Increíble!

Publicado 2016-02-11
0 Comentario

Personas que han vivido una experiencia cercana a la muerte revelan cómo de verdad es morirse.

Es una de esas preguntas a las que probablemente nunca podremos responder: ¿qué pasa con nosotros después de la muerte? Hay muchas personas que creen que cuando nos morimos… ya está. No hay vida más allá y lo que sentimos es un sinfín de nada. No es la versión más optimista pero esa es la vida, o la muerte, ¿no? Y por el otro lado, hay personas que creen en la vida después de la vida y que después de la muerte nuestra alma o consciencia vive en el cielo, como un espectro o como una reencarnación.

Personas que han vivido una experiencia cercana a la muerte revelan cómo de verdad es morirse. 1

Es verdad que la humanidad siempre va a volver a esa pregunta tan enigmática y va a discutir de lo que puede pasar después de la muerte, pero nadie nunca a muerto y vuelto a la vida y por eso nunca lo vamos a saber.

Aún así, tenemos algunos testimonios de las personas que han vivido experiencias cercanas a la muerte, o incluso han sido vueltos a la vida de la muerte clínica (es cuando el corazón deja de latir y se para la respiración). Entre esas personas hay un porcentaje pequeño que afirma saber cómo es morir.

Personas que han vivido una experiencia cercana a la muerte revelan cómo de verdad es morirse. 2

Ya creas en estas historias o no, seguramente es un testimonio fascinante para leer. Si quieres leer más sobre la experiencia de morir, lee: Al parecer, esto es lo que se siente al estar muerto…

Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post

Aaron Stephanus

“Hace unos años hice línea plana en urgencias. La experiencia era remarcable e inolvidable. Es lo poco que recuerdo. El momento final que recuerdo son los sentidos que me abandonaban uno por uno, todo precedido por la incapacidad de moverme. El primer sentido fue el tacto. Después el oído. Poco después también perdí el olfato y el sabor. No sé cómo. Lo último que me dejó fue la vista, dejándome en un espacio de blancura y mis pensamientos que se alejaban más y más, siendo mi única experiencia. De repente noté una gran presión en mi pecho y todos mis sentidos volvieron bruscamente, pero sólo para dejarme otra vez en la blancura. Todo esto se repitió tres veces antes de que mi corazón era capaz de latir por su propia cuenta.

El momento en el que me di cuenta que estaba en ese camino era muy triste. Básicamente porque supe que mi madre estaba en la sala, mirando como los profesionales médicos hacían lo que podían para mantenerme vivo. Me sentí culpable, avergonzado y muy decepcionado por no haber conseguido mis objetivos personales. Acepté mi destino, de alguna manera. La sensación física era casi inexistente. No tenía miedo. Estaba solo decepcionado”.
¿Quieres saber más sobre lo que hay después de la muerte? Comprueba: Lo que podrás ver justo antes de morir

Aaron Stephanus 1

Chris Spruill

“A la edad de 33 años tuve un choque anafiláctico y mi corazón y los pulmones dejaron de trabajar de manera estable y varias veces perdí la consciencia mientras los paramédicos intentaron mantenerme lo suficientemente estable para el transporte médico. Me llevaron al hospital (perdí la consciencia otras dos veces por lo menos), donde me pusieron un respirador para que respirara por mi durante ocho horas y los médicos dieron poca esperanza a mi familia.

Recuerdo… ¡NADA! Tengo un espacio permanente (y van ya casi 20 años) totalmente blanco en mi memoria que dura 36 horas (desde el ataque una tarde de domingo hasta el martes por la manaña). No tengo recuerdos de luces blancas, felicidad o bendición o cualquier cosa. No vi a los miembros de mi familia esperarme “a la otra orilla”. Según los médicos, estaba despierta durante casi el lunes entero en el hospital, pero no tengo absolutamente ningún recuerdo. Lo único que puedo decir es que me deprimo cada vez más con cada año que pasa desde el suceso. Desde mi punto de vista, la muerte es muy insignificante y no se siente nada”.

Dea Vise

“Morí dos veces el 26 de septiembre de 2009. Mi primer imagen fue una luz deslumbrante y blanca y estaba en la cima de una montaña. ‘¡Oh, Dios! Estoy muerta!’ Había muchas más personas que iban hacia la luz. Pero yo estaba furiosa. Lo único de lo que pude pensar era que tantas veces estuve en el hospital y tantas veces estaba mal y ahora estoy muerta. Desgraciadamente no miré abajo para ver mi cuerpo, pero las demás personas parecían personas corrientes. Por primera vez desde hacía muchos años no sentía dolor. Únicamente estaba furiosa.

