Consejos

Publicado 2016-02-09
0 Comentario

Echó sal en un calcetín. ¿Para qué? ¡Impresionante!

Durante los días fríos de invierno lo común es quedarse en casa. Muchas veces nos acompañan amigos no deseados - las enfermedades. Nos atacan por sorpresa, no se quieren ir y cuando se van, nos dejan sin energía durante una buena temporada. Por lo común, hasta la primavera. Pero esta madre ingeniosa ha encontrado un truco perfecto para tratar el dolor de oreja. A continuación podrás encontrar el dulce alivio.

Echó sal en un calcetín. ¿Para qué? ¡Impresionante! 1

Luchar con la infección de oreja puede ser sofocante y miserable, pero un método natural ha arrasado la red con su facilidad y popularidad. Es un método tan simple, que todos los materiales necesarios los tendrás por algún lugar de tu casa. Lo único que necesitas es un calcetín blanco…

Echó sal en un calcetín. ¿Para qué? ¡Impresionante! 2

… y un poco de sal de epsom. La sal de epsom es un método muy antiguo para aliviar todo tipo de dolores. El dolor de oreja no es una excepción. Vas a necesitar aproximadamente 1-1,5 tazas de sal de epsom para aplicar este método, o sea el equivalente más o menos para rellenar la parte del pie del calcetín.

Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post

Echó sal en un calcetín. ¿Para qué? ¡Impresionante! 3

Echa cuidadosamente la sal de epsom por la apertura del calcetín. Para evitar que la sal se derrame, puedes utilizar un embudo. Así evitarás el desperdicio de sal y un desorden por limpiar. Es importante que la sal sea más bien gruesa, porque de lo contrario puede escapar entre las telas del calcetín. Una vez terminada la tarea, haz un nudo o dos para que la sal no se escape.

Echó sal en un calcetín. ¿Para qué? ¡Impresionante! 4

Ahora echa tu calcetín con sal sobre una sartén calentada un solo un poco. Frecuentemente dale vueltas para que la sal esté templada, pero no muy caliente. Es este paso el por qué del uso de un calcetín blanco. Resulta que el tinte es fácilmente inflamable. Esto significa que el calcetín negro o de color puede quemarse y es mejor evitar posibles heridas. También se puede calentar el calcetín en un microondas pero hay que tener mucho cuidado. La sal se calienta muy rápido y se puede quemar. Lo aconsejable es usar una sartén y darle vueltas al calcetín cada 5 segundos.

Echó sal en un calcetín. ¿Para qué? ¡Impresionante! 5

Ahora pásale el calcetín calentado al miembro de la familia que sufre el dolor y observa cómo, poco a poco, el dolor se va desvaneciendo. El calcetín de sal se puede usar una y otra vez con el método de la sartén. Y aunque el calcetín se puede deteriorar con el tiempo, la solución es muy simple. Vasta con vaciarlo de la sal de epsom y utilizar otro calcetín. De esta manera puedes utilizar tu método de curación siempre que lo necesites. ¡Impresionante!

Echó sal en un calcetín. ¿Para qué? ¡Impresionante! 6

Es verdad que este método no puede reemplazar los antibióticos verdaderos que te puede prescribir el médico para curar la infección de oreja. El calcetín con sal es sólamente un método casero para aliviar el dolor. ¡Y qué alivio es ver a tus seres queridos empezar a sentirse bien durante los días de invierno!

Fuente: Imgur/Giphy

0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Jaden Smith y los secretos de su familia
Síguenos