Increíble!

Publicado 2016-02-11
0 Comentario

Los 10 problemas diarios que sólo una persona perezosa entenderá

La pereza es esa voz dentro de nuestra cabeza que nos dice "hazlo más tarde" en lugar de ahora. Esa sensación que se tiene cuando se no queremos entrar en la ducha porque es demasiado esfuerzo y luego una vez que estás en la ducha, no queremos salir porque, eso es demasiado esfuerzo también. La pereza es tu actividad favorita, es decir, no hacer absolutamente nada. Todas las decisiones se basan en la distancia que tendremos que caminar y cada plazo se cumple en el último momento posible.

1 Los días de pijama son una cosa maravillosa. Lo mejor de los días de pijama es que una vez que te has comprometido a ellos, es que no hay vuelta atrás. Nada, ni siquiera ir a la tienda cercana a casa para comprar algunos aperitivos por la tarde. El simple hecho de tener que vestirse para salir a la calle automáticamente da por descartada esa opción.

2 Ignoras todos los mensajes de texto durante muchos días, es tal la pereza que nos entra al tener que coger el móvil o el ordenador que pasamos de los mensajes, ya responderemos en otro momento cuando tengamos estas cosas más a mano. Tus amigos y familiares ya conocen de ello y por lo tanto han asumido que simplemente no quieres responder en ese momento.

Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post

3 La mitad de tu salario va a parar en alimentos . Esto es debido a que al final acabamos prefiriendo comprar algo de comida rápida o ir a un restaurante para no tener que hacer nosotros la comida. Evidentemente esto es mucho más caro que si compras en el supermercado y te haces tu propia comida, pero recuerda, eso emplea tiempo y esfuerzo. Un perezoso no gasta su tiempo y esfuerzo en este tipo de cosas, ni en nada en general.

4 Crees que por pulsar fuertemente los botones del mando de la tele va a hacer que funcione aún sabiendo que es porque se le han acabado las pilas. Cuando el mando deja de funcionar, lanzas el mando a distancia y cambias los canales directamente desde la televisión, porque incluso eso es menos esfuerzo que ir a buscar pilas para el mando. Aunque existen casos extremos en los cuales la tele no tiene botones para cambiar y no hay pilas en casa. Y sin ningún pudor, quitas las pilas del mando de la tele de tus padres para no tener que ir a comprar más.

5 A menudo fantaseas imaginándote un mundo donde puedes entrenar a tu perro para lograr que te traiga las cosas y así no tener que moverte nunca de ningún sitio. Pero como buen perezoso que eres, estarás 20 minutos como mucho intentando enseñarle a que te traiga algo de beber y como no lo aprenderá, dejarás de intentar entrenarle para ello.

6 La habitación está totalmente ordenada con un montón de ropa y otros objetos que ocupan el lugar. La silla está llena de ropa y en vez de guardarla o llevarla para limpiar, te replanteas si volver a usarla simplemente para no tener que desplazarla de la silla, al final te la acabas poniendo. Además, ¿Para qué molestarse en agarrar la ropa que ya está en el armario? por una vez, está en el lugar correcto y debe permanecer allí.

7 Lavar los platos requiere una gran cantidad de esfuerzo que no posees. Das las gracias a la sociedad moderna por la invención de la lavavajillas. Aún así, molesta mucho el tener que meter los platos y vasos en el lavavajillas. La vida del perezoso es así, cuando se le da facilidades para una cosa, al poco rato querrá más facilidades para eso mismo.

8 Siempre llega tarde. No porque estuviera muy ocupado, o tuviera que hacer cualquier cosa. Simplemente porque estaría en el sofá o en la cama echado sin hacer nada. En estos dos sitios se te olvida todo y simplemente estás en un lugar maravilloso sin tener que hacer nada, como a todo perezoso le gusta.

9 Las siestas son la vida.La única razón para querer tener pareja es para que lo pueda utilizar como una almohada. Su idea de una cita perfecta consiste en tomar una siesta juntos, seguido por el consumo de alimentos que no tiene que hacer. Después, lo mejor de todo es no moverse del sitio o en todo caso ir al cuarto y dormir en la cama hasta bien tarde.

10 El sofá es un miembro de su familia favorita. El sofá no te juzga por pasar todo el día delante de la televisión, de hecho el sofá lo prefiere. Podría decirse que para muchos perezosos es su mejor amigo, y por algo será, están casi las 24 horas con ellos.

Fuente: Giphy
0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Personas que perfeccionaron el arte de la pereza
Síguenos