Cotilleos

Publicado 2016-02-11
0 Comentario

Todo por lo que adorábamos a Leslie Nielsen

Leslie Nielsen: el actor de comedia cuyos rasgos característicos eran el pelo blanco, y una cara de piedra a la hora de pronunciar las tonterías más grandes, jamás escuchadas en los cines de nuestro planeta, cumpliría hoy exactamente 90 años de edad. Aunque algunos cinéfilos veneraban su destreza, otros sentían una inexplicable antipatía hacia él. Hoy en día, sin embargo, todos admiten que lo que hacía el sargento Frank Drebin en “La pistola desnuda” despierta una gran añoranza por la época de las videocasetes.

Todo por lo que adorábamos a Leslie Nielsen 1


Leslie Nielsen nació el 11 de febrero de 1926, en Canadá. Su padre era danés, y su madre, galesa. Uno de sus tíos, Jean Hersholt, fue un famoso actor del cine mudo. Cuando el pequeño Leslie se jactaba de ser miembro de la familia del famoso, nadie quería creerlo. El padre del futuro actor era una persona violenta: cuando Leslie lograba hacerlo reír, se ahorraba una bofetada (y esas eran algo frecente en el hogar de los Nielsen).

Al principio, el hombre relacionaba su carrera profesional con el trabajo en una emisora de radio. Hacía de DJ y terminó una academia radiofónica en Toronto. Pronto recibió una propuesta de beca en Neighborhood Playhouse de Nueva York, así que aprovechó la oportunidad y empezó estudiar teatro y música en los Estados Unidos.

Todo por lo que adorábamos a Leslie Nielsen 3

El canadiense debutó delante de las cámaras en 1948. Por su primera actuación ganó tan sólo 75 dólares. Una de las primeras obras que hicieron lucir a Nielsen, era la película “Planeta prohibido” del año 1956. También tuvo oportunidad de actuar en la famosa “Ben Hur”, aunque al fin y al cabo Stephen Boyd recibió su papel. Durante un tiempo, el joven actor colaboraba también con el estudio de Walt Disney, gracias a lo cual pudo aparecer como protagonista de la serie “The Swamp Fox”.

Todo por lo que adorábamos a Leslie Nielsen 4

En la mejor época de su carrera, el actor actuó en más de 100 películas y en más de 1500 ocasiones apareció en la televisión. En total, encarnó a más de 200 personajes distintos. Por cierto, todavía en 1977 intentó lucir en el “moderno” cine de acción. En la Red se puede encontrar al menos una escena de lucha kung-fu con la participación del canadiense, cuyo pelo, por aquel entonces, ya se estaba poniendo canoso.

El talento de Nielsen para la comedia se hizo conocer bastante tarde: en 1980, durante el rodaje de una popular película que constituía una parodia de las exitosas obras catastróficas de cine. En “¿Y dónde está el piloto?” Leslie encarnó un papel de reparto (del médico Barry Rumack).

Curiosamente, las aerolíneas Air México fueron las únicas en el mundo en no ver nada malo en emitir la película durante los vuelos que organizaban.


Después del éxito rotundo del graciosísimo “¿Y dónde está el piloto?”, sus directores, los hermanos Zucker y Jim Abrahams no necesitaban reflexionar mucho a la hora de escoger el actor que mejor encarnase papel de un policía patoso -protagonista de la serie “La pistola desnuda”-, por lo cual, ya en 1982 Leslie Nielsen empezó a “sembrar descrucción y matar con el uso de absurdo”, como Frank Drebin.

De esta manera, el actor se hizo encerrar en una casilla marcada como “actor de comedia: maestro de seriedad” y, por si las moscas, se tragó la llave de ella.

Una vez alguien dijo que Leslie Nielsen es un hombre que hace las cosas que no tienen gracia de una forma que tampoco la tiene, aunque los espectadores por alguna razón se parten de risa con él. El mismo actor demostró ese talento suyo durante uno de los programas de televisión. Repitió la frase: “Señora Jones, siéntese. Me gustaría hablar con usted sobre su hijo” dos veces. Al principio lo hizo de manera dramática: el público no reaccionó. Más tarde dijo lo mismo de una manera igualmente seria, aunque al estilo de Frank Drebin, con lo que provocó unas increíbles carcajadas en el estudio.

Durante más de sesenta anos de su existencia, la revista Penthouse usó la imagen de un hombre en su portada solamente nueve veces. Leslie apareció tanto allí, como en la portada de Playboy. Pero salir en las revistas más exitosas del mundo no era su único gran logro.

Todo por lo que adorábamos a Leslie Nielsen 9

Cabe destacar que el actor tuvo una afición muy particular. Durante las entrevistas muchas veces se permitía el lujo de irrumpir la conversación con el uso de una especial “maquinita tira-pedos”. Hay que reconocer que, incluso siendo una broma de bastante mal gusto, esa, ejercida por Nielsen cobraba algo de cortesía. El actor fue un ser extraordinario y excepcional, que no necesitaba hacerse el tonto para provocar risas a su alrededor.

"Dracula: muerto, pero feliz", "Duro de espiar", una serie de películas "Scary Movie" y "Superhéroes: La Película", sólo son algunos ejemplos de pelis que pueden hacer llorar de risa a cualquiera.

Cuando Nielsen falleció a los 84, el 28 de noviembre de 2010, el mundo sufrió una pérdida muy notable. No obstante, vale la pena recordar que mientras algunos amantes de cine lamentaban su muerte, otros opinaban que Leslie Nielsen pasó más allá para hacer reír a Dios y sus ángeles... Esta sí que es una manera bonita de ser recordado, ¿verdad?

Fuente: Giphy/Starstock/Paramout/Imgur

0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Cameron Boyce y Brenna D’Amico: el bello amor más allá de las pantallas
Síguenos