Sin embargo, si pensábais que simplemente era cuestión de casualidad, os equivocáis, porque la ciencia ha avalado la gran mayoría de estos remedios, ya que han conseguido probar los efectos beneficiosos que tienen sobre nosotros.

Click en “Siguiente página” para ver el resto del contenido del post. 


1.Hacer gárgaras con agua para prevenir infecciones en las vías respiratorias

Si tienes un resfriado, intenta hacer gárgaras con agua corriente. Esto te hará menos propenso a sufrir una infección del tracto respiratorio superior, síntoma que suele dar al coger un resfriado.

Hacer gárgaras con agua corriente es eficaz para prevenir este tipo de infecciones.


2.Caramelos de jengibre para las náuseas

Si eres de las personas que se marean cuando viajas, intenta llevar siempre unos caramelos de jengibre. Tan sólo un gramo de raíz puede aliviar los síntomas del mareo y náuseas, incluidas las inducidas por la quimioterapia.

En general, el jengibre también puede ser útil para aliviar los gases y la indigestión.  


3.Caldo de pollo para los resfriados

Aunque todavía no se sabe a ciencia cierta por qué la sopa de caldo de pollo nos hace sentir mejor cuando estamos enfermos, los investigadores están bastante seguros de los que hace.

La sopa de pollo tiene propiedades antiinflamatorias que pueden disminuir la hinchazón y el enrojecimiento de las membranas mucosas.


4.Vinagre y alcohol para tratar el oído de nadador

Siempre que no tengas el tímpano perforado, podéis utilizar esta sencilla receta para detener las infecciones de oído antes de que comiencen.

Lo único que tendrás que hacer es combinar una parte de vinagre blanco y otra de alcohol. Aplica dos a tres gotas del líquido en cada oreja y dejar que drene. La mezcla está diseñada para ayudar a detener el crecimiento de bacterias y hongos que causan la otitis externa.


5.Manzanas y zanahorias para los dientes blancos

No sólo son buenos para nuestro organismo, sino que ayudan a mantener los dientes blancos. Masticar zanahorias crudas y crujientes ayuda en la limpieza de la placa almacenada en los dientes.

A su vez, ayuda a mantener en equilibrio del ácido-alcalino de la boca, es decir, que mantiene a las bacterias bucales muertas.

Las manzanas y las fresas también contienen ácido málico, que ayuda a blanquear el esmalte.


6.La miel ayuda a la tos

Si no te gusta el sabor del jarabe para la tos, la OMS recomienda la miel como un medicamento para tratar la tos en niños, y los que reciban 1 gramos de miel antes de acostarse, gozarán de un menor número de síntomas, y, aunque suene extraño, dormirán profundamente.


7.Hielo para los dolores de cabeza

Aplicar hielo en la cabeza o en la parte posterior del cuello, ayuda a lidiar con el dolor de migraña. Esta sensación de frío también puede ayudar a deshacerse de las molestas punzadas de las sienes. Aplicar hielo en la zona del cuello durante al menos 30 minutos es importante para reducir el dolor.  


8.Vodka para el olor de pies

Limpia tus pies con un trapo empapado en vodka para eliminar el mal olor. El vodka contiene alcohol, un antiséptico que destruye el olor que causan las bacterias y los hongos, además de eliminar la humedad que permite a estos organismos desarrollarse.


9.Cinta adhesiva para las verrugas

Las verrugas son molestas y antiestéticas, por lo que todo el mundo hace todo lo posible por eliminarlas, pero es complicado. Generalmente, las opciones médicas suelen ser dolorosas, como la crioterapia, ácido o láser. Para haceros una idea, la crioterapia, consiste en quemar la verruga aplicando nitrógeno líquido sobre ella, y sólo tiene un tasa de éxito del 60%.

Pero basta con aplicar un pequeño trozo de cinta adhesiva aislante, de tipo oscuro, limpiando la zona antes, aplicándola sobre la verruga y dejar actuar sobre una semana. Después, lava bien la zona y usa una piedra pómez para limpiar la zona. Repite hasta que desaparezca por completo.

Fuente:giphy

0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
El shampoo anti caspa ahora además podría acabar con otros problemas relacionados con el cutis
Síguenos