Increíble!

Publicado 2016-02-02
3 Comentario

30 cosas que sólo comprenderás si tienes una hermana

Aunque muchas veces puedas discutir con tu hermana, tienes que admitir que no hay nada como tener una, pues se convierte en tu mejor amiga, pero con algunas ventajas más, el doble de ropa (ya te pones también la ropa de tu hermana), demasiada sinceridad ante las cosas que no le gustan de ti y unas peleas que sólo duran un rato. Y es que la unión entre dos hermanas es difícil de explicar. A continuación te dejaremos con 30 cosas que sólo sabrás si tienes una hermana.

Click en “Siguiente página” para ver el resto del contenido del post.

30 cosas que sólo comprenderás si tienes una hermana 1

1. Las peleas sólo duran unos minutos. Soléis por cosas mayoritariamente ridículas, pero a los cinco minutos es agua pasada, como si no hubieses pasado nada. ¡Olvidado y perdonado!

2. La demás personas no lo entienden. Os miran como si estuviéseis locas, pero, se trata de la sangre, vosotras tenéis la misma sangre, no te puedes enfadar con tu mejor amiga.  

3. Cuando estáis en público...nunca os peleáis, no existe discusión alguna. Porque queréis que todo el mundo sepa que sois las hermanas perfectas. 

4. ¡Me debes dinero! Desde pequeña tenéis las mismas propinas y claro, compartir era ley de vida. Ahora que sois adultas, te encanta invitar a tu hermana a comer, ¿verdad?

5. Tenéis el doble de ropa porque hay dos armarios. Sobre todo si sois de la misma edad y de la misma altura (o casi), una cosa estupenda de tener una hermana es poder coger su ropa cuando quieras. Y si no quiere...la cogerás cuando puedas.

6. Existe una conexión telepática entre vosotras. No hay falta que digáis nada, porque os entendéis sin hablar. ¿Nunca os ha pasado que os habéis mirado la una a la otra y os habéis empezado a reír sin que nadie lo entienda? ¡También ocurre con las mejores amigas!

7. No hay mejor persona para un maratón cinematográfico. Nada es más relajante que tumbarte en el sofá con el pijama y bol de palomitas al lado de tu hermana. Las 500 veces que habéis visto La Sirenita no sería lo mismo sin ella.

8. Es tu inspiración en belleza. Una de las dos hermanas siempre es más presumida y le gusta mucho más maquillarse que la otra. Por eso, si necesitas arreglarte porque tienes una fiesta, lo mejor es que tu hermana haga de tu peluquera y maquilladora, ¿verdad? 

9. Sólo vosotras entendéis vuestras tonterías. A veces son unas tonterías gigantescas, pero os duele el estómago de tanto reíros de ese algo que sólo vosotras podeís entender. 

10. Os gusta comer hasta explotar. Con tu hermana puedes comer lo que quieras, sin tener que pensar en que alguien te está juzgando. ¿Nachos con queso? ¿Patatas con bacon? Y esa crema de cacao cuando estáis a solas…

11. Todo tenéis que compartirlo, claro. ¿Qué pasa cuando vais a un restaurante y no sabéis qué pedir? Lo mejor es que cada una pida una opción distinta y después lo compartáis entre vosotras. Además, si no te gusta tu comida, todavía te queda su mitad. ¡Todo ventajas! 

12. Os comunicáis mediante códigos. Sólo necesitáis dos palabras para poder entenderos perfectamente: “¿Tengo negro?”, y ella mirará directamente a tus ojos para ver si el maquillaje está perfecto.

13. Con ella siempre estarás cómoda. Hay días en los que prefieres tomar un café con tu hermana antes que salir de fiesta con tus amigos. Tu hermana sirve como una mejor amiga, pero mejor. Nunca te aburrirás de ella porque siempre estará contigo.

14. Tus padres suelen confundir vuestros nombres. No te hace falta ni siquiera una gemela. Tus padres siempre te llamarán sin querer con el nombre de tu hermana.

15. No hay temas tabú. Puedes preguntarle absolutamente cualquier cosa a tu hermana. Ninguna pregunta es demasiado privada ni atrevida para ella, al igual que con los secretos: tu secreto estará a buen recaudo.

16. Pero lo mejor es no brindar todos los detalles cuando se trata de tus relaciones íntimas. No hace falta que sepáis los detalles más explícitos de cada una.

17. Siempre estará a tu lado. Si alguien trata de hacerte daño, ella intentará defenderte hasta la muerte, o al menos, estará contigo para apoyarte.  

18. Os convertís en mejores amigas. Vuestra amistad nunca muere. Tanto si hace media hora que no os véis, como si ha pasado un año, volveréis a pasarlo tan bien como siempre, justo donde lo habíais dejado. Amor verdadero.

19. Es la única que puede criticarte sinceramente. Ni novios ni amigos ni nadie. Si de verdad quieres saber cómo te queda algún vestido, lo mejor es preguntarle a tu hermana. Es la única que te dirá la verdad.

20. Puedes llamarla sin motivo. Aunque estés aburrida, vayas caminando a casa y quieras hablar con alguien. ¡Ella siempre responde al teléfono! Además, puedes colgarle tan pronto como quieras y no se ofenderá. Sabe perfectamente cómo eres.  

21. Discutíais por ver quién era la mejor cuando érais pequeñas. Ya fuese por una coreografía de Britney Spears o jugando a La Sirenita, las dos siempre queríais ser una estrella del pop y la princesa. 

22. Es tu mayor fan en las redes sociales. Si a nadie más le gusta tu estado, sabes que tu hermana te dará ese like tan esperado por ti.

23. Siempre te recuerda que debes tener los pies en la tierra. Cuando estás ilusionada por algo en vano, tu hermana será la única que te bajará de las nubes. Si te comportas mal, o estás haciendo algo mal, ella será la primera en decírtelo. ¡Lo agradecerás!

24. También te advierte de las citas. No hay nadie mejor para darte un consejo de amor que tu hermana. Si quieres saber si vale la pena o no en un momento, ¡pregúntale!

25. Esas peleas de la infancia...o dábais golpes en la cabeza y os tirábais de los pelos, aunque a veces también usábais los dientes y las uñas, pero todo volvía rápido a la normalidad.

26. No me des las gracias...Seguro que eres muy educada con todo el mundo, pero cuando te diriges a tu hermana, eso no vale. Ella hace lo mismo contigo, a veces no vendría mal un poco de cariño en vuestra relación.  

27. Despiértala a la hora que quieras. Si tienes un problema con algún chico, tienes alguna pesadilla o se te ha ocurrido alguna pregunta tonta, no importa la hora que sea, puedes despertarla. Al principio igual se enfada, pero querrá hablar contigo. No hace falta ningún novio. 

Fuente:giphy

0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Las Kardashian Jenner y sus desconocidos gustos al comer...¡no todo es dieta!
Síguenos