Dea Vise

Al rato, mi prima apareció de la nada justo delante mía y dijo “Deanne, vuelve”. Nadie me había llamado Deanne desde que era niña y ella era una de las pocas que me conocía por mi nombre. Cuando me di la vuelta para mirar qué significaba “volver”, noté un brusco golpe contra la cama del hospital, rodeada de siete médicos y un montón de enfermeras gritando “quédate con nosotros”. El dolor volvió. Era un choque para mí. nunca olvidaré esos dos y medio minutos cuando estaba muerta, aunque tengo mucha suerte de haber sido recuperada a la vida”.

Para saber más sobre la vida en el más allá, haz clic en: “Sí, hay vida después de la muerte, lo he comprobado”

Clark Wendel

“Estaba muerta. Era un niño y me estaba ahogando en una piscina. Luchaba por mantenerme sobre la superficie, pero empecé a perder las fuerzas. Me dejé llevar. Y cuando lo hice, vi mi joven vida pasar delante de mis propios ojos. Lo vi como una película donde yo tenía el papel principal. Escena tras escena, me vi feliz y cómo me relacionaba con mi seres queridos. No me di cuenta de que estaba muriendo hasta que otro niño me sacó del agua y simplemente me desperté.

Por eso supongo que la muerte es un sueño profundo. Creo también que en algún momento las películas van pasando y de repente puedes encontrarte en otro lugar. No sentí miedo durante aquel momento. Más bien estaba contenta y pensaba “¿qué va a venir ahora?”. Afortunadamente no descubrí qué viene después. En cambio, tengo la posibilidad de conocer qué viene después en esta vida. Por el momento, los descubrimientos han sido extraordinarios”.

Clark Wendel 1

Barbara Berney

 “Morí tres veces en tres operaciones diferentes debido a una rara intolerancia a cualquier narcótico. Mi corazón y la respiración se ralentizan hasta finalmente detenerse en cuestión de minutos. Aunque podía oír (el sonido del monitor al aparecer la línea plana, el chirrido de las ruedas de la cama, las voces de todos hablando a la vez), no tuve ninguna sensación. Al sumergirme en la inconsciencia, me sentí muy tranquila, relajada, sin necesidad por respirar, ningún miedo, dolor, sentí paz. Todo empezó a hacerse oscuro por los rincones de la vista hasta que la oscuridad lo dominó todo.

Barbara Berney

Y luego me revivieron. Así las tres veces. Dos de ellas con RCP. Después pasé la noche en la unidad cardiaca en el hospital. Es muy difícil operarme, pero he sobrevivido tres reemplazamientos de articulación del pulgar, una artroscopia de cadera y una artroplastia de cadera sin medicaciones analgésicas.

¡Ah! Y si alguien sabe porque incluso cantidades diminutas de narcóticos me hace morir, como si tomara una sobredosis, no dudéis en escribirme”.

Barbara Berney 1

Lori Seiler

“Lo siento pero mi muerte ha sido DIFERENTE. Morí a la edad de 6 años en la mesa de operaciones y fui revivido diez minutos después. SÍ me acuerdo estar en sosiego. No puedo decir que no sentí “nada”. Sentí comfort. Tuve la impresión de no estar sólo. Vi muchos colores. No luz, sino colores, como si mi cara estuviera cubierta con una camiseta de colores, o algo. La siguiente vez morí a la edad de 23 años por una reacción alérgica a una prescripción de Vicitin (no estoy seguro de cómo se llamaba). Me revivieron después de 6 minutos esta vez… y tuve exactamente la misma experiencia. Un sentimiento de estar rodeado por algo muy familiar. Una emoción de paz y seguridad, y esos colores… No me importa si alguien me cree o no. Esa ha sido mi experiencia. Yo sé por lo que he pasado”.

¿Te ha parecido interesante? ¿Quieres saber más sobre el alma? Comprueba: 2 científicos demuestra la existencia del alma y confirman que: “El alma no muere, sino que vuelve al universo”

Fuente: Imgur/Giphy

Lori Seiler
0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Personas que estuvieron clínicamente muertas volvieron para contarnos lo que vieron
Síguenos