Controversial

Publicado 2016-02-23
0 Comentario

Las historias de miedo más espeluznantes (y sus soluciones evidentes)

El mundo está lleno de lugares, personas y situaciones misteriosas. Son misterios que no se podrán nunca resolver. Pero hay también muchas historias que han recibido una atención extraordinaria… no merecida. A la gente le gusta crear historias paranormales y de cada situación que desconocen suelen decir que han sido monstruos, alienígenas u otras barbaridades. A continuación te vamos a presentar algunas de las historias de miedo que han cundido por todo el mundo… y que al final resultan tener soluciones bastante evidentes si sólo uno se sienta a pensar de manera lógica durante un rato.

El encuentro Kelly-Hopkinsville


Esta primera historia de terror empieza en 1955. Algunos miembros de la familia Sutton pasaban la tarde con un amigo suyo, Billy Ray Taylor. Todo era relajamiento, con “un poco” de alcohol y muchas historias que contar. Todo el misterio empezó cuando Billy el amigo salió de la casa para dar un corto paseo y beber agua de un pozo para refrescar la mente.

Al poco rato volvió corriendo y gritando descontroladamente que había visto luces extrañas en el cielo y que todos deberían salir a ver. Según uno de los miembros de la familia, los Sutton-más-uno hallaron:

“un personaje luminoso de tres pies de estatura, con una cabeza enorme, orejas grandes y puntiagudas, ojos deslumbrantes y patas terminadas con garras afiladas. El personaje, ya compuesto o vestido de metal, tenía las manos alzadas.”

El encuentro Kelly-Hopkinsville 1

Después de ver estos duendes peculiares enseñando la señal universal de rendimiento, la compañía hizo lo único que uno puede hacer en este caso: no permitir que salga con vida.

El encuentro Kelly-Hopkinsville 2

Al disparar a las criaturas indefensas con rifles, la pandilla admitió que había oído sonidos de balas rebotadas y ricochets, como si el duende llevara una armadura. Añadieron que “las criaturas escaparon al bosque al ser disparadas.”

Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post

La dura verdad:

Debajo verás la foto del dibujo que realizó la pandilla y… un búho cornudo, animal abundante en los bosques de los Estados Unidos. Mira la cabeza del duende, ahora la del búho con cuernos. Bueno, pues ahora bebe mucho, pero mucho alcohol. Estamos hablando de una borrachera digna de un pueblo de Kentucky de los años 50.

¡Ah, sí! ¿Y el sonido metálico? Emborrachate y dispara en la misma dirección donde se encuentra tu corral de hojalata. Y o es esto, o puede ser una fuerza del otro mundo que intenta invadirnos, mediante la técnica misteriosa de rendirse.

El Gasero Loco de Mattoon

El Gasero Loco de Mattoon


 En la ciudad de Mattoon, Illinois, en los años 30 del siglo XX, aparecieron cada vez más denuncias de un hombre o una mujer pulverizando gases venenosos en las casas de las personas. Supuestamente lo hacía por las ventanas, o a veces construía barricadas para aprisionar a sus víctimas dentro. Los de las barricadas parece raro, pero hay que entender que los habitantes de Mattoon de los años 30 eran gente del tipo confiado, y por eso no salían a investigar si oían sonidos de sierras o martillazos justo en frente de sus puertas.

De todas maneras, las víctimas se quejaban de náusea y dolores de garganta, e incluso creían ver algo moviéndose en la lejanía. la ciudad se inundó en el pánico, todos estaban aterrados y esperaban a que el temido atacante volviera con su arsenal de materiales químicos.

El Gasero Loco de Mattoon 1

Finalmente, un procedimiento oficial tuvo lugar para resolver el misterio una vez por todas. Recogieron testimonios de los testigos oculares y a partir de ello crearon el perfil del supuesto atacante. Según los testimonios, era un hombre, mujer, alto, bajo, gordo, delgado, nazi, fantasma, dinosaurio… básicamente el rango de sus cualidades comprendía toda la vida del pasado y del presente que conocía la Tierra.

Los datos se archivaron en la carpeta “para otro día”, dejando la pregunta sin posible respuesta por el momento.

El Gasero Loco de Mattoon 2

La respuesta evidente:

Dos semanas después, el comisario de salud pública comentó: “No hay dudas que un maníaco del gas existe y que ha realizado un cierto número de ataques. De todas maneras, muchos de los ataques han resultado ser sólo histeria. El miedo al gasero está fuera de proporción y la amenaza es relativamente pequeña. La ciudad está llena de histeria.”

Sí, buen trabajo calmando la histeria con la frase “maníaco del gas”.

Cráneo del Niño de las estrellas

En muchas, la gente decía que notaba olores extraños. Lo que parece que no tuvieron en cuenta es… que su propia ciudad estaba llena de fábricas y la ciudad en sí se contaminaba todo el tiempo con sustancias químicas de diferentes olores (en aquellos tiempos la protección del medio ambiente era algo opcional, dependiendo de las ganas de quien administraba el negocio).

Cráneo del Niño de las estrellas


Este cráneo es un hallazgo de los años 30. Se encontró en el túnel de una mina y se creyó que pertenecía a un extraterrestre u otra criatura mágica (¿un goblin? ¿un duende?). Después de realizar una datación de carbono, se estimó que el cráneo tiene 900 años.

Los investigadores paranormales apresuraron en decir a quien les quisiera escuchar que era el cráneo de una mezcla entre humano y alien, o simplemente alien, o algo paranormal. Estaban simplemente contentos que alguien les estuviera escuchando y que estuvieran hablando con ellos.

Las historias de miedo más espeluznantes (y sus soluciones evidentes) 1

La respuesta verdadera:

Mira… mira el cráneo. No hace falta tener un experto en cráneos para poder deducir que es un cráneo humano. Por suerte, los especialistas en cráneos confirman que pertenecía a un niño de 3 a 5 años con un tipo de deformación física. El listado de enfermedades que pueden producir un cambio parecido es enorme y suficiente.

Fuente: Imgur/Giphy

Las historias de miedo más espeluznantes (y sus soluciones evidentes) 2
0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Desmentimos 7 mitos que van a poner tu mundo del revés…
Síguenos