Increíble!Conmovedor

Publicado 2016-02-18
1 Comentario

Una viejecita quiso investigar si los rumores sobre su marido eran reales. ¡Lo que descubrió era impactante!

Durante casi 60 años Marija Zlatic no tuvo contacto con su marido. Vive en una casita pequeña en medio de un bosque con sólo 100 $ mensuales. Lleva una vida muy modesta, sin lujos.

Un día recibió un mensaje increíble que teoreticamente pudiera haber cambiado toda su vida… 

Una viejecita quiso investigar si los rumores sobre su marido eran reales. ¡Lo que descubrió era impactante! 1


Todo empezó en el año 1956 cuando un matrimonio joven decidió emigrar a Australia. Marija y Momcilo Zlatic quisieron comenzar una nueva vida en un lugar totalmente nuevo. Al hombre le propusieron trabajar de carpintero y eso era una oportunidad para mejorar la situación económica en la que estuvieron él y su mujer. Los principios eran un poco difíciles, como siempre, pero les iba muy bien. Después de un cierto lapso, los dos incluso intentaron obtener la ciudadanía australiana porque planeaban quedarse allí. Desgraciadamente todo cambió en un instante...

Una viejecita quiso investigar si los rumores sobre su marido eran reales. ¡Lo que descubrió era impactante! 2

Después de un año y media de vivir en Australia, Marija se enteró de que su madre se puso gravemente enferma. Sin pensarlo dos veces, compró un billete para Serbia, de donde era, y tomó una decisión de su regreso a la patria. Pues no se imaginaba dejar a su mamá sola, quiso cuidarla.

En ese entonces no sabía que jamás volvería a ver a su amado esposo. De haberlo sabido, a lo mejor no se hubiera ido de Australia.

A partir de aquel momento la única forma de poder contactar con él, era a través de las cartas que se mandaban uno al otro.

Click en “Siguiente página” para ver el resto del contenido del post.

Una viejecita quiso investigar si los rumores sobre su marido eran reales. ¡Lo que descubrió era impactante! 3

Pasan los años y Marija vive solitaria en una casa antigua. No se queja absolutamente de nada, ni tampoco se siente infeliz de vivir en pobreza. Acepta el hecho de que su vida es así y vive su día a día agradecida por tener un techo sobre su cabeza. Para nosotros las condiciones en las que vive esta mujer son miserables. Se podría decir que esta anciana no tiene nada que sea valioso, sin embargo ella sí sabe apreciar lo que tiene, aunque tenga muy poco.

Una viejecita quiso investigar si los rumores sobre su marido eran reales. ¡Lo que descubrió era impactante! 4

La gente del campo empezó a chismosear que Momcilo se hizo un granjero muy rico en Australia y se volvió a casar. Marija, un poco inquieta por los rumores, quiso saber la verdad, por eso, con la ayuda de su conocido, hizo una investigación.

Por desgracia, la viejecita de paso descubrió también que su marido falleció, en 2011. Esta noticia le impactó bastante, pero lo que escuchó después la dejó sin palabras.

¡Resultó que Momcilo la eligió a ella como la única heredera de su fortuna de aproximadamente 700 000 €!

Una viejecita quiso investigar si los rumores sobre su marido eran reales. ¡Lo que descubrió era impactante! 5

Todos los procedimientos tardaron casi 4 años en cumplirse, después de ese tiempo, Marija pudo administrar el dinero que había heredado. Sin embargo, ella sorprendió a todos con su decisión. Donó TODO su dinero a organizaciones que ayudan a los más necesitados.

“Para vivir necesito sólo agua, pan y un poco de leña para en invierno encender fuego y poder calentarme. Allá donde me iré dentro de poco, ya no necesitaré dinero”.

Una viejecita quiso investigar si los rumores sobre su marido eran reales. ¡Lo que descubrió era impactante! 6

Realmente es una mujer grandiosa y muy humilde. Renunció a ser millonaria porque nunca tuvó la necesidad de vivir en riqueza. Sabe que el dinero ayuda mucho a conseguir la felicidad, pero en vez de gastarlo para mejorar su situación, se lo entregó a los que más lo necesitaban, según ella. Es un gran ejemplo de altruismo.

Además, la señora Marija nos enseña la importancia de saber alegrarse de las cosas pequeñas y valorar hasta el más mínimo detalle.

Y tú, ¿qué opinas sobre esta ancianita? ¿Te ha conmovido la historia?

Fuente: Imgur/novosti.rs/kurir.rs

Una viejecita quiso investigar si los rumores sobre su marido eran reales. ¡Lo que descubrió era impactante! 7

0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Propietaro de Nueva York no cobrará el alquiler y pide a sus inquilinos que se salven
Síguenos