Increíble!

Publicado 2016-02-25
0 Comentario

Le encontraron flotando en un pantano, cuando se enteraron de su edad no se lo podían creer

Los pantanos de turba guardan muchos misterios en ellos, historias que se quedaron allí y ahora después de 2000 años han resurgido pidiendo que alguien las escuche. Estas historias están relacionadas con asesinatos y sacrificios en rituales para los dioses.

Se preguntarán cómo es posible que después de 2000 años, toda esta información haya llegado a nuestros tiempos. Pues aquello que perduró durante todo este tiempo fueron los cuerpos de las víctimas momificados. Todos ellos mostraban señales de haber tenido una muerte violenta. Muchos de estos casos fueron a consecuencia de rituales religiosos.

Le encontraron flotando en un pantano, cuando se enteraron de su edad no se lo podían creer 1

El motivo de por qué se han conservado tan bien estos cuerpos, es debido a el musgo esfagnáceo, que crece en las turberas, manteniendo así los cadáveres en un entorno ácido, frío y carente de oxígeno. Con estas condiciones, los cuerpos no se descomponen y conservan bien la piel, pelo e incluso las uñas. El nivel de conservación es tal, que en algunos casos, los científicos han podido conocer la dieta que llevaban y las causas de la muerte del cadáver.

Le encontraron flotando en un pantano, cuando se enteraron de su edad no se lo podían creer 2

La mayoría de momias encontradas en ciénagas presentan lesiones que según los expertos corresponden a las distintas formas de tortura que sufrían antes de ser ejecutados y arrojados como desechos a los pozos de turba. Se sostiene que se trataba de sacrificios a modo de ofrenda para los dioses de la fertilidad. Así los mandatarios de la zona, se aseguraban un fructífero mandato y abundantes cosechas.

Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post

Le encontraron flotando en un pantano, cuando se enteraron de su edad no se lo podían creer 3

El hombre de Tollund


Esta momia tiene una antigüedad de 2500 años. El estado de conservación es asombroso, ya que se puede notar las arrugas de la cara e incluso la barba del mentón. Tenía entre 30 y 40 años y medía poco más de un metro y medio. Lo descubrieron flotando sobre el agua en mayo de 1950 por dos obreros que trabajaban cortando carbón de turba.

El hombre de Tollund

Tras ser ejecutado, se cree que sus familiares cambiaron su postura y cambiaron su expresión antes de arrojar su cuerpo al cenagal. Esto explica la relajada postura que tenía, como si estuviese durmiendo. Presenta signos de haber tenido una muerte violenta por ahorcamiento.

Los científicos estudiaron sus órganos internos, llegando a la conclusión de que no había sufrido lesiones graves en ellos y que había estado las últimas 20 horas antes de morir en ayunas. Su última comida fue una sopa de cereales con semillas de plantas diversas.Gracias a la perfecta conservación del cadáver, se ha podido hacer una reconstrucción facial mediante ordenador.

El hombre de Bosksten


Este hombre vivió durante la baja Edad media, entre los años 1290 y 1430. Los expertos dicen que pertenecía a la clase alta de la época. El hombre de Bosksten tenía entre 35 y 40 años y medía aproximadamente un 1,80 metros. Fue asesinado en los alrededores de Varberg. Brutalmente golpeado, presentaba evidentes señales de golpes bastante fuertes en la mandíbula inferior, en la parte de arriba de la cabeza y otro en la parte posterior de la misma. Este último golpe fue el que ocasionó la muerte.

Después de haber muerto, sus asesinos le atravesaron el cuerpo con dos barras, una de roble y otra de haya. Se entiende que este procedimiento tras haber acabado con la víctima, se debía a que con ello, se evitaría que el muerto volviera como fantasma. Una vez acabaron el trabajo, lo arrojaron a un lago, que con el paso del tiempo se convirtió en pantano.

Todas sus prendas se conservaron también, incluso dos cuchillos que llevaba en ese momento encima. Aquí pueden ver cómo era este hombre gracias a la perfecta conservación del cadáver.

Haz click en "Siguiente página" si quieres ver la historia de Franz el Pelirrojo y saber el motivo de ese nombre.

El hombre de Bosksten

El hombre de Neuversen


Este hombre es más conocido como “Franz, el Pelirrojo”, fue encontrado en una turbera del lago Bourtange Moor en el 1900. Está datado aproximadamente en el siglo III a. C. Durante la Edad de Hierro. Tenía 35 años y medía 1,80 metros, tenía una barba y pelo largo rubio, que por los efectos del tanino y del tiempo, quedaron de color rojo. Por este motivo se le llamó “Franz el Pelirrojo”.

Tras observar al cadáver, tenía unas deformidades óseas, que determinaron que Franz pasó parte de su vida montado en un caballo, probablemente fuese un guerrero. Uno de los estudios que se le hicieron, revelaban que había sufrido una fractura en la clavícula, que consiguió sobrevivir a una herida producida por una flecha en la espalda y a la fractura de un hombro. Murió a consecuencia de un corte producido en el cuello por otras personas.

Así era Franz el Pelirrojo cuando vivía.

El hombre de Neuversen
0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Descubren el cadáver momificado de una mujer 5 años después de fallecer
Síguenos