Increíble!

Publicado 2016-02-17
1 Comentario

Los 8 lugares malditos de México. El número 3 no lo quiso visitar ni el PAPA

Residencia oficial “Los Pinos”

El terror que está presente dentro de esas paredes es algo aterrador. El mismísimo Papa no quería visitar la residencia del presidente Enrique Peña Prieto, comentando que su postura está en contra de los gobiernos que están siendo reclamados por su pueblo. El Papa Francisco ha dicho que no tomará ningún lado en el asunto, sino que simplemente se mantendrá a distancia, como lo ha hecho en otros países ya visitados por él.

Los 8 lugares malditos de México. El número 3 no lo quiso visitar ni el PAPA 1

Túnel de Teotihuacán

El túnel de Teotihuacán se encuentra debajo de la pirámide de la serpiente emplumada, en el complejo de Teotihuacán. Los investigadores han llegado a descubrir unos 18 metros de profundidad del túnel y no han avanzado más. Según ellos, el túnel no tiene un final cercano. Lo más espantoso es que las inscripciones indígenas de la pirámide mencionan que esa es la entrada al mundo de los muertos.

Los 8 lugares malditos de México. El número 3 no lo quiso visitar ni el PAPA 2

La isla de las muñecas

Xochimilco está compuesto por varias islas pequeñas en las que la gente se dedicaba a pescar o a sembrar. Pero en una de estas islas pasó algo extraordinario. Julián Santa Ana se dedicó a coleccionar todo tipo de muñecas para espantar a las almas malignas. Según él, una niña había muerto poco tiempo antes y lo único que flotaba era su muñeca espantosa. No pasó mucho tiempo y… el señor Julián se encontró ahogado exactamente en el mismo lugar que antes había sido encontrada la niña. Tras su muerte, quedó abandonada una enorme colección de muñecas espeluznantes.

Si quieres leer más sobre los lugares terroríficos del Planeta, haz clic en: Los lugares más espeluznantes que de verdad existen

Los 8 lugares malditos de México. El número 3 no lo quiso visitar ni el PAPA 3
0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Lugares abandonados por la humanidad...
Síguenos